(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en gira de trabajo por el estado de Oaxaca, explicó que fue una “decisión muy difícil, pero muy humana”, la que tomó ante los hechos violentos del pasado 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa.

“Acabamos de tomar una decisión muy difícil, pero muy humana en el conflicto en Culiacán, Sinaloa, decidimos primero la vida de los seres humanos, no a la violencia”, dijo el mandatario mexicano.

De visita por Oaxaca, en donde presentó el Programa Nacional de Reconstrucción, La Escuela es Nuestra, López Obrador insistió en que no se puede combatir la violencia con violencia, además de agradecer al Ejército Mexicano por las acciones que están llevando a cabo para pacificar al país, sin utilizar la fuerza.

“Quiero agradecerle al Ejército Nacional, a los soldados que es pueblo uniformado, por la manera en que nos están ayudando para no utilizar la fuerza, porque podemos resolver los problemas mediante el diálogo, mediante el acuerdo, no con lo irracional del uso de la fuerza, la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

López Obrador indicó que la estrategia, “la filosofía”, de su gobierno en materia de seguridad es distinta a la de administraciones anteriores que “enfrentaron la violencia con violencia”, la cual no dio resultados y únicamente “enlutaron a México” convirtiéndolo en un cementerio.

“La paz, la tranquilidad, no la discordia, no el odio, no la violencia; la hermandad, el amor al prójimo, esa es la filosofía, esa es la doctrina de este gobierno. No nos importa que los conservadores, los adversarios quieran que se gobierne de de otra manera, ellos ya lo hicieron y no dio resultados, al contrario enlutaron a México, convirtieron a México en un cementerio, esa estrategia de querer apagar el fuego con le fuego, de enfrentar la violencia con la violencia, nunca más, jamás vamos nosotros a reprimir al pueblo de México”.

Agregó que con justicia es como se podrá serenar el país. “Cual es el ideal que tenemos, cual es el sueño que tenemos: que cuando todos tengan trabajo, que cuando todos los mexicanos tengan bienestar, cuando sean atendidos todos los jóvenes, que no se queden los niños sin posibilidad de estudiar, cuando haya justicia vamos a serenar a México, va haber paz y va haber tranquilidad en nuestro país, esa es nuestra filosofía”.

FOTO: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO.COM
FOTO: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO.COM

El mandatario mexicano hizo énfasis en que logrará hacer cambios sustanciales en el país: “Si gobernamos obedeciendo al pueblo, defendiendo al pueblo, protegiendo al pueblo, claro que vamos a lograr la transformación del pueblo”.

López Obrador recibió fuertes críticas de algunos sectores políticos y sociales, luego de que el gobierno reconociera que se tomó la decisión de liberar a Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante detenido en Estados Unidos, Joaquín “El Chapo” Guzmán, ante el amago de integrantes del Cártel de Sinaloa (CDS) de convertir en un campo de guerra la ciudad de Culiacán, si no lo dejaban en libertad.

El pasado jueves 17 de octubre se registró una jornada violenta en la capital del estado de Sinaloa debido a la detención de uno de los hijos de “El Chapo”. Un día después el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, en conferencia de prensa junto con el gabinete de Seguridad y el gobernador del estado, explicó que de manera oficial nunca estuvo detenido Guzmán López, sino sólo estuvo en custodia de las fuerzas de seguridad.

FOTO: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO.COM
FOTO: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO.COM

Esto originó una fuerte movilización de integrantes del Cártel de Sinaloa en Culiacán. Bloquearon carreteras, incendiaron vehículos y hubo varios enfrentamientos entre presuntos sicarios y elementos del Ejército Mexicano en distintos puntos de la ciudad, ocasionando pánico y caos entre los habitantes.

La amenaza del CDS a las autoridades fue directa, sino dejaban en libertad a Ovidio Guzmán iban a hacer de Culiacán un campo de guerra, dejando en medio a los ciudadanos.

La tarde del jueves, las autoridades de la capital sinaloense vivieron una de las derrotas más dolorosas en la historia moderna, al ser sometidos por sicarios del Cártel de Sinaloa.

Pese a que los sicarios los rebasaban en armamento, los agentes repelieron el ataque y tomaron el control del inmueble, donde había cuatro personas, entre ellas el hijo del Chapo Guzmán y presunto operador del Cártel de Sinaloa, Ovidio Guzmán, alias “El Ratón”.

Smoke from burning cars rises due in Culiacan, Mexico, Thursday, Oct. 17, 2019. An intense gunfight with heavy weapons and burning vehicles blocking roads raged in the capital of Mexico’s Sinaloa state Thursday after security forces located one of Joaquín “El Chapo” Guzmán’s sons who is wanted in the U.S. on drug trafficking charges. (AP Photo/Hector Parra)
Smoke from burning cars rises due in Culiacan, Mexico, Thursday, Oct. 17, 2019. An intense gunfight with heavy weapons and burning vehicles blocking roads raged in the capital of Mexico’s Sinaloa state Thursday after security forces located one of Joaquín “El Chapo” Guzmán’s sons who is wanted in the U.S. on drug trafficking charges. (AP Photo/Hector Parra)

Fue entonces que varios grupos rodearon la vivienda y realizaron acciones violentas contra la ciudadanía para evitar su detención.

A pesar de que comenzó a circular una foto presuntamente del arresto de Guzmán, el titular de la dependencia, Alfonso Durazo, dijo que se acordó liberar al supuesto sicario para evitar daños a la población de Culiacán, que tiene 800,000 habitantes.

El titular aseveró que la detención no se había llevado acabo tras un patrullaje en la zona, sino se trató de un operativo “precipitado” por elementos de la Policía Ministerial, que contaban con una orden de cateo a un domicilio de la zona Tres Ríos, y donde se hallaba Ovidio Guzmán.

Las diferentes zonas del ataque en Culiacán, Sinaloa (Infografía: Infobae)
Las diferentes zonas del ataque en Culiacán, Sinaloa (Infografía: Infobae)

“En un afán de obtener resultados positivos, actuó (la Policía Ministerial) de manera precipitada con deficiente planeación, así como falta de previsión sobre las posibles consecuencias”, informó el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.

Al advertir el alto índice de violencia generalizado que se produjo, el gabinete de seguridad decidió finalizar el operativo, que resultó en la muerte de un civil, un elemento de la Guardia Nacional, un interno de Aguaruto y 5 agresores.

“El grupo no previó lo que sucedería. Se precipitó, no planeó los riesgos”, insistió el general Cresencio Sandoval.

López Obrador, en su habitual conferencia de prensa, justificó la liberación de Ovidio Guzmán López: Tomaron decisiones que yo avalo, que yo respaldo, porque se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas, muchos seres humanos y se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso, porque no se trata de masacres. No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas", dijo desde Oaxaca tras la resolución del Gabinete de Seguridad de dejar en libertad a “El Chapito” tras las balaceras que desataron en la ciudad grupos de sicarios.

PJO

MÁS SOBRE ESTE TEMA: