El despliegue de los militantes cubanos que actúan como fuerza parapolicial para amedrentar a los manifestantes opositores

Los simpatizantes del régimen castrista marcharon con palos en las manos para impedir nuevas protestas contra la dictadura

Tras las multitudinarias manifestaciones en Cuba, el régimen castrista mantiene el despliegue de las fuerzas de seguridad y también de sus partidarios que amedrentan a los opositores en las calles de La Habana y la periferia de la capital.

Escuadrón de policías antimotines
Escuadrón de policías antimotines

Los espacios públicos continuaron fuertemente custodiados mientras el servicio de internet móvil continúa cortado, lo que dificulta las comunicaciones y la coordinación de nuevas protestas.

Jóvenes que apoyan al régimen castrista formados con palos frente a las fuerzas de seguridad en el municipio de Arroyo Naranjo, La Habana
Jóvenes que apoyan al régimen castrista formados con palos frente a las fuerzas de seguridad en el municipio de Arroyo Naranjo, La Habana

Muchas de las principales arterias de la capital amanecieron el lunes fuertemente custodiadas por la policía. Además, se instalaron brigadas especiales desde el domingo por la noche.

Las filas "revolucionarias" marcharon por zonas residenciales cargando palos
Las filas "revolucionarias" marcharon por zonas residenciales cargando palos

El “apagón” de los datos dificulta conocer a ciencia cierta lo que ocurre a lo largo de la isla, pero no se registraron nuevas manifestaciones opositoras en medio del despliegue de seguridad.

Ramas, palos y lo que sirva para amedrentar a los opositores
Ramas, palos y lo que sirva para amedrentar a los opositores

Son de la periferia de La Habana donde las tropas antimotines y ‘los revolucionarios’ con palos en las manos han tomado las calles e impide que la gente salga”, detalló el periodista Abraham Jiménez Enoa.

Y es que la orden ya la había dado Miguel Díaz-Canel en la televisión nacional el domingo, donde arengó a sus partidarios como respuesta a las protestas pacíficas: “La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios”.

El domingo, simpatizantes del oficialismo que salieron a contrarrestar las marchas rompieron los equipos de un camarógrafo y la policía golpeó al fotógrafo Ramón Espinosa, hiriéndolo en la nariz y uno de los ojos. Actualmente se encuentra hospitalizado sin que su vida corra peligro.

Sin nuevas manifestaciones, familiares de detenidos se acercaron a comisarías para indagar sobre el paradero de sus maridos, hijos y allegados arrestados o desaparecidos durante los sucesos del domingo.

De acuerdo con una lista publicada el lunes por la noche en Twitter por el Movimiento San Isidro (MSI), un grupo de intelectuales y universitarios que reclaman libertad de expresión y creación, 114 personas habían habían sido detenidas o no estaban localizadas.

El lunes, Díaz Canel había respaldado la represión del régimen, ya que sostuvo que los opositores “tuvieron la respuesta que merecían”.

Luego, agregó: “Ya salieron con que en Cuba reprimimos, asesinamos ¿Dónde están los asesinatos cubanos? ¿Dónde está la represión cubana? ¿Dónde están los desaparecidos en Cuba?”.

(Fotos: Yamil Lage/AFP)

Seguir leyendo: