Al menos 26 muertos en un ataque contra un avión que transportaba al nuevo gobierno de Yemen

Una serie de explosiones dejaron también más de 50 heridos en el aeropuerto de Adén, en el momento en el que arribaba la comitiva oficial

Un vehículo militar sobre el asfalto mientras el polvo se levanta después de que las explosiones golpearon el aeropuerto de Aden, a la llegada del recién formado gobierno yemení a Aden, Yemen, el 30 de diciembre de 2020 (REUTERS/Fawaz Salman)
Un vehículo militar sobre el asfalto mientras el polvo se levanta después de que las explosiones golpearon el aeropuerto de Aden, a la llegada del recién formado gobierno yemení a Aden, Yemen, el 30 de diciembre de 2020 (REUTERS/Fawaz Salman)

Varias explosiones causaron al menos 26 muertos y más de 50 heridos este miércoles en el aeropuerto de Adén, capital provisional de Yemen, cuando acababa de aterrizar un avión que transportaba al nuevo gobierno de unión del país en guerra.

Según un corresponsal de la AFP, al menos dos explosiones se produjeron cuando el avión aterrizó y los funcionarios comenzaban a salir de su interior. Fuentes médicas y gubernamentales indicaron la AFP que hubo al menos 26 muertos y más de 50 heridos, de acuerdo a un nuevo balance.

El personal de seguridad y la gente reaccionan durante el ataque al aeropuerto de Adén (REUTERS/Fawaz Salman)
El personal de seguridad y la gente reaccionan durante el ataque al aeropuerto de Adén (REUTERS/Fawaz Salman)
El avión que trasladaba a los miembros del gobierno estaba recién aterrizado (REUTERS/Fawaz Salman)
El avión que trasladaba a los miembros del gobierno estaba recién aterrizado (REUTERS/Fawaz Salman)

En el edificio del aeropuerto de la ciudad meridional se desprendieron columnas de humo mientras los escombros se esparcían por toda la zona y la gente se apresuraba a atender a los heridos, según se desprende de las imágenes emitidas por el canal de televisión saudita Al-Hadath.

La multitud que se había reunido en la pista del aeropuerto esperando para saludar al nuevo gobierno huyó, aterrorizada. Poco después se escucharon disparos esporádicos. No quedó claro inmediatamente qué había causado las explosiones.

Un soldado corre tras los estallidos  (REUTERS/Fawaz Salman)
Un soldado corre tras los estallidos (REUTERS/Fawaz Salman)
Durante algunos minutos el caos y el desconcierto se apoderaron de la gente (REUTERS/Fawaz Salman)
Durante algunos minutos el caos y el desconcierto se apoderaron de la gente (REUTERS/Fawaz Salman)

El gobierno de Yemen, reconocido internacionalmente, y los separatistas del sur formaron un gabinete de poder compartido el 18 de diciembre, forjando un frente conjunto contra los rebeldes hutíes que se han apoderado de la capital Sanaa y de gran parte del norte. El ministro de Información, Muammar al Iryani, acusó en Twitter a los rebeldes hutíes de haber perpetrado este “ataque terrorista”.

“Aseguramos a nuestro gran pueblo que los miembros del gobierno están bien, y les aseguramos que el cobarde ataque terrorista de la milicia huti apoyada por Irán no nos disuadirá de cumplir nuestro deber patriótico”, dijo Muammar al Iryani en Twitter.

“Estamos bien”, tuiteó el nuevo ministro de Relaciones Exteriores, Ahmed ben Mubarak.

La gente en medio del polvo que se levanta después de que las explosiones golpearon el aeropuerto de Aden, a la llegada del recién formado gobierno yemení a Aden (REUTERS/Fawaz Salman)
La gente en medio del polvo que se levanta después de que las explosiones golpearon el aeropuerto de Aden, a la llegada del recién formado gobierno yemení a Aden (REUTERS/Fawaz Salman)
Ninguno de los miembros de la comitiva oficial resultaron heridos (REUTERS/Fawaz Salman)
Ninguno de los miembros de la comitiva oficial resultaron heridos (REUTERS/Fawaz Salman)

Los miembros del gabinete llegaron a Adén días después de haber sido juramentados por el presidente yemení Abedrabbo Mansour Hadi en Arabia Saudita, que lidera una coalición militar contra los insurgentes. Hadi huyó a la capital saudita, Riad, después de que Sanaa cayera ante los Huthis en 2014.

Decenas de miles de personas, en su mayoría civiles, han muerto y millones han sido desplazadas en la guerra que lleva ya cinco años. Para las Naciones Unidas se trata del peor desastre humanitario del mundo.

Las autoridades trataron de identificar a los responsables (REUTERS/Fawaz Salman)
Las autoridades trataron de identificar a los responsables (REUTERS/Fawaz Salman)
El gobierno acusó a los hutíes del ataque terrorista (REUTERS/Fawaz Salman)
El gobierno acusó a los hutíes del ataque terrorista (REUTERS/Fawaz Salman)

El nuevo gobierno incluye ministros leales a Hadi y partidarios del secesionista Consejo de Transición del Sur (STC), así como otras partes. El Primer Ministro Main Said ha conservado su puesto en el nuevo gobierno, mientras que se han producido cambios en varios ministerios, incluido el de Asuntos Exteriores. Aunque todos se oponen a los rebeldes hutíes, han surgido profundas divisiones entre las fuerzas, y el impulso patrocinado por Riad para formar el gobierno de unidad fue diseñado para reparar las divisiones.

Captura de un video del momento posterior al ataque (Al Arabiya/Reuters TV)
Captura de un video del momento posterior al ataque (Al Arabiya/Reuters TV)
Un soldado busca refugio tras la explosión (REUTERS/Fawaz Salman)
Un soldado busca refugio tras la explosión (REUTERS/Fawaz Salman)

Arabia Saudita ha estado alentando al gobierno de unidad a sofocar la “guerra dentro de una guerra civil” y a reforzar la coalición contra los hutíes, que están a punto de apoderarse de la ciudad clave de Marib, el último bastión del gobierno en el norte. En los últimos meses, han intensificado los ataques a Arabia Saudita, incluyendo su crítica infraestructura petrolera, en represalia por la campaña militar dirigida por Riad.

El ingreso al aeropuerto de Aden (EFE/EPA/STRINGER/Archivo)
El ingreso al aeropuerto de Aden (EFE/EPA/STRINGER/Archivo)
La gente saluda a los miembros de un gabinete recién formado a su llegada al aeropuerto de Adén, antes del ataque (REUTERS/Fawaz Salman)
La gente saluda a los miembros de un gabinete recién formado a su llegada al aeropuerto de Adén, antes del ataque (REUTERS/Fawaz Salman)

Yemen también sigue albergando una importante presencia yihadista, que incluye a Al-Qaeda y a militantes leales al grupo del Estado Islámico, a pesar de dos decenios de ataques aéreos y con aviones no tripulados de los Estados Unidos. Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), que los Estados Unidos consideran la rama más peligrosa del grupo terrorista, ha prosperado en el caos de la guerra civil del Yemen entre las fuerzas progubernamentales y los rebeldes hutíes. Ha llevado a cabo operaciones contra ambos bandos.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR