Ali Milani, candidato del Partido Laborista (AFP)
Ali Milani, candidato del Partido Laborista (AFP)

El joven laborista de origen iraní, Ali Milani, hace campaña sin descanso para tratar de vencer al primer ministro británico, Boris Johnson, en su feudo de Uxbridge, al oeste de Londres. Es difícil encontrar a dos rivales tan diferentes.

Ali Milani nació en Irán hace 25 años. Llegó al Reino Unido cuando era niño y fue criado por una madre soltera en una vivienda de protección social.

Treinta años más que su joven rival, Boris Johnson, quien fue educado en los elitistas Eton y Oxford, desde que era pequeño quiere ser “el rey del mundo”, según las confidencias de su hermana Rachel a su biógrafo, Andrew Gimson. Fue alcalde de Londres y ministro de Relaciones Exteriores.

Los dos hombres se enfrentarán en unas elecciones convocadas por Boris Jonhson que trata de obtener una mayoría en el Parlamento que le permita superar callejón sin salida en el que se encuentra el Brexit.

Ali Milani y sus voluntarios de campaña (AFP)
Ali Milani y sus voluntarios de campaña (AFP)

Pero el dirigente conservador tan carismático como divisivo, se enfrenta a un descontento que puede hacerle caer en la circunscripción de Uxbridge y South Ruislip.

"El lugar siempre ha sido conservador pero la gente no está contenta con el estado del hospital local, de la situación de los jóvenes", explica a la AFP Michael Freitas, responsable informático de 42 años, en el centro de Uxbridge animado por un mercadillo de Navidad.

Al candidato conservador se le ha visto poco el pelo en esta ciudad situada al final de una línea de metro y a treinta kilómetros de Westminster desde que empezó la campaña.

Boris Johnson ha ignorado a los habitantes”, sentencia Freitas, que votará por el Partido Laborista o el Liberal Demócrata, pro europeo.

En las últimas elecciones de junio de 2017, Boris Johnson ganó con 5.000 votos de ventaja, dos veces menos que en los comicios precedentes.

Sus opositores sueñan con echarle de su escaño, excluyéndolo de Downing Street, la sede del primer ministro. Desde hace siglos, todos los jefes de gobierno son diputados. Aunque nunca un primer ministro en ejercicio ha perdido en las elecciones legislativas.

- Movilización de los jóvenes -

“En teoría, vencer al primer ministro en ejercicio no es fácil”, reconoció en noviembre Ali Milani en el diario The Guardian.

"Pero la opinión está volviéndose contra Johson", estima el laborista, que vaticina "un voto útil anti Johnson" y "una movilización sin predentes de estudiatnes y jóvenes".

“Yo creo que estamos a punto de conseguir una victoria histórica”, vaticina.

(AFP)
(AFP)

Su argumentos están apuntalados por un estudio del centro de reflexión de derecha Onward sobre los jóvenes, realizado en abril pasado, que considera "vulnerable" la circunscripción de Uxbridge y South Ruislip debido a la evolución demográfica desfavorable para los Tories.

La ciudad cuenta con una importante comunidad de estudiantes, vinculada a la Universidad local de Brunel, donde estudió Ali Milani, antiguo presidente de un sindicato de estudiantes.

“Ali parece preocuparse por este lugar. Viene de aquí”, dice Catherina Knox, de 35 años. Enfadada con Boris Johnson y sus “mentiras”, esta treintañera ha empezado a hacer el puerta a puerta para promover al candidato laborista. Aunque sabe que es difícil: “una victoria es improbable, pero posible”.

Aunque Boris Johnson sea visto por algunos como impuesto en esta cincunscripción, los electores pueden verse seducidos por su promesa de dar vuelta a la página del Brexit, un asunto que envenena la vida política desde hace más de tres años. “Cae bien aquí. La gente realmente no quiere a los laboristas”, dice Sharon Joyce, profesora de 50 años.

A Ali Milani le podrían pasar factura sus tuits antisemitas escritos hace varios años, y que han vuelto a la actualidad. Pidió perdón, achacándolo a errores de juventud.

Un sondeo YouGov realizado a finales de noviembre colocaba a Boris Johnson a la cabeza con el 50% de los votos frente al 37% de Ali Milani pero la estimación no excluye una victoria ajustada del laborista. Además, muchas veces las encuestas no captan adecuadamente el impacto del voto joven.

En esta elección que no es como las otras, Boris Johnson y Ali Milani tendrán también dos rivales inesperados, el conde “Cara de basurero” y Lord “Cabeza de cubo”, dos personajes disfrazados estrafalariamente cuyas candidaturas han sido oficialmente registradas.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: