El momento en que una mujer increpa a uno de los policías involucrados en la muerte de George Floyd

J. Alexander Kueng fue abordado por una mujer en una tienda que le recriminó que estuviera de compras tras haber estado en prisión por la muerte del hombre afroamericano: "No vas a poder vivir tranquilo en Minnesota ni en cualquier otro lugar. Volverás a la cárcel"


Increpan a uno de los policías involucrado en el asesinato George Floyd

J. Alexander Kueng, uno de los cuatro ex oficiales de Mineápolis que fue acusado por la muerte de George Floyd, fue liberado bajo fianza de la cárcel del condado de Hennepin el pasado viernes en la noche. Sin embargo, apenas unas horas después, se enfrentó a la condena y malestar que aún persiste por la muerte del hombre afroamericano en un operativo policial del que él fue parte en Minnesota.

Kueng fue a un supermercado de Plymouth, ciudad ubicada en el condado de Hennepin, en Minnesota. Allí fue increpado por una mujer que en todo momento grabó con su teléfono móvil el diálogo que mantuvo con el ex oficial.

“¿Sentiste algún remordimiento por lo que hiciste? No puedes andar por Minnesota de esta manera; es una locura que estés aquí, pensando que todo está bien”, le recriminó la mujer al ex policía, que estaba acompañado por otro hombre.

Kueng apenas se limitó a responder que se encontraba en el establecimiento comprando alimentos.

La mujer en todo momento advirtió a los clientes del local que allí estaba uno de los policía que mataron a Floyd. “Tiene el descaro de salir a la calle y pensar que no sabemos quién es. ¿Cómo te atreves? No vas a poder vivir tranquilo en Minnesota ni en cualquier otro lugar. Y volverás a la cárcel, confía”.

“Tienes suerte de que no tengan tu dirección”, agregó.

J. Alexander Kueng salió de prisión tras pagar una fianza de 750.000 dólares (Hennepin County Sheriff's Office/Handout via REUTERS)
J. Alexander Kueng salió de prisión tras pagar una fianza de 750.000 dólares (Hennepin County Sheriff's Office/Handout via REUTERS)

El ex oficial fue liberado el pasado viernes por la tarde, tras pagar una fianza de 750.000 dólares.

Kueng, quien tiene 26 años, fue uno de los policías que, junto con Derek Chauvin, Tou Thao y Thomas Lane respondieron al llamado de emergencia sobre un supuesto billete falsificado de 20 dólares en Cup Foods, en Minneapolis. Chauvin después puso su rodilla en el cuello de Floyd durante ocho minutos y 46 segundos.

Floyd en reiteradas ocasiones advirtió que no podía respirar, e incluso los transeúntes que comenzaron a grabar la situación, les reclamaron a los oficiales. Sin embargo, los cuatro lo ignoraron. Floyd murió minutos después.

Al viralizarse uno de los videos, los oficiales fueron despedidos y después Chauvin fue acusado de asesinato en segundo y tercer grado y homicidio involuntario en tercer grado. Mientras que Thao, Lane y Kueng fueron acusados de ayudar e incitar tanto a homicidios involuntarios de segundo grado como a homicidios de segundo grado.

El pasado miércoles 10 de junio Thomas Lane, fue el primero de los tres oficiales en ser puesto en libertad. Él también tuvo que pagar una fianza de 750.000 dólares, según informó su abogado.

Lane, de 37 años, abandonó la prisión del condado de Hennepin en la que se encontraba desde hacía dos semanas tras ser acusado por el fiscal general del estado de Minesota, Keith Ellison.

Por su parte, durante la semana pasada, la juez Jeannice Reding aceptó la petición de la Fiscalía para imponer libertad incondicional bajo fianza de USD 1,25 millones a Chauvin en la primera vista del proceso por la muerte de Floyd.

El momento en que transeúntes recriminan a la policía mientras Floyd permanecía en el suelo con el policía encima de su cuello

Chauvin compareció el 8 de junio lunes por primera vez ante un juez en el marco del caso que se desprende de sus acciones.

Cumplir con las condiciones requeriría que Chauvin entregara sus armas de fuego, no trabajara más en las fuerzas del orden o de seguridad en ningún puesto y que no tuviera contacto con la familia de Floyd.

Según reportó The Associated Press, Chauvin permaneció en silencio durante la mayor parte de la audiencia, que duró 11 minutos y se desarrolló a través de un sistema de circuito cerrado desde la prisión estatal de máxima seguridad en Oak Park Heights.

Su abogado, Eric Nelson, no apeló la fianza y no abordó el fundamento de los cargos. Tampoco habló con la prensa luego de la comparecencia. Se espera que los cuatro hombres hagan su próxima aparición en la corte el próximo lunes 29 de junio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: