Juez deja sin efectos la formal prisión contra Abarca, pero no saldrá de prisión

La sentencia de amparo también ordena que se revelen los nombres de los testigos colaboradores “Mateo” y “X”

Imagen de archivo (Foto: especial)
Imagen de archivo (Foto: especial)

Un Tribunal Federal revocó el  auto de formal prisión en contra del expresidente municipal de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca, por delincuencia organizada y lavado de dinero. Sin embargo, seguirá en prisión.

De acuerdo con El Universal, el Cuarto Tribunal Colegiado en materia Penal del Estado de México confirmó el amparo que le fue concedido a Abarca Velázquez por el juez Séptimo de Distrito en la materia, por lo que el juez Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México deberá abrir un nuevo plazo constitucional para tomar nuevamente la declaración preparatoria del exalcalde.

Abarca Velázquez fue acusado por la extinta Procuraduría General de la República (PGR) por los presuntos delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, derivada de su supuesta relación con el grupo delictivo de Guerreros Unidos, el cual estaría vinculado al caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014.

En la nueva diligencia que realice el juez para tomar la declaración del ex alcalde, se le deberán informar los delitos por los que se ejerció acción penal en su contra y las conductas u omisiones que le son atribuidas por la Fiscalía General de la República (FGR).

Imagen de archivo (Foto: AFP)
Imagen de archivo (Foto: AFP)

La sentencia de amparo también ordena que se revelen los nombres de los testigos colaboradores “Mateo” y “X”, quienes lo acusaron de estar vinculado con la desaparición de los estudiantes.

“Deberá hacérsele saber la identidad de los testigos colaboradores con nombre clave ‘Mateo’ y X’, cuya identidad hasta la etapa de averiguación previa era reservada”, ordenó el Tribunal.

Tanto ‘Mateo’ como ‘X’ fueron usados por la PGR como testigos protegidos para declarar en un sinfín de investigaciones.

José Luis Abarca, permanece en el penal de máxima seguridad del Altiplano, lugar en el que deberá seguir hasta que el juez determine si lo somete si lo somete a proceso por delincuencia organizada y lavado de dinero, únicos cargos que lo mantienen preso.

Mientras que el pasado mes de septiembre, un juez federal ratificó el auto de formal prisión de María de los Ángeles Pineda Villa, esposa de Abarca, por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero. Ella permanece detenida en el Penal Federal Femenil de Amacuzac, Morelos.

Imagen de archivo (Foto: AFP)
Imagen de archivo (Foto: AFP)

José Luis Abarca, y María de los Ángeles Pineda, fueron detenidos el 4 de noviembre de 2014, luego de permanecer prófugos más de mes y medio, por el caso de la desaparición de los estudiantes de la Normal rural de Ayotzinapa. Fueron encontrados en un domicilio de la delegación Iztapalapa (hoy alcaldía).

La familia Pineda Villa ha sido señalada desde hace años de estar vinculados al narcotráfico en Iguala. Alberto Pineda Villa, el “Borrado” y Marco Antonio Pineda Villa, el “MP”, hermanos de María de los Ángeles, pertenecían al círculo cercano de Arturo Beltrán Leyva, líder del Cártel que lleva sus apellidos. Ambos murieron en 2009.

El Caso Ayotzinapa fue reabierto por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, luego de que los familiares de los desaparecidos y diferentes organizaciones no gubernamentales no quedaran satisfechas y criticaran intensamente la “Verdad Histórica” edificada por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

MÁS DE ESTE TEMA: