El “monstruo del Mar Caspio” quedó encallado en una playa rusa y se convirtió en una atracción turística

El ekranoplano, mitad barco y mitad avión diseñado para evitar radares, no tuvo éxito en la Guerra Fría, pero reapareció para un nuevo parque militar

La extraña "aparición" en la costa rusa (Reuters)
La extraña "aparición" en la costa rusa (Reuters)

Una gigantesca reliquia soviética de la Guerra Fría sorprendió a los visitantes de una playa rusa, con su extraña apariencia e inesperada aparición, agrandando la leyenda de lo que un día se conoció como el “Monstruo del Mar Caspio”.

Aunque a primera vista parece un avión, se trata de un “ekranoplano”, una nave que planeaba sobre el mar a escasa altura para evitar ser detectada por los radares. El prototipo, único en su clase en entrar en servicio, no prosperó y los desarrollos de un segundo modelo se paralizaron con el colapso de la Unión Soviética. Ahora, luce como abandonado en la costa cercana a Derbent, en la república de Darguestán.

Como no había dónde ponerlo, quedó "abandonado" en la costa (Grosby)
Como no había dónde ponerlo, quedó "abandonado" en la costa (Grosby)

Fueron tres décadas de inacción hasta que la bestia, mitad barco y mitad planeador, fue remolcada para convertirse en parte de “Parque Patriótico” lo que se proyecta como una feria temática, una especie de museo militar en Derbent, ciudad que afirma ser el más antiguo asentamiento continuamente habitado en territorio ruso.

No abundan detalles sobre este proyecto, pero medios rusos afirman que su construcción se iniciará este mismo año. Y parte del proceso fue el traslado del ekranoplano desde la base de Kaspiysk, en el que participaron varios buques y todavía hoy se observan trabajos de maquinaria y movimiento de camiones para restaurar la nave. Pero como todavía no hay parque, el “monstruo” quedó con aspecto de abandono.

Trabajos de restauración y para evitar daños mayores en la estructura (Reuters)
Trabajos de restauración y para evitar daños mayores en la estructura (Reuters)
(Reuters)
(Reuters)

La nave alada tiene un inusual aspecto: tiene 74 metros de largo y 19 metros de alto, era propulsada por 8 motores equipada con seis misiles de crucero anti-buque. Según los registros, cuando estaba en uso, podría alcanzar una velocidad de crucero de 550 km/h, un nivel no igualado por ningún otro barco pesado existente, y transportar cientos de toneladas de carga. De haber tenido éxito, su sigilo lo hubiese convertido en el terror de los portaaviones.

La inteligencia estadounidense captó imágenes satelitales en las que se leía las siglas KM (Koralb-Maket, nave prototipo), por lo que se le apodó “Kaspian Monster” por su singular tamaño y forma.

(Reuters)
(Reuters)

No obstante, era muy difícil de maniobrar: necesitaba amplias distancias para girar su trayectoria. Además, estaba descartado su uso en océanos, ya que el oleaje alto podía derribarlo. Además, el agua causaba constantes daños a los motores.

“Parece un OVNI”, describió el bloguero Vitaliy Raskalov, uno de los primeros en viralizar la aparición costera. “Espero que se mantenga intacto y no sea destruido”, añadió. Tras la viralización de las imágenes, otros curiosos se han ido acercando a la inhóspita zona.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El FBI reveló que Rusia e Irán intentan interferir en las elecciones en Estados Unidos

MAS NOTICIAS