EEUU ordenó la evacuación de las familias del personal de su Embajada en Ucrania

La medida, dictada por el Departamento de Estado, podría comenzar este lunes y es en respuesta a la amenaza de invasión por parte de Rusia

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. REUTERS/Jonathan Ernst
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. REUTERS/Jonathan Ernst

El Departamento de Estado ha ordenado a las familias del personal de la Embajada de Estados Unidos en Ucrania que comiencen a evacuar el país tan pronto como el lunes, según informan funcionarios estadounidenses a Fox News.

También se espera que la próxima semana el Departamento de Estado anime a los estadounidenses a empezar a salir de Ucrania en vuelos comerciales, “mientras estén disponibles”, dijo un funcionario.

Además, la Embajada de Estados Unidos en Ucrania ha solicitado a la Casa Blanca que autorice la evacuación en los próximos días de todo el personal diplomático no esencial, según agregó la cadena CNN.


Desde fuentes cercanas al Gobierno ucraniano se ha confirmado que Estados Unidos ya ha informado a las autoridades de Kiev que las evacuaciones “podrían comenzar la semana que viene”, en una decisión que ha causado cierto malestar en el Gobierno ucraniano.

De hecho, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, habló recientemente con el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, a quien trasladó su opinión de que la evacuación diplomática sería una “reacción exagerada” que podría debilitar la confianza en el Gobierno ucraniano.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski en una imagen de archivo. EFE/ Ludovic Marin
El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski en una imagen de archivo. EFE/ Ludovic Marin

El Departamento de Estado infromó está desarrollando “rigurosos planes de contingencia, como siempre ocurre, en el caso de que la situación de seguridad se deteriore”.

Por otra parte, en medio de las tensiones diplomáticas por la concentración de tropas rusas en la frontera ucraniana, Estados Unidos y Ucrania comenzaron a notar cómo Rusia vacío su embajada en Kiev.

El 5 de enero, 18 personas -la mayoría hijos y esposas de diplomáticos rusos- subieron a autobuses y emprendieron un viaje de 15 horas a Moscú, según un alto funcionario de seguridad ucraniano, citado por The New York Times.

Unas 30 personas más abandonaron la representación diplomática en los días posteriores, desde Kiev y un consulado en Lviv, en el oeste de Ucrania. Los diplomáticos de otros dos consulados rusos han recibido la orden de prepararse para abandonar Ucrania, dijo el funcionario de seguridad, que habló con el medio neoyorquino bajo condición de anonimato.

Alrededor de 150 banderas ucranianas que simbolizan a 14.000 personas muertas en un conflicto entre las tropas ucranianas y las fuerzas separatistas respaldadas por Rusia en la región oriental de Donbas desde 2014 se ven frente a la embajada rusa durante una manifestación en Kiev, Ucrania, 23 de agosto de 2021.  REUTERS/Gleb Garanich
Alrededor de 150 banderas ucranianas que simbolizan a 14.000 personas muertas en un conflicto entre las tropas ucranianas y las fuerzas separatistas respaldadas por Rusia en la región oriental de Donbas desde 2014 se ven frente a la embajada rusa durante una manifestación en Kiev, Ucrania, 23 de agosto de 2021. REUTERS/Gleb Garanich

El desalojo de la embajada rusa puede ser propaganda, preparación para un conflicto inminente o una maniobra, o las tres cosas juntas, dicen los funcionarios ucranianos y estadounidenses citados por The New York Times.

Ejercicios en el Mediterráneo

También en las últimas horas se ha dado a conocer que, a partir del lunes, los socios de la OTAN, incluido Estados Unidos, iniciarán el ejercicio marítimo “Neptune Strike ‘22″ en el mar Mediterráneo, según ha informado el secretario de prensa del Pentágono, John F. Kirby, durante una sesión informativa.

Estos simulacros, que se prolongarán durante 12 días, habían permanecido en el limbo dada la tensión existente con Rusia, pero finalmente la Alianza Atlántica ha decidido seguir adelante con ellos.

Neptune Strike ‘22 “está diseñado para demostrar la capacidad de la OTAN para integrar las capacidades de ataque marítimo de alto nivel de un grupo de ataque de portaaviones, para apoyar la faceta disuasoria y de defensa de la Alianza”, ha explicado el secretario antes de reiterar que estos ejercicios se estaban planeando desde 2020.

Tropas ucranianas se congresan cerca de lanzadores de proyectiles BM-21 "Grad"  durante ejercicios militares en la región de  Kherson, Ucrania- Enero 19, 2022. ATENCIÓN EDITORES: ESTA IMAGEN HA SIDO PROVISTA POR UNA TERCERA PARTE.
Tropas ucranianas se congresan cerca de lanzadores de proyectiles BM-21 "Grad" durante ejercicios militares en la región de Kherson, Ucrania- Enero 19, 2022. ATENCIÓN EDITORES: ESTA IMAGEN HA SIDO PROVISTA POR UNA TERCERA PARTE.

“Dada la tensión de este momento, se ha dado al tema la debida consideración. Tras conversaciones con nuestros aliados, acabamos tomando la decisión de seguir adelante”, ha añadido Kirby.

“El ejercicio en sí no está diseñado contra los tipos de escenarios que podrían ocurrir con respecto a Ucrania. Realmente es un ejercicio marítimo de la OTAN para probar una amplia gama de capacidades marítimas que queremos asegurarnos de seguir mejorando”, ha insistido.

(Con información de Europa Press)

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR