Día del animal: las curiosas razones de su creación

Fue promovido por el abogado Ignacio Lucas Albarracín, defensor a ultranza de los derechos de los animales y pariente de Domingo Faustino Sarmiento

Día del animal, por el Doctor Romero

El diario La Prensa de aquel 30 de Abril de 1926 decía casi textualmente: “El conocido abogado Ignacio Lucas Albarracín, defensor a ultranza de los derechos de los animales murió anoche a las 23.30 en su casa de Lomas de Zamora, luego de haber celebrado el Día del Animal que el mismo había creado 18 años atrás”.

Albarracín, era pariente cercano de Domingo Faustino Sarmiento, (su padre era su doble primo segundo) nacido en Córdoba y criado en San Juan estableció su estudio en Buenos Aires y junto a él participó de algunas luchas políticas, pero su derrotero era de vanguardia e incluía prioritariamente la lucha por los derechos de los animales..

Se dedicó con apasionamiento a su profesión como un temprano precursor en temas no habituales para su tiempo. Fue secretario de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales fundada por el mismo en 1879 y también presidente de dicha entidad en 1885, cargo que desempeñó hasta su muerte.

Fue secretario de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales fundada por el mismo en 1879
Fue secretario de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales fundada por el mismo en 1879

Durante su gestión realizó campañas contra las riñas de gallos, las corridas de toros y el tiro a la paloma. Fue uno de los propulsores de la primera Ley Nacional de Protección de Animales (Nº 2786), de las pocas que había en el mundo, promulgada el 25 de julio de 1891. Esta Ley es la precursora contra la crueldad hacia los animales en nuestro país.

Por sobre todas las cosas fue creciendo su fervor y dedicación hacia los animales; constituyéndose en un personaje legendario y un símbolo de la temática, protagonizando gestos, actos y acciones, memorables pero también siendo objeto de la sorna, la burla y el sarcasmo de aquellos que nunca alcanzaron a comprender su espíritu vanguardista y superior.

Si hay una palabra que lo pueda definir es que fue un verdadero luchador, el arquetipo de una época y el adalid de un tópico no menor: los derechos de los más débiles: las mujeres, los niños y los animales. Sin duda un adelantado a su época al defender los derechos de los más débiles en un tiempo que no solo no los reconocía sino que los negaba.

Albarracín fue un personaje  legendario y un símbolo de la defensa de los animales
Albarracín fue un personaje legendario y un símbolo de la defensa de los animales

Pero ¿cuál es la verdadera historia del Día del Animal?

Todo comienza con un sueño compartido con otro “loco lindo” de nuestra historia contemporánea, un desconocido para la mayoría, Clemente Onelli, segundo Director del Zoológico de Buenos Aires y como solía definirse : “el único porteño no nacido en Buenos Aires que tomaba mate mirando un rinoceronte”.

Corría el año 1907 y con Onelli fueron a ver al Presidente del Consejo Nacional de Educación, Don Ponciano Vivanco, que nucleaba por entonces a todas las escuelas del país, proponiéndole la idea de crear la “Fiesta del Animal”. Habían tomado como ejemplo la festividad del Domingo del animal que se realizaba en Londres en las iglesias, donde se hacían sermones para inculcar el respeto por los animales.

Por Resolución del Consejo se aprueba y se pasa la celebración para el año siguiente. Se eligió el 29 de abril completamente al azar, fundamentando no hacerla en marzo por ser muy temprano y muy sobre el inicio del ciclo lectivo y no hacerla en Mayo pro el frío al pretender celebrarlo al aire libre.

Un coro de alumnos protagonizó los festejos del primer día del Animal
Un coro de alumnos protagonizó los festejos del primer día del Animal

En 1908 se prepara la reunión para el 29 de abril, pero debe suspenderse por lluvia, y se realiza el subsiguiente 2 de mayo, pero luego se seguiría festejando el 29 de abril. El acto inicial se realizó en el Zoológico con la presencia del Presidente de la Nación, Figueroa Alcorta, varios ministros y 15.000 escolares.

Como dato curioso los escolares le pidieron clemencia para un soldado condenado a muerte por desertor. Así quedó azarosamente el 29 de Abril fecha en la que casualmente muere su creador 18 años después.

Al final de su vida, Albarracín ya era un hombre que pertenecía más a los perros, a los caballos, a los pájaros, que a su familia que aceptó abnegadamente que este preclaro hombre sacrificara sus negocios, su casa y hasta un mayor bienestar por esta pasión del amor hacia los animales.

*El Prof. Dr. Juan Enrique Romero @drromerook es médico veterinario. Especialista en Educación Universitaria. Magister en Psicoinmunoneuroendocrinología. Ex Director del Hospital Escuela de Animales Pequeños (UNLPam). Docente Universitario en varias universidades argentinas. Disertante internacional.

SEGUIR LEYENDO: