El poderoso mensaje detrás del vestido color zafiro que lució Meghan Markle en su primera aparición pública de 2022

La duquesa de Sussex recibió un premio a su labor social con un vestido de escote asimétrico, obra del diseñador Christopher John Rogers, que recuerda a uno de los looks más icónicos de Lady Di

Se trata de un look para nada aleatorio con el que la duquesa de Sussex quiso lanzar varios mensajes, como ya es habitual en sus apariciones (The Grosby Group)
Se trata de un look para nada aleatorio con el que la duquesa de Sussex quiso lanzar varios mensajes, como ya es habitual en sus apariciones (The Grosby Group)

La noche del pasado sábado estuvo marcada por la celebración de los NAACP Image Awards (Premios de Imagen de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color, traducción de su nombre en inglés) en la ciudad de los Ángeles. Por primera vez en este 2022, vimos a los duques de Sussex en una aparición pública. La pareja recibió el Premio del Presidente de la organización por su trabajo en justicia social.

Para la ocasión, Meghan escogió un vestido azul obra de Christopher John Rogers. Un look para nada aleatorio con el que la protagonista de Suits quiso lanzar varios mensajes, como ya es habitual en sus apariciones. El diseño presentaba una abertura lateral en la falda, así como un escote asimétrico con un solo tirante del que nacía una capa de tul de color azul turquesa. Confeccionado en un tejido de seda, el diseñador habría personalizado el vestido especialmente para Meghan, quien lo lució al más puro estilo Hollywood.

Cabe destacar que tanto el modista encargado de crear el vestido de Meghan como Ozwald Boateng, el experto en sastrería en el que Harry confió para confeccionar su traje, son diseñadores negros. Un claro guiño al significado del premio que estaban recibiendo. Christopher John Rogers es además conocido por vestir a mujeres como Michelle Obama, Lady Gaga o Beyoncé, una lista de clientas famosas por su fuerza, carácter, labor social y lucha por la inclusión, a la que ahora se suma Meghan. En 2021, recibió el premio al Diseñador Americano de Ropa de Mujer del Año del Consejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA), sólo dos años después de ganar el gran premio del Fondo de la Moda CFDA/Vogue.

Christopher John Rogers, el diseñador afroamericano afincado en Nueva York, es uno de los favoritos del mundo de la moda por sus diseños caleidoscópicos y su impecable confección (Vogue)
Christopher John Rogers, el diseñador afroamericano afincado en Nueva York, es uno de los favoritos del mundo de la moda por sus diseños caleidoscópicos y su impecable confección (Vogue)

Como suele ocurrir con las nueras de Lady Di, las comparaciones de estilo son inevitables y este look de la Duquesa de Sussex no escapó de ello. Tanto el color azul vibrante como el corte asimétrico de su escote nos remitieron inmediatamente a aquel vestido Versace de satín que llevó la princesa Diana en 1996 en la cena-baile del Instituto de Investigación Victor Chang en Sydney, Australia.

Y es que, además de ser una tonalidad relacionada con la estabilidad, el poder, la protección y la generosidad, fue un color que estuvo muy presente en el vestidor de Diana de Gales (en el anuncio de su compromiso con el príncipe Carlos de Inglaterra, por ejemplo), quien solía lucirlo precisamente a través de vestidos asimétricos como el de Meghan. Pero el guiño a Lady Di no se quedó ahí, sino que la exactriz estadounidense, miembro de la familia real británica, quiso hacerlo más expreso incluyendo en el conjunto una pulsera de piedras azules que habría pertenecido a la princesa Diana.

Rogers diseñó el vestido después de recibir un pedido de la duquesa un mes antes de la ceremonia, informó Vogue. “Me impresionó de inmediato su calidez y su comportamiento en general, su sensación de tranquilidad y confianza en sí misma”, dijo Rogers. “Rápidamente tocamos la idea de una revelación. Realmente no había salido así en mucho tiempo”, agregó.

Tampoco el color del vestido parece haber sido elegido al azar. Y es que, además de ser una tonalidad relacionada con la estabilidad, el poder, la protección y la generosidad, fue un color que estuvo muy presente en el vestidor de Diana de Gales, quien solía lucirlo precisamente a través de vestidos asimétricos como el de Meghan (Getty Images)
Tampoco el color del vestido parece haber sido elegido al azar. Y es que, además de ser una tonalidad relacionada con la estabilidad, el poder, la protección y la generosidad, fue un color que estuvo muy presente en el vestidor de Diana de Gales, quien solía lucirlo precisamente a través de vestidos asimétricos como el de Meghan (Getty Images)

Durante la ceremonia, Harry agradeció a la comunidad negra por “recibirme tan cálidamente” y reconoció que su educación fue diferente a la de su esposa. “Compartimos el compromiso de una vida de servicio, la responsabilidad de enfrentar la injusticia y la creencia de que los que se pasan por alto con mayor frecuencia son los más importantes para escuchar”, remarcó Harry. Mientras que Meghan, quien llevó a su madre Doria Ragland a la entrega de premios, dijo que “no podría estar más orgullosa”.

El duque y la duquesa han expresado su apoyo al movimiento Black Lives Matter desde el asesinato de George Floyd, en mayo de 2020. Markle abordó por primera vez la muerte de Floyd el mes siguiente en un discurso a los estudiantes que se graduaban en su antigua escuela, Immaculate Heart High School en Los Ángeles, y dijo que “lo único incorrecto que se puede decir es no decir nada”. Desde entonces, Markle y Harry han hablado sobre el racismo y los prejuicios inconscientes en varios compromisos y paneles virtuales.

A través de la Fundación Archewell, que pertenece a la pareja y lanzaron en 2020, Harry y Meghan apoyaron los esfuerzos para abordar la pandemia de COVID-19 y centraron su atención en el movimiento BLM y la lucha por la justicia racial.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR