Los casos de coronavirus en Israel continúan en baja y las autoridades estudian el regreso a clase de los alumnos

El país registró 1.165 nuevos contagios en las últimas 24 horas y los Ministerios de Educación y Salud ya planifican la reapertura gradual de las aulas

Israel empieza a relajar el confinamiento, REUTERS/Ammar Awad
Israel empieza a relajar el confinamiento, REUTERS/Ammar Awad

Israel sigue controlando la segunda ola de coronavirus, con un nuevo día con una cifra de positivos moderada (alrededor de mil), el número de enfermos graves en menos de 600 y con reuniones para decidir cómo reabrir las escuelas gradualmente.

El Ministerio de Salud ofreció esta mañana nuevamente datos esperanzadores: 1.165 nuevos contagios en las últimas 24 horas y 591 enfermos graves, 229 de ellos conectados a respiradores artificiales. El porcentaje de positivos con respecto a las pruebas realizadas en la jornada de ayer fue de 3%, frente al 15% que se alcanzó en los peores momentos, a finales de septiembre.

El Gabinete de Coronavirus se reunirá nuevamente para debatir sobre la vuelta de los alumnos a las escuelas, con diferencias de criterio entre los Ministerios de Educación y Salud. El primero quiere que los estudiantes hasta segundo año de secundaria vayan a clase una semana sí y otra no, o tres días cada semana, mientras que el segundo insiste en que asistan todos los días pero en grupos reducidos o “burbujas”.

Escuela cerrada en Israel. REUTERS/Ammar Awad
Escuela cerrada en Israel. REUTERS/Ammar Awad

Aunque se estima que la vuelta a las aulas se inicie gradualmente a partir del 1 de noviembre (mes y medio después de iniciarse el confinamiento), el coordinador nacional para la pandemia, Ronni Gamzu, propuso que se retrase dos semanas más, para que Salud, Educación y Finanzas puedan ponerse de acuerdo en todos los detalles.

En paralelo a este debate, Sanidad publicó hoy un informe que advierte que la incidencia del virus es mayor en los niños (8% frente a un 6% en adultos), que estos también pueden ser “supercontagiadores” y que, como la mayoría son asintomáticos, muchos no son detectados tempranamente para impedir que lo expandan. Según el estudio, cerca de un 73% de los niños que dieron positivo fueron contagiados por un adulto, mientras que el 27% se infectaron por otro menor.

El domingo pasado Israel dio inicio a una lenta desescalada, que se espera dure varios meses, y que comenzó con el permiso de a los ciudadanos de alejarse a más de un kilómetro de sus domicilios, la apertura de los negocios que no ofrecen atención al público y de las guarderías, excepto en las zonas con alto índice de infecciones, calificadas como “zonas rojas”, la mayoría de ellas de población ultraortodoxa.

Ayer un comité gubernamental aprobó calificar muchas de las áreas rojas como verdes (Bnei Brak, Elad, Beitar Ilit, Modiin Ilit y varios barrios ultraortodoxos de Jerusalén), dada la reducción de personas infectadas.

Israel sufrió una primera oleada relativamente leve de coronavirus, pero en junio empezaron a subir los casos, con una fuerte segunda ola, que obligó al país a imponer un nuevo confinamiento nacional. Hasta el momento, lleva registrados 2.278 muertes y más de 306 mil infecciones, la mitad de ellas en el último mes y medio.

Con información de EFE

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR