Foto: AP /Matt Hartman
Foto: AP /Matt Hartman

Un avión que estaba en una situación de emergencia y regresaba al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles tuvo que arrojar este martes combustible que afectó a estudiantes de al menos tres escuelas locales, informaron autoridades estadounidenses.

El avión, que pertenece a la compañía Delta, despegó del aeródromo con 149 pasajeros a bordo rumbo a China, pero se le presentó una emergencia y tuvo que regresar rumbo al aeropuerto.

Las imágenes difundidas por televisiones locales muestran al avión volando bajo y arrojando chorros de combustible, los cuales cayeron en escuelas de la localidad de Cudahy, en el sureste del Condado de Los Ángeles. El Departamento de Bomberos de Los Ángeles señaló en un comunicado que, a raíz del suceso, atendió a 16 personas en la escuela secundaria Jordan y en la escuela primaria 93rd Elementary.

La cifra de afectados asciende a más de 40, en vista de que los bomberos del condado de Los Ángeles atendieron por su parte a 17 niños y nueve adultos en la escuela Park Avenue Elementary. No obstante, ninguno de ellos debió ser derivado a hospitales locales.

Foto: AP/Damian Dovarganes
Foto: AP/Damian Dovarganes

El hecho no ha merecido órdenes de evacuación pero las autoridades, incluso de ciudades aledañas como Downey, enviaron mensajes a los residentes para que cierren sus ventanas y eviten salir a la calle mientras se evaluaba la emergencia.

El distrito escolar manifestó en su cuenta de Twitter que los paramédicos han atendido a aquellos que se quejan de “irritación de la piel o problemas respiratorios”.

Por su parte, Delta indicó en un comunicado que “poco después del despegue, del vuelo 89 de LAX a Shanghai experimentó un problema de motor que requirió que la aeronave regresara”. “La aeronave aterrizó de manera segura después de una liberación de combustible de emergencia para reducir el peso de aterrizaje”, agregó la compañía.

Con información de EFE