El avión de transporte Junkers Ju 52/3m de matrícula HB-HOT que se estrelló este domingo en los Alpes suizos, causando la muerte de 20 personas, había sido fabricado en 1939 y era un icono de la aviación mundial.

La aeronave de desarrollo alemán pertenecía a la Fuerza Aérea de Suiza y era operada por la empresa JU-AIR, que realiza vuelos recreativos sobre la cadena montañosa europea.

En total, JU-AIR mantenía en funcionamiento cuatro de estas históricas aeronaves. Las tres restantes llevan la matrícula HB-HOP, HB-HOS y HB-HOY.

Existen, además, otros cuatro ejemplares de este avión octogenario aún operativos en el mundo. Uno de ellos se encuentra en Hamburgo y pertenece a la aerolínea alemana Lufthansa, mientras que Sudáfrica, Estados Unidos y Francia mantienen cada uno un Junkers Ju 52/3m en condiciones de vuelo.

Los cuatro Junkers Ju52 de JU-AIR en vuelo. El HB-HOT se encuentra a la derecha
Los cuatro Junkers Ju52 de JU-AIR en vuelo. El HB-HOT se encuentra a la derecha

Pero a diferencia de JU-AIR, estos ejemplares se utilizan sólo para demostraciones aéreas y no para llevar pasajeros en vuelos turísticos.

El "Tante Ju" (Tía Ju, como se lo conoce afectivamente) es un avión de transporte de carga y pasajeros diseñado en Alemania por la empresa Junkers y propulsado por tres motores BMW que en su versión más potente ofrecen unos 715 caballos de fuerza.

Un Junkers Ju52 en el Líbano en 1946 (AFP)
Un Junkers Ju52 en el Líbano en 1946 (AFP)

Voló por primera vez en 1930 y se fabricó hasta 1952. Tuvo un enorme éxito comercial en aerolíneas europeas, asiáticas y sudamericanas durante la década de 1930, y luego se hizo de una reputación de fiabilidad durante la Segundad Guerra Mundial.

Su modesta velocidad máxima llega a los 271 kilómetros por hora, y en vuelo de crucero no supera los 220 kilómetros por hora. En tanto puede volar a una altura máxima de 5.500 metros y por un alcance máximo de 870 kilómetros, llevando una carga de unas tres toneladas.

Los restos del HB-HOT en los Alpes suizos (Reuters)
Los restos del HB-HOT en los Alpes suizos (Reuters)

Ninguna de estas prestaciones era particularmente sorprendente al inicio de la Segunda Guerra Mundial, pero aún así el Junkers se convirtió en la columna vertebral de la Luftwaffe del régimen nazi por su robustez, versatilidad y fiabilidad, utilizado para el transporte de cargas y tropas y el lanzamiento de paracaidistas sobre zonas de guerra.

El dictador y genocida Adolf Hitler usó incluso un "Tante Ju" para recorrer Alemania durante la campaña electoral de 1932, y al comienzo de la guerra hizo adaptar un ejemplar para utilizarlo como transporte personal.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: