Maduro no tuvo más opción que flexibilizar por cinco días la cuarentena ante la falta de cumplimiento

El régimen asegura que la curva se aplanó, aunque se duplicaron los casos

En la imagen, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo
En la imagen, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo

El régimen de Venezuela flexibilizará la cuarentena a partir del lunes, pese a que en las últimas dos semanas los casos se duplicaron. La dictadura asegura que la curva de contagios está aplanada al considerar que más de dos tercios del total de infectados se encuentran en las fronteras y se trata de venezolanos que retornaron al país provenientes de naciones limítrofes como Brasil y Colombia. Sin embargo, la oposición asegura que la decisión es una manera de disfrazar el incumplimiento.

“Vamos a aplicar el modelo venezolano: el 5+10: 5 días de flexibilización disciplinada y 10 días de cuarentena con sectores permitidos en su funcionamiento. 5 días que arrancan el lunes 1 de junio”, dijo el dictador.

El reporte de 43 casos de este viernes incluyó 18 "importados", entre ellos 15 venezolanos que vivían en Colombia y decidieron regresar a su patria en medio de un flujo de retorno que alcanza, según el balance oficialista, a 52.030 personas.

Al entrar a Venezuela todos estos ciudadanos son encerrados durante casi un mes, en espacios habilitados en la frontera, tiempo en el que son sometidos al menos a cinco pruebas de COVID-19 antes de que se les permita el regreso a sus hogares.

EL FOCO DE “LAS PULGAS”

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, informó que se ha decretado la emergencia sanitaria en Zulia, limítrofe con Colombia, así como toques de queda en tres localidades fronterizas de esa región.

Fotografía cedida por prensa de Miraflores donde se observa al Ministro de comunicación Jorge Rodríguez ofrecer declaraciones este viernes, en Caracas (Venezuela). EFE/PRENSA MIRAFLORES
Fotografía cedida por prensa de Miraflores donde se observa al Ministro de comunicación Jorge Rodríguez ofrecer declaraciones este viernes, en Caracas (Venezuela). EFE/PRENSA MIRAFLORES

Además, el Gobierno aplicará miles de pruebas rápidas de coronavirus -pese a haber comprobado la escasa fiabilidad- en las zonas fronterizas de ese estado y en todos los poblados cercanos a Las Pulgas, un amasijo de puestos de venta que esta semana fue cerrado por tiempo indefinido para ser sometido a un proceso de reestructuración y desinfección.

El Gobierno presume, a la fecha, haber realizado casi un millón de test de detección de coronavirus en los últimos tres meses, aunque reportes de la Organización de Naciones Unidas aseguran que menos del 5 % de ese total son pruebas PCR.

De hecho, una mujer que había dado negativo en una prueba rápida murió ayer por COVID-19. La fallecida de 56 años, que sufría de asma bronquial, hipertensión arterial y diabetes, empeoró en los últimos días, por lo que fue sometida a una prueba posterior de PCR, la única capaz de arrojar diagnósticos certeros y definitivos, que confirmó que estaba infectada por COVID-19.

La mujer era trabajadora del mercado popular de Las Pulgas, en el estado Zulia (oeste), donde en la última semana se ha detectado un brote que hasta ahora deja un balance de 37 contagiados y dos fallecidos, ambos registrados este viernes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un médico venezolano que enfermó de coronavirus describió el calvario que pasan los pacientes en los hospitales del país


MAS NOTICIAS