Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez
Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

El estado venezolano de Zulia registró a lo largo del lunes cortes de luz prolongados en varios de sus municipios, donde la energía solo volvió de manera intermitente y únicamente en algunas regiones.

Durante la mañana, la Corporación Eléctrica de Zulia, que depende del régimen de Nicolás Maduro, indicó a través de sus redes sociales que se encontraba lidiando con la situación.

Sin embargo, a pesar de que el servicio fue restaurado, esto no se prolongó durante unas horas. Para la noche, las quejas ya habían vuelto a proliferar. Ante la falta de información oficial, periodistas y usuarios dieron cuenta de la situación en redes sociales.

“Otra noche más de terror en Maracaibo. Sin luz, seguimos con este gran problema por la falta de mantenimiento e inversión en el Sistema Eléctrico Nacional. Grave este inicio de diciembre, seguimos en penurias”, indicó el concejal de Voluntad Popular de Maracaibo, Eduardo Vale, en su cuenta de Twitter.

También reportaron la situación distintos periodistas. “A esta hora se reporta el tercer apagón del día en Maracaibo. La gente desesperada no encuentra que hacer. Bien difícil la tienen los zulianos”, indicó Maibort Petit.

El de hoy es otro de los numerosos cortes de luz que han tenido lugar en Venezuela durante los últimos años, varios de ellos de alcance nacional. Contrarios a la tesis de los sabotajes promovidas por el régimen de Nicolás Maduro, la oposición y especialistas los responsabilizan por falta de inversión, impericia y corrupción en medio de la debacle política, económica y social que atraviesa el país caribeño.

Uno de los últimos apagones de gran envergadura tuvo lugar el 14 de octubre, cuando los habitantes de Caracas -usualmente resguardado de los cortes, mucho más frecuentes en otras regiones del país- estuvieron sin luz durante más de 12 horas.

En marzo pasado Venezuela acumuló 11 días a oscuras luego de dos mega apagones que paralizaron el país y por los que el régimen de Nicolás Maduro responsabilizó a la oposición local y a la Administración estadounidense de Donald Trump. La atención hospitalaria también se vio afectada por ese incidente, e incluso decenas de personas murieron por falta de asistencia.

Para solventar esos problemas, la dictadura chavista puso en marcha un racionamiento eléctrico durante casi dos meses que dejó sin luz a 20 de las 24 entidades federales 20 horas por cada semana.

Más sobre este tema: