Raniere había estado planeando construir un calabozo para encerrar a las mujeres (Foto: AP)
Raniere había estado planeando construir un calabozo para encerrar a las mujeres (Foto: AP)

Lauren Salzman, exmiembro del grupo de esclavas sexuales de Nxivm, la comunidad estadounidense que predicaba el empoderamiento, testificó ayer que Keith Raniere, líder de la secta, planeó construir un calabozo para encerrar a las mujeres del grupo.

Durante el segundo día de testimonios, Salzman, que aceptó un acuerdo de culpabilidad el mes pasado,  leyó un manual escrito por Raniere y la actriz, Allison Mack, que se les entregó a los miembros de la secta: "Tu único y más alto deseo debe ser promover a tu maestro, de quien provienen todas las cosas buenas". 

"El mayor esclavo obtiene el mayor placer de ser la herramienta definitiva de su maestro"; continúo leyendo.

Según la declaración de la mujer, las "esclavas" comprometidas con "crecer" permanecerían en una jaula hasta que Raniere, "El Maestro", las liberara. El encierro duraría horas o días.

Lauren Salzman, miembro de la secta sexual, es hija de una de las cofundadoras
Lauren Salzman, miembro de la secta sexual, es hija de una de las cofundadoras

Además, éstas se comprometían en secreto a ser las "esclavas de por vida" de Raniere, a quien se referían como "amo o gran amo". 

Otros castigos de las esclavas del líder, de 58 años, incluían azotarlas con una correa de piel si el consideraba que habían violado una de sus normas.

Salzman es hija de la cofundadora de Nxivm,  Nancy Salzman. De acuerdo a las investigaciones, ella ayudó a Raniere a mantener a una niña encerrada en su habitación durante casi dos años.

El exmiembro Marc Vicente, testificó la semana pasado que Raniere estuvo involucrado con varias mujeres, especialmente con Allison Mack y la heredera multimillonaria, Clare Brofman.

Alentó a la primera que se muriera de hambre, mientras que a la segunda le ordenó usar una correa como castigo por su actitud de sabelotodo.

Las mujeres del grupo fueron obligadas a adelgazar drásticamente
Las mujeres del grupo fueron obligadas a adelgazar drásticamente

Entre las pruebas del jurado también se encuentran fotos de las esclavas sexuales de Nxivm, que eran marcadas como ganado y obligadas a mantener relaciones sexuales con el líder.

Las ideas retorcidas de Raniere no eran únicamente para sus esclavas sexuales, ya que en una ocasión el hombre instó a su esposa a lamer un charco y correr hacia un árbol cuando tenían problemas en su relación.

La hambruna fue uno de los castigos clave en Nxivm, pues Raniere y Clare Brofman obligaban a las esclavas a matarse de hambre y hacer ejercicio.

Raniere enfrentaría cadena perpetua en caso de encontrasele culpable de delitos como pornografía y tráfico sexual.