México es un estado fallido: Marko Cortés (Foto: Cuartoscuro)
México es un estado fallido: Marko Cortés (Foto: Cuartoscuro)

El Partido Acción Nacional (PAN) presentó una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República (FGR), contra el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por la liberación de Ovidio Guzmán, presunto narcotraficante buscado por la justicia de Estados Unidos (EEUU).

La denuncia fue presentada el viernes 18 de octubre. Incluye al secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, y a quienes resulten responsables de liberar a uno de los herederos del Cártel del Pacífico durante el operativo fallido de la semana pasada, que derivó en el enfrentamiento de civiles armados contra las fuerzas federales y provocó pánico en la población de Culiacán, Sinaloa.

Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, sostuvo que el jueves 17 de octubre, el Estado mexicano fue “sometido, arrodillado, humillado por el crimen organizado”, por lo que insistió en la renuncia del gabinete de seguridad, para que la fiscalía realice una investigación objetiva sin presiones políticas.

El gobierno no tiene atribución alguna para liberar a un delincuente, explicó, porque eso es doblegarse ante el crimen, comprometer el futuro de los mexicanos y condenar a Sinaloa a ser un narco-estado.

El dirigente panista refirió que México vive un Estado fallido, debido a que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se niega a aplicar la ley y ha sometido al país a los intereses “perversos” de los criminales, demostrando el fracaso de la política de seguridad para combatir la delincuencia organizada.

“Acción Nacional expresa su más enérgico reclamo ante el sometimiento del gobierno federal a la delincuencia organizada, porque es absolutamente inaceptable que se condene a los ciudadanos para que sigan siendo perseguidos, extorsionados, secuestrados, y arriesgando su vida y su patrimonio” y afirmó que AMLO se ha equivocado de enemigo.

El crimen es el enemigo a combatir, explicó, porque ahuyenta la inversión, roba la tranquilidad de las familias y roba las vidas de los mexicanos.

Por su parte, el presidente López Obrador defendió que se dejara escapar a Ovidio Guzmán, al aclarar que su gobierno puso la vida de los mexicanos, por encima de la violencia.

Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera fue liberado por las autoridades mexicanas el jueves 17 de octubre de 2019 (Foto: Especial)
Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera fue liberado por las autoridades mexicanas el jueves 17 de octubre de 2019 (Foto: Especial)

"No nos importa que los conservadores, los autoritarios, quieran que se gobierne de otra manera. Ya ellos lo hicieron y no dio resultados, al contrario: enlutaron a México. ¡Convirtieron a México en un cementerio!”, dijo durante un mitin realizado en la Ciudad de Oaxaca.

Ovidio Guzmán López es un presunto líder del Cártel del Pacífico, heredero del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán. Recientemente, el Departamento del Tesoro de EEUU lo acusó del delito de conspiración con la finalidad de traficar cocaína, metanfetaminas y marihuana hacia ese país a lo largo de los últimos 10 años.

El jueves 17 de octubre, un patrullaje de rutina de las fuerzas federales fue el inicio de una ola de violencia que se extendió durante casi 12 horas en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa. La detención de Ovidio Guzmán provocó una violenta reacción de los integrantes del Cártel del Pacífico, quienes exhibieron armas de alto poder y una impresionante capacidad de organización para enfrentar a los integrantes de la Guardia Nacional y del Ejército mexicano.

Los hechos violentos, que aterrorizaron a la población, dejaron un saldo oficial de 8 muertos, entre ellos, un civil, un elemento de la Guardia Nacional y un interno del penal de Aguaruto, así como 5 integrantes del Cártel de Sinaloa.

Durante el operativo fue liberado Ovidio Guzmán López.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: