El fiscal de distrito del condado de Orange, Todd Spitzer, habla durante una conferencia de prensa en la oficina de OCDA en Santa Ana, California con la fotografía de Linda O’Keefe delante suyo (AP)
El fiscal de distrito del condado de Orange, Todd Spitzer, habla durante una conferencia de prensa en la oficina de OCDA en Santa Ana, California con la fotografía de Linda O’Keefe delante suyo (AP)

Los investigadores buscaron durante décadas al asesino de una niña de 11 años que desapareció mientras caminaba a casa desde la escuela de verano en un caso que afectó a una comunidad costera de California en los últimos 45 años.

La foto de una sonriente Linda O'Keefe colgó todos estos años en la pared del departamento de policía en Newport Beach. Esa imagen los persiguió durante años. Les recordaba a los investigadores que debían seguir presionando en casos sin resolver como el de la pequeña niña.

Más de cuatro décadas después, las autoridades del sur de California dijeron el miércoles que un hombre de Colorado fue arrestado y acusado de matarla en 1973.

En el caso de Linda, las autoridades dijeron que recibieron un avance el mes pasado de una base de datos genealógica que coincidía con una muestra de ADN tomada cuando su cuerpo fue encontrado estrangulado en una zanja un día después de su desaparición. Es cada vez más frecuente el uso de ADN de bases de datos públicas como una herramienta fundamental para la resolución de casos.

Linda O’Keefe tenía 11 años cuando desapareció, fue secuestrada y asesinada por James Neal en 1973 (AP)
Linda O’Keefe tenía 11 años cuando desapareció, fue secuestrada y asesinada por James Neal en 1973 (AP)

"Los detectives estuvieron detrás de este caso", dijo a los reporteros el fiscal de distrito del Condado de Orange, Todd Spitzer, negándose a decir si el sospechoso o sus familiares enviaron ADN con fines genealógicos. "Tenemos todas las oportunidades en el mundo para resolver tantos de estos casos fríos que nunca antes en el pasado tuvimos esperanzas de resolver", añadió.

James Neal, de 72 años, fue arrestado en Colorado Springs, Colorado, el martes y acusado de asesinato en circunstancias especiales, informó Spitzer en rueda de prensa.

"Parecía un buen tipo", dijo Michael Thulson, quien le arrendaba su propiedad, al diario local Colorado Springs Gazette. "No tenía ninguna indicación de que él fuera capaz de hacer nada, incluso 10 pasos menos que esto, lo que simplemente te muestra lo que no sabes".

El yerno de Neal le dijo al periódico que la familia no estaba lista para hacer comentarios. No estaba claro de inmediato si Neal tenía un abogado que pudiera hablar en su nombre y el correo de voz estaba lleno en un número que se le había indicado.

Neal debe comparecer ante el tribunal en Colorado el jueves.

James Neal tenía 27 años cuando secuestró y asesinó a Linda O’Keefe (AP)
James Neal tenía 27 años cuando secuestró y asesinó a Linda O’Keefe (AP)
 

En Newport Beach, O'Keefe caminaba a casa desde la escuela de verano en julio de 1973 cuando desapareció. Fue vista por última vez hablando con un extraño en una camioneta y nunca llegó a casa, dijo el jefe de la policía Jon Lewis.

Su familia y amigos la buscaron y llamaron a la policía. A la mañana siguiente, su cuerpo fue encontrado, de acuerdo con una crónica hecha por la agencia AP.

Las autoridades dijeron que nunca abandonaron la búsqueda de su asesino, incluso después de que pasaron décadas y sus padres murieron. El perfil de ADN del sospechoso se cargó en una base de datos criminal en 2001, pero no hubo visitas durante años, dijeron las autoridades.

Tuvieron un avance este año en una base de datos genealógica, lo que llevó a los investigadores a obtener una muestra de ADN de Neal, y coincidió, dijo Spitzer.

Neal vivía en el sur de California en el momento del asesinato de O'Keefe y se mudó a Florida poco tiempo después, donde cambió su nombre, dijo Spitzer. El fiscal se negó a decir si Neal tiene antecedentes penales.

Las dos hermanas vivas de O'Keefe han sido informadas sobre el arresto, dijeron las autoridades. Con los años, cientos de personas han trabajado en el caso, dijo el jefe de la policía.

Uno de ellos fue el oficial de policía retirado de Newport Beach, Stan Bressler, quien dijo que la muerte de O'Keefe sorprendió a la comunidad y nunca fue olvidada. "De vez en cuando, solo piensas, 'Caramba, me pregunto si alguna vez lo encontraremos'", dijo.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: