La mitad de los asistidos por Cáritas en Italia son nuevos pobres de la pandemia

Con motivo del Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza, la organización caritativa católica publicó su informe “Los anticuerpos de la solidaridad”, una radiografía de la sociedad italiana y de su economía circunscrita al coronavirus

Pobreza en Italia (Shutterstock)
Pobreza en Italia (Shutterstock)

Prácticamente una de cada dos personas que recurrieron a la ayuda de Cáritas en Italia entre mayo y septiembre lo hicieron por primera vez: son los “nuevos pobres” de la pandemia, en su mayoría mujeres italianas con casa e hijos a cargo.

Con motivo de este Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza, la organización caritativa católica publicó hoy su informe “Los anticuerpos de la solidaridad”, una radiografía de la sociedad italiana y de su economía circunscrita a la pandemia de coronavirus.

La primera conclusión del documento es que la crisis sanitaria, la suspensión de la actividad productiva durante el confinamiento y el desplome de la economía ha aumentado el número de personas que acuden a Cáritas por primera vez.

En concreto entre mayo y septiembre de 2020, en comparación con el mismo periodo del año anterior, los “nuevos pobres” han pasado de representar el 31 % del total de los asistidos a ser el 45 %.

Prácticamente una de cada dos personas que recurrieron a la ayuda de Cáritas en Italia entre mayo y septiembre lo hicieron por primera vez (Shutterstock)
Prácticamente una de cada dos personas que recurrieron a la ayuda de Cáritas en Italia entre mayo y septiembre lo hicieron por primera vez (Shutterstock)

Esto supone que “casi una persona de cada dos que acude a Cáritas lo hace por primera vez”. Entre estas personas destacan las familias con hijos menores a su cargo, las mujeres y los jóvenes y los italianos siguen siendo mayoría.

El perfil predominante de los que acuden a por comida y otros bienes de primera necesidad a las sedes de Cáritas es el de una mujer (en el 54,5 % de los casos), italiana (52 %), con hijos (75,4 %) y con casa propia (85,9 %).

Cáritas señala que esta situación se ve agravada porque antes de que estallara la pandemia en el país, el pasado febrero, el número de pobres era casi el doble que el que se registraba en 2007, en los meses previos a la caída de Lehman Brothers y la crisis mundial.

La pandemia también modificó la organización de Cáritas. En este periodo “inédito” ha contado con unos 62.000 voluntarios de norte a sur del país, especialmente jóvenes, pues unos 19.000 mayores de 65 años han tenido que dejar de ayudar por seguridad.

La organización católica advierte que el coronavirus ha revelado “el carácter mutable” de la pobreza, vaticinando una nueva fase “inédita” para la que se necesitarán medidas adecuadas para ayudar a las capas más vulnerables de la sociedad italiana.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

El Vaticano confirmó un caso de coronavirus en la residencia del papa Francisco

Un hombre sufrió una segunda infección de COVID-19 peor que la primera, y abrió dudas sobre la inmunidad

MAS NOTICIAS