El policía de Kenosha que disparó siete veces por la espalda al afroamericano Jacob Blake volvió a su puesto y no será sancionado

La investigación interna determinó que el agente Rusten Sheskey actuó dentro del reglamento

Jacob Blake y el policía Rusten Sheskey
Jacob Blake y el policía Rusten Sheskey

Rusten Sheskey, el agente de la Policía de Kenosha (Wisconsin) que disparó al afroamericano Jacob Blake siete veces, ha regresado a su puesto y al servicio activo, según un comunicado del jefe de la Policía, Daniel Miskinis, que precisó que tampoco enfrentará ninguna sanción interna dentro de la fuerza.

Miskinis, en el escrito, admitió que “algunos no estarán satisfechos” con esta decisión, pero que tras las investigaciones se ha concluido que el agente “actuó dentro de la política de la Policía, por lo que no será sujeto a ningún tipo de disciplina”, informó CNN.

El agente “actuó dentro de la ley y fue consistente con el entrenamiento”, reiteró el jefe de la Policía.

El fiscal de distrito del condado de Kenosha, Michael Graveley, anunció en enero que Sheskey no enfrentaría cargos por el tiroteo. Tras la baja administrativa que acabó el 31 de marzo, Sheskey ha vuelto a su puesto.

Los disparos contra Blake, de 29 años, que se encontraba frente a sus tres hijos, provocaron una nueva ola de manifestaciones en ciudades de todo Estados Unidos, iniciadas meses antes tras el asesinato de George Floyd a manos de la Policía el pasado 25 de mayo.

El oficial Sheskey había acudido a una llamada sobre una disputa doméstica el 23 de agosto. El agente disparó contra Blake cuando este intentaba acceder a una camioneta, después de un intento fallido de arrestarlo, según un informe del fiscal general del estado de Wisconsin, Josh Kaul.

Cuando lo intentaban detener, una navaja cayó del pantalón de Blake durante una refriega. Él dijo que la recogió antes de dirigirse a un vehículo para irse con dos de sus hijos en el asiento trasero. Dijo que estaba preparado para entregarse una vez que puso la navaja en el vehículo. Sus abogados sostienen que nunca mostró intención de usar el cuchillo.

Graffitis piden sanciones contra el policía Sheskey (Reuters)
Graffitis piden sanciones contra el policía Sheskey (Reuters)

Por su parte, Sheskey dijo a los investigadores que temía por su propia seguridad, por lo que abrió fuego. El tiroteo se produjo tres meses después de que George Floyd muriera mientras era retenido por agentes de policía en Minneapolis.

El mes pasado, Blake presentó una demanda civil en la que acusaba al agente de fuerza excesiva.

(Con información de Europa Press y AP)

SEGUIR LEYENDO: