La conmovedora historia de un perro en silla de ruedas y su dueño, también discapacitado

Tanto el animal como su nuevo compañero padecen el mismo tipo de parálisis. Ambos son furor en la redes

Darrel Rider y Bandit son furor en redes (Facebook)
Darrel Rider y Bandit son furor en redes (Facebook)

La historia sucedió en Estados Unidos, pero conmueve al mundo entero y, como suele pasar con las redes, se viralizó de inmediato. Se trata de la vivencia de un perro paralítico que, finalmente, encontró una familia que lo adopte. El tema, que se ha vuelto viral en Facebook, tiene como protagonista a su nuevo dueño: Darrell Rider, quien también necesita usar silla de ruedas.

Hasta hace poco, el animal había convivido en un refugio de Georgia, en Estados Unidos. El pequeño Bandit llevaba años en el refugio de Gwinnett Jail Dogs y sus trabajadores pensaban que no encontraría un hogar definitivo: fue devuelto hasta cuatro veces por la cantidad de atenciones especiales que requería.

La historia llegó a través de la red social a un matrimonio formado por Sue y Darrel Rider, quienes también dependen de su silla de ruedas. Tras acercarse a conocer al animal, decidieron iniciar los trámites de adopción y se llevaron al perrito a su nuevo hogar. Tanto el animal como su nuevo compañero padecen el mismo tipo de parálisis, según ha asegurado Sue, por lo que la pareja sintió una conexión mucho más profunda.

“Bandit dejando la Unidad por última vez con su nueva familia”, añadía este refugio de Georgia en redes. En el vídeo subido por el propio refugio, se ve al perrito junto a su nuevo dueño, ambos saliendo en sus sillas de ruedas. Rider iba acariciando a su nuevo compañero.

Esta amistad basada en una comprensión mutua le ha permitido a Bandit tener una nueva oportunidad para vivir en un hogar y recibir sus debidos cuidados. Luego de un mes a prueba con el animal, la pareja comprobó que se adaptó a ellos sin ningún problema.

“No puedo evitar llorar por el dulce Bandit Estoy tan feliz por este dulce chico”, escribió otro usuario. Otros, no dudaron en manifestar la emoción que les causó este momento: “Felicidades a los responsables del refugio y a los perros por trabajar tan duro para asegurarse de que este perro encontró su casa. He llorado dos veces viendo esto”.

Es así como ahora Darrell comparte sus nuevas aventuras junto a Bandit en redes, mostrando el final feliz de esta historia que demuestra una vez más que el perro es el mejor amigo del hombre.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR