Coronavirus en Florida: el condado de Broward podría volver a clases con un programa 100% virtual

Así lo afirmó el superintendente de escuelas, Robert Runcie, quien aseguró que con los nuevos índices de contagio llevar a los menores a las aulas sería exponerlos a ellos y a sus maestros

Desde Miami, Florida, Estados Unidos
Jennifer Panditaratne y su esposo Irajh Panditaratne ayudan a sus hijos con la educación en el hogar en el condado de Broward, Florida, EEUU, 29 de mayo de 2020. REUTERS/María Alejandra Cardona
Jennifer Panditaratne y su esposo Irajh Panditaratne ayudan a sus hijos con la educación en el hogar en el condado de Broward, Florida, EEUU, 29 de mayo de 2020. REUTERS/María Alejandra Cardona

Cada vez se ve más lejos la vuelta a la normalidad en el sur de la Florida. Quizás el componente clave para que la vida empiece a parecerse un poco más a lo que se considera normal sea la vuelta a clases de los menores. Por más reactivación económica que haya, si los niños siguen en las casas nada puede ser igual para las familias.

Con el alza en el número de contagios se ha puesto en duda la vuelta a clases presenciales al comienzo del nuevo año lectivo, que para Florida es a finales de agosto. Si bien el gobernador Ron DeSantis ha sido muy enfático en que el ideal para él es que las escuelas abran, los superintendentes de escuelas públicas de cada distrito son los encargados de tomar la decisión final para su región.

En el caso del condado de Broward (al que pertenecen las ciudades de Fort Lauderdale, Hallandale y Hollywood, entre otras), el superintendente de escuelas, Robert Runcie, aseguró que cree que las clases deberían ser 100% virtuales, al menos al principio del semestre.

Esa es la única manera en la que podemos educar a nuestros alumnos manteniéndolos sanos y seguros a ellos y a sus maestros”, dijo durante una reunión virtual Runcie.

La decisión final no está tomada y el próximo 22 de julio habrá otra reunión virtual en la que padres, maestros y miembros de la junta escolar podrán exponer su opinión al respecto. Pero la convicción de Runcie al asegurar que a su entender la totalidad de las clases deben ser virtuales por ahora, no pareciera indicar que en una semana vaya a cambiar de parecer.

El principal foco de COVID-19 sigue estando en el sureste del estado, en Miami-Dade, Broward y Palm Beach (EFE/Michael Reynolds/Archivo)
El principal foco de COVID-19 sigue estando en el sureste del estado, en Miami-Dade, Broward y Palm Beach (EFE/Michael Reynolds/Archivo)

El superintendente de escuelas de Broward puso la salvedad de que esto es lo que le parece correcto siempre y cuando la situación sanitaria en el sur de la Florida no mejore, o incluso empeore. Si los índices de contagios y hospitalizaciones disminuyen, el escenario es otro lógicamente.

“Dadas las actuales condiciones, y la tendencia que no parece ser positiva, no veo como en cuestión de un mes estaríamos listos para abrir las escuelas de la manera en la que desearíamos hacerlo”, agregó.

En rueda de prensa en Miami, el gobernador DeSantis dijo que hay muchas cosas a considerar. “La primera si los niños corren riesgo con este virus, que parecerían no correrlo. Pero también hay que poner en la balanza el bienestar de los menores. A mí me preocupa mucho que no aprendan lo mismo que aprenderían en la escuela, pero también me preocupa qué va a pasar con esos niños que están en riesgo y que dependen de las autoridades escolares para detectar sus problemas. Qué va a pasar con las temporadas de deportes, que sabemos que para muchos estudiantes son el pasaporte hacia una beca en la universidad”, afirmaba DeSantis, quien dijo que entiende los miedos de quienes prefieren opciones virtuales y que esto siempre debe ser una opción para los padres que así lo deseen.

En Miami-Dade por el momento no se ha tomado una decisión acerca de cómo será el próximo año escolar. Por ahora las autoridades de la junta escolar de este condado están evaluando las miles de respuestas otorgadas por los padres de alumnos que tenían que elegir si para sus hijos querían un sistema presencial o virtual de enseñanza.

Si menos del 25 por ciento de los padres de cada escuela elige la opción virtual, entonces todos los niños de esa escuela seguramente terminarían en un sistema híbrido con clases presenciales y lecciones virtuales. Si, por el contrario, el 25 por ciento o más de los padres opta por la opción en línea, entonces el resto de los alumnos podrían tomar clases presenciales manteniendo distancia social entre sí. Este plan preliminar se presentó antes de que Miami se convirtiera en lo que muchos llaman el nuevo epicentro del coronavirus, por lo cual no sería raro que incluso estos planes cambien.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Florida batió récord de muertes por coronavirus: 132 en las últimas 24 horas

Cuestionan la eficacia de las pruebas de PCR para diagnosticar COVID-19: qué opinan los expertos

MAS NOTICIAS