El divorcio de la princesa Haya de Jordania con el emir de Dubái: un amorío y un acuerdo de USD 700 millones

La justicia británica ha ordenado al jeque a pagar una cifra histórica para costear los gastos de seguridad de sus hijos y su ex esposa

La princesa Haya Bint al-Hussein con su abogada en Londres (Foto: Getty Images)
La princesa Haya Bint al-Hussein con su abogada en Londres (Foto: Getty Images)

El emir de Dubái, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, deberá pagar a su ex mujer, la princesa Haya Bint Al Hussein, y sus dos hijos unos 550 millones de libras (725 millones de dólares), la cifra más alta fijada por un tribunal británico en un caso de divorcio.

El juez Philip Moor ordenó que el jeque de 72 años pague unos 251,5 millones de libras (340 millones de dólares) a su sexta esposa, la princesa Haya de Jordania, y 290 millones de libras (385 millones de dólares) para cubrir el sustento de los hijos de ambos, Al Jalila y Zayed, así como otros gastos, entre ellos de seguridad, de acuerdo a la sentencia.

“El dinero nunca fue un problema durante el matrimonio”, aseguró el juez.

Este proceso ha estado marcado por juicios anteriores y las vicisitudes de la princesa Haya Bint Al Hussein -hermanastra del rey Abdalá II de Jordania- quien huyó de Emiratos Árabes a Inglaterra en 2019 con sus dos hijos porque decía que estaba “aterrorizada” por el emir.

La mayor parte del dinero cubrirá los gastos de seguridad para mantener a salvo a a la princesa y a los dos hijos que tuvo con el emir de Dubái, Jalila, de 14 años, y Zayed, de 9.

El juez declaró en un fallo de 73 páginas que existía un “riesgo claro” para la hija del rey Hussein de Jordania, y sus dos hijos y que el jeque era la “principal amenaza” a la que se enfrenta la princesa.

“Teniendo en cuenta su posición y las amenazas generales de terrorismo y secuestro a las que se enfrentan en tales circunstancias, se considera que son particularmente vulnerables y necesitan un alto nivel de seguridad para continuar a salvo en este país”, dictaminó el juez.

Tal y como ya dictaminó el año pasado la justicia británica al considerar probado que Mohammed bin Rashid al-Maktoum orquestó una campaña de intimidación contra su ex mujer e intentó llevarse a sus hijos de vuelta a Dubái, como ya hizo con otras de sus hijas, Shamsa y Latifa, manteniéndolas bajo cautiverio durante años tras intentar huir de él.

En octubre pasado, un Tribunal Superior dictaminó que Al Maktoum ordenó la instalación de un programa espía en los teléfonos móviles de su ex mujer y el equipo de los abogados que la defendieron durante la batalla por la custodia de los menores.

La resolución figura entre las más importantes hasta ahora otorgadas en el marco de un acuerdo de divorcio ante la justicia británica desde el caso de la ex esposa del multimillonario ruso Farjad Ajmedov, Tatiana Akhmedova.

A fines de 2016, la justicia le había otorgado a Ajmedova el 41% de la fortuna de su ex marido, lo que representaba casi 600 millones de dólares.

El emir de Dubái, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, deberá pagar a su ex mujer, la princesa Haya Bint Al Hussein, y sus dos hijos unos 550 millones de libras (Foto: Getty Images)
El emir de Dubái, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, deberá pagar a su ex mujer, la princesa Haya Bint Al Hussein, y sus dos hijos unos 550 millones de libras (Foto: Getty Images)

La sentencia también reveló que la princesa había pagado un total de 7 millones de libras para mantener en secreto su romance de dos años con el guardaespaldas británico, Russell Flowers.

Flowers, que comenzó a trabajar para la princesa a tiempo completo en 2016, la acompañó en muchos viajes al extranjero.

El affaire terminó con el matrimonio de 16 años de la princesa y la llevó a huir de Dubai por miedo a su vida después de que le dejaron un arma cargada en su habitación y le dijeron que un helicóptero aterrizaría en el palacio real y la llevaría a prisión.

La princesa, de 47 años, admitió que había tomado dinero de una de las cuentas bancarias de sus hijos para pagar a cuatro de sus ex guardaespaldas que la extorsionaron. Dijo al tribunal que pretende devolver el dinero: “Esos fueron los fondos que pude conseguir para hacer ese pago rápidamente”.

La divulgación de los supuestos pagos se produjo cuando el equipo legal de su ex marido interrogó a la princesa por el dinero tomado de la cuenta de su hija.

El juez Moor afirmó en su escrito que fue “un episodio muy insatisfactorio” para la princesa y que “Su Alteza Real debió estar muy asustada”. De hecho, en las escuchas del juicio la propia princesa habla del miedo que llegó a sufrir a causa de las amenazas.

El jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum con su esposa, la princesa Haya bint al Hussein (Foto: Getty Images)
El jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum con su esposa, la princesa Haya bint al Hussein (Foto: Getty Images)

Tras divulgarse hoy la sentencia sobre la compensación económica, un portavoz de Al Maktoum declaró en un comunicado que el emir, primer ministro y vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), “siempre ha garantizado que sus hijos estén bien cuidados”.

“El tribunal ha decido ahora sobre la cuestión financiera y él no desea efectuar comentarios. Ha pedido a los medios que respeten la privacidad de sus hijos y que no se entrometan en sus vidas en el Reino Unido”, concluyó la nota.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:



TE PUEDE INTERESAR