Centrífugas de uranio (AP)
Centrífugas de uranio (AP)

El régimen iraní informó este lunes que ya ha superado el límite de la reserva de 300 kilogramos de su uranio enriquecido establecido en el histórico acuerdo nuclear de 2015.

"Según la información de que dispongo, Irán ha superado el límite de 300 kilogramos de uranio con poco enriquecimiento", señaló el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, a la agencia ISNA. Por su parte, una fuente diplomática en Viena, donde tiene sede el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), confirmó esta información bajo condición de anonimato.

El canciller agregó que el cruce del umbral es coherente con las previsiones iraníes sobre el enriquecimiento de uranio. "Consideramos que es nuestro derecho en el marco del JCPOA" (acrónimo de Common Global Action Plan, denominación oficial del acuerdo nuclear internacional alcanzado en Viena en 2015), destacó el ministro.

Planta de agua pesada en Arak, proyecto que podría ser reactivado por Irán (Archivo)
Planta de agua pesada en Arak, proyecto que podría ser reactivado por Irán (Archivo)

En mayo, en el primer aniversario de la decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear que levantaba sanciones contra Irán a cambio del compromiso de no desarrollar armas nucleares, el régimen persa anunció que dejaría de cumplir los compromisos con respecto a sus reservas de agua pesada y uranio enriquecido.

Pese a los numerosos llamados de la comunidad internacional a reducir las tensiones entre Washington y Teherán, la teocracia iraní siguió adelante en su decisión de incumplir el acuerdo firmado con varias potencias mundiales en 2015, con lo que busca presionar a estos países para que intenten eludir las sanciones estadounidenses y continúen comprando petróleo al país.

Teherán además amenaza con reanudar, a partir del 7 de julio, las actividades de enriquecimiento de uranio a un porcentaje mayor que el máximo establecido en el acuerdo (3.67%), y reiniciar su proyecto de construir un reactor de agua pesada en Arak (centro del país) si los otros Estados que aún integran el acuerdo (Alemania, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia) no la ayudan a sortear las sanciones estadounidenses.

Según el acuerdo de 2015, del que EEUU se salió en 2018, Irán debe limitar su programa nuclear para no poder desarrollar a corto plazo una bomba atómica, a cambio de alivios económicos y comerciales, que ahora están en entredicho por las sanciones estadounidenses.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: