Austria reiteró su oposición al acuerdo UE-Mercosur: “El impacto en la crisis climática es un factor decisivo”

El gobierno austriaco denunció los “posibles intentos” de avanzar en el pacto, a pesar de las reticencias de varios países del bloque, añadiendo un protocolo al tratado o dividiendo el acuerdo para facilitar la aprobación de la parte comercial

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis, afirmó que la Unión Europea (UE) sigue comprometida en trabajar para ratificar el acuerdo comercial (EFE/EPA/Francisco Seco)
El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis, afirmó que la Unión Europea (UE) sigue comprometida en trabajar para ratificar el acuerdo comercial (EFE/EPA/Francisco Seco)

El gobierno austriaco reiteró su oposición al acuerdo entre la Unión Europea y los países del Mercosur y pidió a Portugal, que ocupa la presidencia de turno de la UE, que evite “cualquier maniobra” para facilitar la votación del texto.

“Le pido que garantice que la votación sobre el acuerdo comercial UE-Mercosur pueda celebrarse de forma transparente, sin maniobras políticas y con plena atención pública”, escribe el dirigente del partido ecologista y vicejefe de gobierno, Werner Kogler, en una carta dirigida al primer ministro portugués, Antonio Costa.

También denuncia los “posibles intentos” de avanzar, a pesar de las reticencias de varios Estados miembros, añadiendo por ejemplo un protocolo al tratado o dividiendo el acuerdo para facilitar la aprobación de la parte comercial.

“Esto no es aceptable”, insistió el vicecanciller en la carta, que la AFP pudo consultar el domingo. “En nuestra opinión, el impacto de este acuerdo en la crisis climática es un factor decisivo”.

El Parlamento austriaco rechazó por unanimidad el texto en su forma actual, que fue firmado a mediados de 2019 entre la UE y los cuatro países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) tras 20 años de negociaciones.

El acuerdo suscita críticas de los agricultores, preocupados por su producción de carne, y de las oenegés, preocupadas por el medio ambiente.

También la Eurocámara y países como Francia, Bélgica, Países Bajos consideran que el acuerdo comercial no contiene suficientes cláusulas para proteger el medio ambiente y evitar la deforestación en Brasil.

En agosto de 2019 el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que se oponía “al acuerdo del Mercosur tal como está”. La canciller alemana Angela Merkel también expresó “serias dudas”.

Sin embargo, no más tarde de la semana pasada el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis, afirmó que la Unión Europea (UE) sigue comprometida en trabajar para ratificar el acuerdo comercial con el Mercosur, pero busca mejoras adicionales por parte de sus países en materia medioambiental.

“Estaremos persiguiendo esos compromisos para asegurar que podemos avanzar hacia la ratificación exitosa del acuerdo”, comentó, y añadió que las decisiones sobre “la forma exacta de la ratificación” se toman “caso por caso tras un escrutinio legal del documento”.

(Con información de AFP y EFE)

SEGUIR LEYENDO: