El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega para ofrecer su discurso sobe el Estado de la Unión en un pleno del Congreso, en la Cámara de Representantes, en el Capitolio, en Washington, el martes 4 de febrero de 2020, mientras la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, le tiende la mano. (Leah Millis/Pool via AP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega para ofrecer su discurso sobe el Estado de la Unión en un pleno del Congreso, en la Cámara de Representantes, en el Capitolio, en Washington, el martes 4 de febrero de 2020, mientras la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, le tiende la mano. (Leah Millis/Pool via AP)

Ante un Congreso y un país profundamente divididos por el juicio político, el presidente Donald Trump exaltó el martes en su discurso del Estado de la Unión la “gran recuperación de Estados Unidos”, tres años después de lamentar lo que describió como la “masacre estadounidense” de su predecesor.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofrece su discurso sobre el Estado de la Unión en un pleno del Congreso en el Capitolio, Washington, el martes 4 de febrero de 2020, ante la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de California, y el vicepresidente, Mike Pence. (Doug Mills/The New York Times via AP, Pool)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofrece su discurso sobre el Estado de la Unión en un pleno del Congreso en el Capitolio, Washington, el martes 4 de febrero de 2020, ante la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de California, y el vicepresidente, Mike Pence. (Doug Mills/The New York Times via AP, Pool)

Las disputas entre partidos quedaron patentes mientras el primer presidente en buscar la reelección en medio de un juicio político pedía un nuevo mandato. Los legisladores republicanos corearon “Cuatro años más”. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, rompió su copia del discurso de Trump en cuanto el mandatario terminó su intervención.

REUTERS/Joshua Roberts

REUTERS/Joshua Roberts

“Los enemigos de Estados Unidos están huyendo, las riquezas de Estados Unidos aumentan y el futuro de Estados Unidos resplandece”, declaró Trump. “En apenas tres años hemos destruido la mentalidad de un declive estadounidense y repelido el angostamiento del destino de Estados Unidos. Estamos avanzando a un ritmo inimaginable hasta hace poco ¡y no vamos a retroceder nunca!”.

(REUTERS/Tom Brenner)

(REUTERS/Tom Brenner)

Fijando sus parámetros de éxito y afirmando que los había superado, Trump pasó de la “masacre estadounidense” de aquel mensaje de asunción a exaltar la “gran recuperación de Estados Unidos”, exponiendo los logros económicos del país como su principal argumento para un segundo periodo.

Ivanka Trump (izquierda), Jared Kushner y Lara Trump asisten al discurso del Estado de la Unión. Mark Wilson/Getty Images/AFP

Ivanka Trump (izquierda), Jared Kushner y Lara Trump asisten al discurso del Estado de la Unión. Mark Wilson/Getty Images/AFP

Trump dedicó gran parte del discurso a destacar la fortaleza de la economía, incluido un bajo desempleo, y destacó la manera en que se ha beneficiado a las clases trabajadora y media, aunque el periodo de crecimiento comenzó con su predecesor Barack Obama. Y lo que Trump describe como un auge sin precedentes no difiere en muchos aspectos de la solidez económica que heredó de Obama. El crecimiento económico alcanzó 2,3% en 2019, igualando el ritmo promedio desde el final de la Gran Recesión hace una década en el primero de los ocho años de gobierno de Obama.

La Primera Dama Melania Trump es aplaudida por los invitados. (LEAH MILLIS / POOL / AFP)

La Primera Dama Melania Trump es aplaudida por los invitados. (LEAH MILLIS / POOL / AFP)

Trump ensalzó los nuevos acuerdos comerciales que ha negociado, entre ellos el de fase uno con China y el Tratado México-Estados Unidos-Canadá, suscrito el mes pasado.

(LEAH MILLIS / POOL / AFP)

(LEAH MILLIS / POOL / AFP)

Trump pronunció su discurso en la Cámara de Representantes, ubicada en el lado opuesto del Capitolio de donde el Senado tiene previsto el miércoles en una proporción partidista.

Guaidó saluda al ser ovacionado por el Congreso (REUTERS/Leah Millis/POOL)

Guaidó saluda al ser ovacionado por el Congreso (REUTERS/Leah Millis/POOL)

La primera mitad de su discurso televisado a nivel nacional se caracterizó por el optimismo, sin mencionar el juicio político que ha desgastado a Washington, recitando una lista de logros y compromisos.

Trump saluda al líder de la mayoría republicana Mitch McConnell (Mario Tama/Getty Images/AFP)

Trump saluda al líder de la mayoría republicana Mitch McConnell (Mario Tama/Getty Images/AFP)

Sin embargo, la división partidista al interior de Washington quedó representada por la mujer que se encontraba a su izquierda y que también sobresalía en las tomas de televisión.

Las progresistas eligieron ir también de blanco, después de que se batiera el récord de mujeres elegidas para la Cámara de Representantes en unos comicios legislativos. REUTERS/Joshua Roberts

Las progresistas eligieron ir también de blanco, después de que se batiera el récord de mujeres elegidas para la Cámara de Representantes en unos comicios legislativos. REUTERS/Joshua Roberts

Pelosi, una piedra en el zapato de Trump que autorizó el juicio político en el que se acusó al mandatario de abusar de su autoridad al presionar a Ucrania a investigar a un rival político, creó hace un año una imagen viralizada con lo que parecía su aplauso sarcástico del presidente.

La congresista de Minnesota Ilhan Omar (derecha) y la congresista de Michigan Rashida Tlaib sonríen el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pronuncia el discurso. (MANDEL NGAN / AFP)

La congresista de Minnesota Ilhan Omar (derecha) y la congresista de Michigan Rashida Tlaib sonríen el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pronuncia el discurso. (MANDEL NGAN / AFP)

Esta vez fue aún más explícita al romper la transcripción del discurso.

(Olivier DOULIERY / AFP)

(Olivier DOULIERY / AFP)

Trump no se mostró más cordial. Cuando subió al estrado, no estrechó la mano tendida de Pelosi, aunque no estaba claro si la había visto.

Donald Trump y el presidente de la Corte Suprema John Roberts (Mark Wilson/Getty Images/AFP)

Donald Trump y el presidente de la Corte Suprema John Roberts (Mark Wilson/Getty Images/AFP)

Más tarde, entre frecuentes vítores de los republicanos, ella se mantuvo en su asiento y en ocasiones negaba con la cabeza en respuesta a las palabras de Trump.

La prensa durante el discurso (Mark Wilson/Getty Images/AFP)

La prensa durante el discurso (Mark Wilson/Getty Images/AFP)

Cuando se marchó, dijo a la prensa que romper el discurso era “lo más cortés, dada la alternativa”. Los republicanos tacharon su acción de falta de respeto.

( Mark Wilson/Getty Images/AFP)

( Mark Wilson/Getty Images/AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: