Los tres hoteles de Walt Disney Co. en Disneyland se están quedando sin habitaciones, y los precios llegan a US$763 por noche para la apertura de la nueva tierra de Star Wars, el 31 de mayo.

Por primera vez en los parques de Disney, la compañía requiere reservaciones para ingresar a Star Wars: Galaxy's Edge desde el día de apertura hasta el 23 de junio. Los huéspedes de los hoteles de la compañía en Anaheim, California, tendrán garantizada la entrada en una hora determinada. Disneyland.com comenzará a aceptar reservas para visitantes que no sean huéspedes del hotel a las 10 am hora del Pacífico el 2 de mayo, informó la compañía el lunes.

Star Wars: Galaxy’s Edge (el nombre de la zona de Star Wars dentro de Disney)
Star Wars: Galaxy’s Edge (el nombre de la zona de Star Wars dentro de Disney)

Había habitaciones con capacidad para cinco personas disponibles por US$763 por noche en el Grand Californian Hotel & Spa, de categoría superior. No había habitaciones disponibles para el día de apertura en el hotel Disneyland ni en el hotel Paradise Pier.

Algunos huéspedes del hotel se quejaron en Twitter de que la compañía se equivocó en la fecha o la hora de sus reservas para Star Wars. La compañía dijo que está trabajando para resolver los problemas.

Disney planea abrir las tierras de Star Wars, sus mayores adiciones en sus parques temáticos, en el parque original de Disneyland el próximo mes y en Disney's Animal Kingdom en Orlando, Florida, el 29 de agosto.

Disney está tomando medidas para evitar las reventas. Las reservas se anularán si se transfieren o se venden, anunció la compañía. Los huéspedes mayores de 18 años deben mostrar una identificación que coincida con su reserva.

\
\

También está tomando medidas para manejar las multitudes. Una hoja informativa de la compañía dice que los invitados en las colas tendrán acceso a refrigerios, baños e interacciones con el reparto mientras esperan.

La compañía ha agregado nuevas instalaciones de estacionamiento con 7.500 lugares, pasarelas ampliadas y aceras reducidas para acomodar a los huéspedes adicionales.

Fuente: Bloomberg