Uber, Didi y Cabify no podrán cobrar en efectivo por la nueva Ley de Movilidad de la Ciudad de México

Las aplicaciones de movilidad ahora tienen que sujetarse a nuevas reglamentaciones implementadas por el gobierno local, estas incluyen quitar la opción de pago en efectivo y contar con la licencia de manejo especial que son obligatorias en taxistas

Tendrán que registrarse para operar en la CDMX (Foto: Archivo)
Tendrán que registrarse para operar en la CDMX (Foto: Archivo)

Las aplicaciones de movilidad Uber, Didi Cabify y otros que operan en la Ciudad de México están en desacuerdo con las nuevas medidas implementadas por el gobierno local, que conforman la nueva Ley de Movilidad publicada el 24 de abril en la Gaceta Oficial de la capital.

El decreto que reforma el Reglamento de la Ley de Movilidad establece que las aplicaciones de movilidad no podrán cobrar en efectivo y tendrán que registrarse para poder operar.

Los conductores tendrán que tramitar una licencia especial de manejo, Tipo E1, que incluye los mismos procesos y pruebas aplicadas a taxis convencionales. Las empresas son las que deberán pagar la revista, enfatizó la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum durante la presentación de la reforma.

La nueva reglamentación incluye a las empresas Beat, Bolt y Laudrive, esta última es una aplicación de transporte donde las conductoras son mujeres y solo dan servicios a mujeres.

Al día siguiente, el colectivo de Empresas de Redes de Transporte (ERTs), conformador por las antes mencionadas y Uber, Didi y Cabify, emitieron un comunicado donde decía que el proceso de reforma se hizo sin dialogo previo con el CEO regional de cada plataforma así como tampoco se tomaron en cuenta las opiniones de conductores y usuarios.

Por eso temen que la reforma se haya hecho con la finalidad de crear barreras para las empresas que repercutirá en la economía de las familia e individuos que obtienen ingresos gracias a las aplicaciones de movilidad. Señalaron que la "nueva regulación no contempla un periodo razonable para su implementación".

Sheinbaum dijo en una conferencia de prensa, después de que el ERTs emitiera su comunicado, que estas medidas no iban a provocar pérdidas de empleos y que el Secretario de Movilidad, Andrés Lajous, estaba abierto a dialogar. Con esta actualización lo que el gobierno de la Ciudad de México busca es "poner orden y piso parejo, pero no se trata de afectar a nadie".

Uber, por el contrario, advirtió que las medidas tomadas dejarían a 40.0000 de sus conductores sin una opción de autoempleo, aunque no especificó por qué razones sucedería eso.

Hasta ahora no se han registrado quejas por parte de los usuarios por quitar la opción de pago en efectivo, una alternativa para las personas que no cuentan con tarjetas de débito o crédito o bien que no contaban con saldo suficiente para hacer el pago por ese método.