La Unión Europea dijo que está “estudiando cuidadosamente” la invitación del régimen de Maduro a observar las elecciones parlamentarias

Así lo afirmó el portavoz de la diplomacia del organismo supranacional, Peter Stano, en una entrevista. “Estos contactos son particularmente importantes dado el breve calendario electoral y la necesidad de tener elecciones libres, inclusivas y transparentes”, agregó

El edificio de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica. Foto: REUTERS/Yves Herman
El edificio de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica. Foto: REUTERS/Yves Herman

La Unión Europea informó este viernes que se encuentra “estudiando cuidadosamente” la invitación del régimen de Nicolás Maduro para observar las elecciones legislativas en Venezuela, convocadas para el próximo 6 de diciembre.

Así lo confirmó el portavoz de la diplomacia del organismo supranacional, Peter Stano, en una entrevista con la agencia Bloomberg. “Estos contactos son particularmente importantes dado el breve calendario electoral y la necesidad de tener elecciones libres, inclusivas y transparentes”, expresó.

La declaración llega dos días después de que el canciller de la dictadura, Jorge Arreaza, anunciara el envío de la invitación con este propósito a la Unión Europea y las Naciones Unidas.

En concreto, indicó, la misiva propone “un marco de garantías” producto de un “intenso proceso de diálogo” que incluye entre otros puntos “ajustes” al cronograma electoral para promover la participación y la incorporación de tinta indeleble para que los votantes dejen asentado su voto luego de efectuarlo.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, había abogado por el aplazamiento de las elecciones el pasado 11 de agosto, alegando que no existen condiciones para organizarlas ni para que la UE enviara una misión de observación electoral.

El segundo requisito, en tanto, había sido eliminado en las elecciones presidenciales de 2018, que la mayor parte de la comunidad internacional consideró fraudulentas y usó como plataforma para reconocer como mandatario interino a Juan Guaidó.

Guaidó, presidente actual de la Asamblea Legislativa, adelantó junto a la mayoría de la oposición su voluntad de boicotear los comicios, indicando que estos serían nuevamente ilegítimos dado el avance del chavismo sobre los organismos electorales: entre las acciones se cuenta la designación de un Consejo Nacional Electoral adepto a la dictadura y la intervención de distintos partidos opositores, que devino en el reemplazo -al menos formal- de sus autoridades por otras que responden a la dictadura.

No obstante, el ex gobernador del estado Miranda y dos veces candidato presidencial Henrique Capriles anunció el jueves su voluntad de participar en las elecciones: “No le vamos a regalar la Asamblea” a Maduro, dijo en una declaración. “Si la dictadura deja una rendija, nosotros tenemos que meter la mano”, agregó el opositor del partido Primero Justicia (PJ).

El opositor venezolano Henrique Capriles. Foto: REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
El opositor venezolano Henrique Capriles. Foto: REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

“Hay que abrir caminos, lo que había se agotó. Tengo clarísimo a lo que me estoy enfrentando. Estamos peleando para que las elecciones sean libres y democráticas. Es un falso dilema votar o no votar. Yo he decidido luchar, yo no me voy a quedar de brazos cruzados. Ni soy candidato, tengo una inhabilitación, pero ese no es el tema. La oposición se ha vuelto demasiado predecible. Maduro ha hecho todo para que usted tire la toalla”, expresó.

Las acciones de la dictadura tendientes a lograr la participación de la oposición en las elecciones comenzaron el lunes, con la excarcelación de más de un centenar de presos políticos, entre ellos diputados como Juan Requesens y Gilber Caro. La medida fue saludada por la Unión Europea y la la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Stano indicó por su parte que el bloque supranacional “espera que más medidas positivas le sigan para asegurarse de que las elecciones son libres y justas”. El gobierno español también se pronunció públicamente al respecto este viernes, indicando al igual que la UE que “sin ninguna duda”no se dan por el momento las condiciones para que se puedan celebrar las elecciones, pero destacando la decisión de Capriles como “un elemento muy interesante”.

Una posición contrastante marcó Estados Unidos. Si bien reconoció que es una buena noticia para los liberados, el funcionario norteamericano Michael Kozak sostuvo que Venezuela sigue viviendo “una situación sombría”.

Por su parte, el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que “Nosotros y nuestros socios democráticos en Venezuela y la comunidad internacional no contribuiremos a legitimar otro fraude electoral más llevado a cabo por el régimen de Maduro”. “La única solución a la crisis en Venezuela son elecciones libres y justas reales, no esta farsa política”, agregó en una publicación en su cuenta de Twitter.

Más sobre este tema:

Mike Pompeo: “No contribuiremos a legitimar otro fraude electoral del régimen de Maduro”

España no ve condiciones para la realización de las elecciones en Venezuela pese a las tratativas de Henrique Capriles

La Unión Europea no confía en la transparencia de las elecciones en Venezuela y Henrique Capriles busca que Nicolás Maduro las postergue

MAS NOTICIAS