La producción industrial de China cayó por primera vez en casi 30 años por la pandemia de coronavirus

El desplome fue del 13,5%, en comparación con el +6,9% de diciembre. Las ventas minoristas, que reflejan el consumo, cedieron un 20,5% en comparación con los primeros dos meses de 2019. Los activos fijos también se hundieron un 24,5 %

 Un empleado con una máscara facial trabaja en una línea de ensamblaje de asientos de automóviles en la fábrica Yanfeng Adient en Shanghai, China, en una foto tomada el 24 de febrero de 2020. (REUTERS / Aly Song /archivo)
Un empleado con una máscara facial trabaja en una línea de ensamblaje de asientos de automóviles en la fábrica Yanfeng Adient en Shanghai, China, en una foto tomada el 24 de febrero de 2020. (REUTERS / Aly Song /archivo)

China reveló este lunes una serie de indicadores sombríos para enero y febrero con el trasfondo de la pandemia de COVID-19: la producción industrial se contrajo por primera vez en casi 30 años y las ventas minoristas se desplomaron.

La producción industrial cayó 13,5%, en comparación con el +6,9% de diciembre. Las ventas minoristas, que reflejan el consumo, cedieron un 20,5% en comparación con los primeros dos meses de 2019, anunció la Oficina Nacional de Estadísticas (BNS).

“La epidemia del nuevo coronavirus ha reducido la actividad económica en los dos primeros meses del año”, reconoció el BNS.

"Pero en general, las consecuencias a corto plazo son (...) manejables", matizó el organismo en un comunicado.

Estos resultados son más catastróficos que las previsiones de los analistas consultados por la agencia financiera Bloomberg. Estos últimos vaticinaban una contracción del 3% de la producción industrial y de 4% de las ventas minoristas.

Los datos, según la consultora británica Capital Economics, “han sido mucho más débiles de lo previsto y apuntan a una recesión más profunda que durante la crisis financiera mundial” de 2008.

“Mientras que las condiciones a nivel nacional deberían mejorar poco a poco en los próximos meses”, advirtió el analista Julian Evans-Pritchard, de Capital Economics, en un informe enviado a sus abonados, “la creciente interrupción mundial derivada del coronavirus retrasará el ritmo de recuperación”.

Un trabajador con barbijo en la fábrica Mengniu Dairy de Beijing en una foto tomada el 27 de febrero 2020, en plena emergencia coronavirus. (REUTERS/Thomas Peter/archivo)
Un trabajador con barbijo en la fábrica Mengniu Dairy de Beijing en una foto tomada el 27 de febrero 2020, en plena emergencia coronavirus. (REUTERS/Thomas Peter/archivo)

La producción industrial mide la actividad de grandes empresas con una facturación anual de al menos 20 millones de yuanes (alrededor de 2,86 millones de dólares o 2,58 millones de euros).

Por su parte, la producción manufacturera se redujo un 15,7 % en el mismo período, por el 6,5 % que cayó la producción del sector minero.

Entre los productos cuya manufactura sí creció en enero y febrero se encuentran las mascarillas (127,5 %), los relojes inteligentes (119,7 %), la carne congelada (13,5 %) o los fideos instantáneos (11,4 %), lo que supone una pista sobre la demanda motivada por el aislamiento como medida de prevención contra la propagación del SARS-CoV-2.

En cuanto a las ventas minoristas, cayeron un 20,5 % interanual, según la ONE.

Clientes que usan mascarilla en un Walmart en el distrito comercial central de Beijing, China, el 16 de febrero de 2020. (REUTERS / Stringer)
Clientes que usan mascarilla en un Walmart en el distrito comercial central de Beijing, China, el 16 de febrero de 2020. (REUTERS / Stringer)

El organismo ofreció hoy también el dato de inversión de activos fijos de China, que se hundió un 24,5 % respecto al mismo periodo del año pasado.

Según Evans-Pritchard, “es probable que los datos de marzo sean peores”.

Todo esto porque, a su juicio, aunque “la actividad económica ha empezado a recuperarse (en China) en las últimas semanas”, “la caída de febrero se ha diluido en los datos al hacer la media con enero, donde todavía no se había notado la mayor parte de la interrupción” productiva y de consumo.

El de los dos primeros meses de 2020 es el peor dato de producción industrial desde enero de 1990, cuando se registró el que era el único dato de crecimiento negativo hasta la fecha, con un -21,20 %

La publicación de estos indicadores se produce en un momento en que China lucha contra el nuevo coronavirus que paralizó prácticamente la economía china en febrero por las medidas tomadas por el gobierno.

Para apoyar a la economía, el banco central chino anunció el lunes la reducción del coeficiente de reservas obligatorias de los bancos en una proporción de entre medio punto y un punto porcentual.

Esto debería liberar 550.000 millones de yuanes (70.600 millones de euros, 78.700 millones de dólares).

Con esta decisión el banco central espera incitar a los bancos comerciales a prestar más dinero a las empresas para apoyar a la economía real.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las bolsas y el petróleo vuelven a desplomarse en medio del temor a las consecuencias del coronavirus

Cuál será el impacto del coronavirus en la economía global: las escalofriantes primeras estimaciones

MAS NOTICIAS