Pasajeros se rebelaron contra el régimen y se negaron a pagar USD 60 de la prueba obligatoria de COVID-19 para ingresar a Venezuela

Así quedó registrado en un video en el que los viajeros, quienes ya poseían un resultado negativo de coronavirus, se molestaron tras horas esperando para realizarse un nuevo hisopado en un laboratorio improvisado que exigía el pago en dólares en efectivo y que no tenía para dar cambio

Pasajeros que ingresaban a Venezuela, burlaron la seguridad del aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, que sirve a la ciudad de Caracas y no se hicieron la prueba PCR obligatoria, que tiene un costo de 60 dólares impuesto por el régimen de Nicolás Maduro.

Así quedó registrado en un video publicado por el diario local La Verdad de Vargas, en el cual señaló que los pasajeros se molestaron porque estuvieron horas esperando para poder realizarse el hisopado para detectar el coronavirus.

En las imágenes se ve el momento en que los usuarios pasan aglomerados, con evidente actitud de rebeldía y molestia, al edificio sin hacerse la prueba.

“Eso es para sacarle el dinero a la gente. Buscan la forma de obtener dólares y quitarle lo poco a quien se lo ha ganado”, expresó un usuario en redes sociales.

El pasado 2 de marzo el régimen de Nicolás Maduro anunció que se habilitó en el aeropuerto de Maiquetía un laboratorio privado para realizar pruebas PCR a los usuarios que llegan al país. El costo del examen es de 60 dólares, así lo reportó el medio local, El Nacional.

La compañía encargada de los exámenes se llama Casalab y los pagos deben ser obligatoriamente en efectivo.

Compañías aéreas venezolanas como Laser y Avior indicaron en comunicados que la medida empezaría a implementarse este miércoles 3 de marzo.

Un trabajador sanitario toma la temperatura a un pasajero en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, en La Guaira, Caracas (Venezuela)
Un trabajador sanitario toma la temperatura a un pasajero en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, en La Guaira, Caracas (Venezuela)

Las personas, la mayoría portando mascarillas, rompió a empujones el cerco humano que fue diseñado en este aeropuerto, el principal del país, para frenar el tránsito de los pasajeros que lleguen a Venezuela desde el extranjero.

Este nuevo control sanitario, que entró en vigencia el miércoles, establece que toda persona que pise territorio venezolano debe someterse a una prueba de proteína C reactiva (PCR) en un único laboratorio, antes de pasar por los trámites de migración, retirar el equipaje o atravesar la aduana.

En el primer día bajo esta modalidad, algunos usuarios de las redes sociales publicaron fotografías para mostrar largas filas de personas que esperaron entre dos y cuatro horas para someterse a estos exámenes.

De acuerdo con el testimonio de varios pasajeros, hubo problemas para completar el pago de estas pruebas, pues deben ser pagadas exclusivamente con dólares en efectivo y el personal no disponía de dinero para dar cambio, un escenario que se repite en casi todos los comercios de Venezuela.

“Yo no tengo dinero para pagar esos 60 dólares. Acabo de pagar para montarme en el vuelo desde Panamá y en 24 horas es mentira que me contagie y vaya a salir en la prueba. Muchos aquí estamos protestando por eso. Además tenemos servicios de transporte terrestre que nos esperan y nos tienen retenidos mientras se resuelve”, relató el joven al medio local El Pitazo.

Otros que expresaron su rechazo al cobro fue el personal de las aerolíneas. De acuerdo a las estipulaciones del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil de Venezuela (Inac), la tripulación de cada vuelo también debe ser sometida a la prueba PCR, lo que se hacía con normalidad cuando era gratuita.

“La aerolínea debe pagar entonces entre 560 y 600 dólares por vuelo a ese laboratorio y en efectivo. Eso es una locura. Se paga en la prueba más de lo que se gana por el vuelo”, comentó una tripulante de cabina, que no quiso ser identificada, al El Pitazo.

SEGUIR LEYENDO: