Un brazo robótico de la Estación Espacial Internacional fue dañado por basura orbital

Hace semanas se produjo una colisión que terminó en un agujero de medio centímetro en el icónico robot Canadarm2. El brazo sigue operativo, pero deberán repararlo

Un brazo robótico de la Estación Espacial Internacional es dañado fue basura orbital (POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA NASA/ROSCOSMOS)
Un brazo robótico de la Estación Espacial Internacional es dañado fue basura orbital (POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA NASA/ROSCOSMOS)

Una porción de basura espacial se estrelló contra la Estación Espacial Internacional (EEI), dañando el brazo robótico del laboratorio en órbita, según indicó la NASA y la Agencia Espacial Canadiense. En una inspección de rutina, se detectó un pinchazo en la cubierta térmica protectora del dispositivo denominado Canadarm2.

De todas formas, el brazo robótico sigue funcionando, informaron. Esta colisión, que fue detectada el 12 de mayo, es un ejemplo de la amenaza que representan los desechos orbitales a medida que la estrecha franja de espacio alrededor de la Tierra se llena cada vez más de satélites, piezas de cohetes gastadas y otros objetos descarriados.

Asimismo, los expertos señalan que el problema se incrementa debido a la dependencia de la sociedad de los sistemas de satélite para telecomunicaciones, GPS y otro tipo de servicios de ese tipo. Aun se desconoce qué golpeó el brazo robótico de la estación espacial o cuándo ocurrió exactamente el incidente, ya que se está investigando. La Agencia señaló que el agujero parece medir aproximadamente 0,2 pulgadas de ancho y el daño se limita a una pequeña sección de Canadarm2.

Uno de los segmentos del brazo robótico Canadarm2, instalado en el exterior de la Estación Espacial Internacional, presenta un agujero de impacto de desechos orbitales, que no afectan a su funcionamiento (POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA NASA/CANADIAN SPACE AGENCY)
Uno de los segmentos del brazo robótico Canadarm2, instalado en el exterior de la Estación Espacial Internacional, presenta un agujero de impacto de desechos orbitales, que no afectan a su funcionamiento (POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA NASA/CANADIAN SPACE AGENCY)

”A pesar del impacto, los resultados del análisis en curso indican que el desempeño del brazo no se ve afectado”, dijeron funcionarios de la Agencia Espacial Canadiense en un comunicado en donde calificaron a la colisión como un “golpe de suerte”.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos rastrea más de 27.000 piezas de basura espacial, incluidos aproximadamente 23.000 objetos más grandes que una pelota de béisbol. Estos fragmentos de escombros vuelan a través de la órbita a velocidades que representan una amenaza para las naves espaciales en funcionamiento y un riesgo para la seguridad de los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional.

A lo largo de la historia de la estación espacial, la NASA ha tenido que realizar al menos 26 maniobras especiales para esquivar los desechos orbitales que pasaron muy cerca del puesto de avanzada en órbita.

En abril, cuatro astronautas que se dirigían a la EEI en una de las cápsulas Crew Dragon de SpaceX fueron advertidos de una posible colisión con basura espacial (NASA/Bill Ingalls/Handout via REUTERS)
En abril, cuatro astronautas que se dirigían a la EEI en una de las cápsulas Crew Dragon de SpaceX fueron advertidos de una posible colisión con basura espacial (NASA/Bill Ingalls/Handout via REUTERS)

En abril, cuatro astronautas que se dirigían a la EEI en una de las cápsulas Crew Dragon de SpaceX, compañía de Elon Musk, fueron advertidos de una posible colisión con basura espacial poco después de su puesta en órbita. Sin embargo, el Comando Espacial de Estados Unidos confirmó más tarde que se trataba de una falsa alarma y que el objeto no corría riesgo de colisionar con la nave espacial.

Se estima que existen alrededor de 130 millones de objetos mayores a 1 milímietro que actualmente orbitan la Tierra. Esos pequeños residuos espaciales suponen un peligro para misiones actuales ya que pueden impactar en satélites o incluso en la Estación Espacial Internacional.

Es muy difícil (y tal vez imposible) hacer seguimiento de objetos de este tamaño y podría causar daños, tal como sucedió en 1997 con un incidente de este tipo en una antena de un telescopio espacial, el Hubble. Así, hace 24 años, un objeto impactó en el Canadarm2, conocido también como Space Station Remote Manipulator System (SSRMS).

Canadarm 2 es un brazo robótico desarrollado por la Agencia Espacial Canadiense. Su función principal es asistir en maniobras de objetos fuera de la EEI. Tiene 17 metros de largo y se utiliza para realizar el mantenimiento y capturar los buques de carga entrantes para la EEI. El brazo fue construido en 2001 y está hecho de componentes reemplazables para que pueda repararse fácilmente en órbita.

SEGUIR LEYENDO: