Imagen de archivo de la entrada principal de la Base Naval de Pensacola, Florida, EEUU. 16 marzo 2016. Marina EEUU/Patrick Nichols/entrega vía Reuters. IMAGEN ENTREGADA POR UNA TERCERA PARTE
Imagen de archivo de la entrada principal de la Base Naval de Pensacola, Florida, EEUU. 16 marzo 2016. Marina EEUU/Patrick Nichols/entrega vía Reuters. IMAGEN ENTREGADA POR UNA TERCERA PARTE

Más de una decena de militares saudíes que entrenan en instalaciones militares de Estados Unidos serán expulsados del país, después de investigar el tiroteo que acabó con la vida de tres personas y causó once heridos en la Estación Aérea Naval de Pensacola (Florida), según ha avanzado la cadena CNN este domingo.

Los militares de Arabia Saudí no están acusados formalmente de ayudar al teniente de la Fuerza Aérea Saudí de 21 años, responsable del tiroteo el 6 de diciembre, aunque aseguran que tienen relación con movimientos extremistas, según fuentes conocedoras de la situación.

Además, algunos de ellos están acusados de poseer pornografía infantil, según ha confirmado un alto cargo de Defensa. Algunos responsables de la Administración estadounidense han señalado que se espera que Estados Unidos concluya que el tiroteo en Pensacola es un acto terrorista, aunque todavía se sigue investigando.

Por su parte, el Gobierno de Arabia Saudita se ha mostrado dispuesto a colaborar en la investigación de este hecho.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó a través de su cuenta en la red social Twitter haber recibido una llamada del rey Salmán de Arabia Saudita “para expresar sus sinceras condolencias” por lo sucedido.

Royal Saudi Air Force 2nd Lieutenant Mohammed Saeed Alshamrani, airman accused of killing three people at a U.S. Navy base in Pensacola, Florida, is seen in an undated military identification card photo released by the Federal Bureau of Investigation December 7, 2019. FBI/Handout via REUTERS. THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. THIS PICTURE WAS PROCESSED BY REUTERS TO ENHANCE QUALITY. AN UNPROCESSED VERSION HAS BEEN PROVIDED SEPARATELY.
Royal Saudi Air Force 2nd Lieutenant Mohammed Saeed Alshamrani, airman accused of killing three people at a U.S. Navy base in Pensacola, Florida, is seen in an undated military identification card photo released by the Federal Bureau of Investigation December 7, 2019. FBI/Handout via REUTERS. THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. THIS PICTURE WAS PROCESSED BY REUTERS TO ENHANCE QUALITY. AN UNPROCESSED VERSION HAS BEEN PROVIDED SEPARATELY.

El rey ha dicho que el pueblo saudí está enormemente enfadado por las acciones bárbaras del tirador y que esta persona no representa de ninguna forma los sentimientos del pueblo saudí, que ama al pueblo estadounidense”, resaltó.

Por su parte, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, afirmó que trasladó a Trump la necesidad de que el Gobierno saudí ayude a las víctimas y agregó que “van a tener una deuda aquí”. “Creo que, obviamente, va a haber muchas preguntas sobre esta persona, siendo extranjera, parte de la Fuerza Aérea saudita y estando en entrenamiento en nuestro territorio”, manifestó.

Dos semanas después del incidente, el Pentágono anunció que controló los antecedentes de todos los militares saudíes que estaban siendo formados en territorio estadounidense y que no encontró ninguna amenaza potencial.

El Departamento de Defensa examinó exhaustivamente la identidad, las actividades pasadas y los comentarios en las redes sociales de alrededor de 850 militares saudíes que se están formando en Estados Unidos, dijo a la prensa Garry Reid, responsable de inteligencia y seguridad.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: