Personas tomando gaseosas con sorbetes (Getty)
Personas tomando gaseosas con sorbetes (Getty)

La ciudad de Seattle pone en vigor desde este domingo una normativa que prohíbe a sus más de 5.000 restaurantes, cafés y comercios de alimentos distribuir sorbetes y utensilios de plástico, bajo penas de multas a partir de USD 250.

Según medios locales, la prohibición convierte a Seattle en una de las primeras grandes urbes del país en prohibir este tipo de artículos de plástico.

La medida busca disminuir los restos de plástico y señala que para los casos de utensilios y envases de un solo uso los comercios locales deberán disponer de opciones que tenga la etiqueta de "compostable", los cuales están hechos de materiales que se pueden convertir en compost o fertilizantes.

El incumplimiento de la norma supondrá de una multa que puede ser por encima de los USD 250, si bien las autoridades han adelantado que durante el primer año de la medida se enfocarán en ayudar antes que a "obligar" a su cumplimiento.

La mayoría de los residuos que llegan al mar son plásticos de un único uso
La mayoría de los residuos que llegan al mar son plásticos de un único uso

La ley se aplica a todas las empresas del sector de alimentos y bebidas, como restaurantes, cafeterías, camiones de comida, tiendas de delicatessen y hasta cafeterías institucionales.

Además, las empresas deben suscribirse al servicio de compostaje y reciclaje ofrecido por un proveedor de servicios de recolección.

Esta prohibición se produce luego de que 150 empresas participasen en la campaña "Sin sorbetes en Seattle" ("Strawless in Seattle"), liderada por la fundación Lonely Whale, la cual logró el pasado mes de septiembre que unos 2,3 millones de sorbetes o pajillas de plástico no dieran al sistema de limpieza y desagüe de la ciudad.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: