El régimen de Maduro condenó las protestas prodemocráticas de Hong Kong y las comparó con las manifestaciones en Venezuela

Imagen de la visita de Maduro a China en enero de 2018
Imagen de la visita de Maduro a China en enero de 2018

La Cancillería chavista emitió un comunicado para expresar "su más enérgico rechazo" a las protestas prodemocráticas que se verifican desde hace meses en Hong Kong, a la vez que se solidarizó con China y sus esfuerzos para "mantener la tranquilidad pública y la paz" en su territorio.

En el texto publicado en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores, se indica que el régimen de Nicolás Maduro "se solidariza con el pueblo chino y sus instituciones y respalda los esfuerzos que las autoridades nacionales y locales realizan para mantener la tranquilidad pública y la paz".

Hong Kong lleva desde junio atravesando una grave crisis por las protestas prodemocráticas que han llenado las calles de manifestaciones durante semanas, algunas de las cuales han acabado con incidentes violentos como un ataque al Parlamento o el corte del Aeropuerto Internacional.

La Cancillería calificó como "hechos de violencia" a las manifestaciones ocurridas en la Región Administrativa Especial de Hong Kong y se afirma que son promovidas por "intereses extranjeros". El objetivo de estas protestas, según la Administración de Maduro, es "lesionar el orden interno, la seguridad pública y la integridad territorial" de China.

Asimismo, la Cancillería comparó los acontecimientos en Hong Kong con las protestas ocurridas en el país sudamericano en 2014 y 2017, al referirse a ambos casos como "eventos análogos inducidos desde el exterior".

La policía ha elevado el nivel de represión (AFP)
La policía ha elevado el nivel de represión (AFP)

"Venezuela alerta a la comunidad internacional sobre la repetición en Hong Kong de un patrón semejante, que se ejecuta mediante la promoción de manifestaciones violentas y actos de vandalismo", acota el texto.

La oleada de manifestaciones callejeras que se registró varias ciudades venezolanas durante semanas en 2014 y 2017 dejó un saldo de miles de heridos y cientos de fallecidos entre los manifestantes.

China, junto a Cuba y Rusia, es uno de los principales aliados políticos y comerciales de Maduro, cuyo mandato no es reconocido por más de 50 países al considerar que es fruto de una elección fraudulenta.

En agosto pasado, Maduro reiteró su alianza con China, país al que agradeció por "toda la cooperación" en la ejecución de un proyecto petrolero conjunto, apenas cuatro días después de conocerse el bloqueo de bienes estatales venezolanos en EEUU decretado por el Gobierno de Donald Trump.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El régimen agudiza la persecución: Maduro ordenó a la Justicia chavista investigar a Juan Guaidó por "traición a la patria"

MAS NOTICIAS