Kenny Bachman, de 21 años, no olvidará fácil la noche en la que salió de fiesta en Virginia Occidental y se despertó dentro de un Uber rumbo a Nueva Jersey.

Tomó de más y cuando pidió un auto del servicio de transporte privado indicó -sin darse cuenta- la dirección de la casa de sus padres en lugar de la del sitio donde se estaba hospedando. Recorrió más de 480 kilómetros y la factura ascendió a 1.635 dólares.

El detalle del viaje
El detalle del viaje

El hombre contó en diálogo con la emisora W Radio que, aunque no es un "bebedor frecuente", ese día se tomó 20 cervezas Corona y varios vodkas. Luego tomó un Uber y en algún momento del trayecto se despertó.

Fue ahí cuando se dio cuenta del error que había cometido: puso la dirección de su casa en New Jersey y, como si fuera poco, pidió el servicio UberXL, más costoso que el regular porque es con un SUV.

Cuando Bachman llegó a su destino, la cuenta que tuvo que pagar fue de 1.600 dólares.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: