La ex becaria de la Casa Blanca Mónica Lewinsky abandonó abruptamente este lunes una entrevista en Jerusalén tras ser preguntada por el ex presidente estadounidense Bill Clinton, porque, según explicó, "no era lo acordado".

Tras ofrecer una ponencia sobre los peligros de internet en una conferencia organizada por el canal de noticias Hadashot, Lewinsky se sentó para ser entrevistada por la popular periodista Yonit Levi. La conversación apenas comenzaba: fue la primera pregunta la que detonó la reacción.

—¿Aún espera que Clinton se disculpe?

—Lo siento, no voy a poder hacer esto

"¿Aún espera que Clinton se disculpe?", consultó Levi. La estadounidense se excusó y abandonó el estrado, disculpándose con la audiencia.

La relación de la ex pasante, cuando tenía 22 años, con el entonces presidente de los Estados Unidos fue un elemento importante en las acusaciones de perjurio y obstrucción a la Justicia al ex mandatario, de las que fue exonerado.

Después de abandonar la entrevista, Lewinsky se refirió al incidente en Twitter explicando que Levi le había propuesto la pregunta sobre Clinton en la reunión que mantuvieron el día anterior y que ella le había respondido claramente qué temas estaba dispuesta a tratar y qué temas no.

"Cuando me hizo la pregunta en el escenario, en flagrante desprecio por nuestro acuerdo, entendí que me habían engañado. Me fui porque es más importante que nunca que las mujeres se defiendan y no permitan que otros controlen sus narrativas", escribió Lewinsky.

Por su parte, Israeli News Company indicó que hizo todo lo posible para cumplir los acuerdos alcanzados con Lewinsky. "La pregunta formulada fue legítima, digna y respetuosa y no se desvió de los pedidos de la señora Lewinsky", apuntó un vocero de la compañía, Alon Shani. "Le damos las gracias por su fascinante discurso en la conferencia, respetamos su sensibilidad y le deseamos todo lo mejor".

La pregunta formulada fue legítima, digna y respetuosa y no se desvió de los pedidos de la señora Lewinsky

Cuando se retiraba, se oyeron aplausos del público. En su conferencia, Lewinsky se refirió al trauma que le causó la investigación que llevó a la acusación de Clinton y que le provocó una depresión que le duró una década, aunque aseguró que recientemente había experimentado una mejoría, según Hadashot.

Contó también que después de que se hiciera pública su relación con Clinton fue rechazada por casi todas las comunidades a las que pertenecía, y agregó: "Incluyendo la religiosa. Fueron tiempos muy negros para mí".

(AFP)
(AFP)

Lewinsky criticó el uso que las personas hicieron de internet a la hora de difundir el escándalo y señaló que en aquel momento, en 1998, y con aquel romance, fue la primera vez que internet se convirtió en una fuente de noticias masiva, que la convirtió de persona privada a pública y humillada.

El pasado mes de marzo, Lewinsky escribió en la revista Vanity Fair que la relación que mantuvo con Clinton "no fue una agresión sexual", pero sí que hubo "un abuso de poder".

Clinton, por su parte, declaró en una entrevista con el canal NBC del mes de junio que no sentía que le debía a la ex becaria una disculpa personal por la relación que mantuvieron, porque ya lo había hecho públicamente y eso era suficiente.

(Con información de EFE y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: