Escapaba de un policía en auto, chocó y se bajó para apuñalarlo: terminó de la peor manera

El oficial había tratado de pararlo por exceso de velocidad en una avenida de Clayton, estado de Georgia, pero el hombre trató de huir a toda velocidad

El límite de velocidad era de 70 kilómetros por hora en la avenida que cruza la ciudad de Clayton, Georgia. Por eso, cuando el policía detectó a un conductor pasando a 110 kilómetros por hora, le hizo señales para que se detuviera. Tenía que multarlo.

Todo empezó como una persecución automotriz
Todo empezó como una persecución automotriz

Para su sorpresa, el automovilista dobló por una calle lateral y aceleró a fondo. La persecución no duró mucho, ya que el hombre terminó despistando en una curva, y chocó contra un árbol.

El prófugo chocó y no pudo seguir escapando
El prófugo chocó y no pudo seguir escapando

El agente se bajó de su vehículo y se acercó al otro lentamente, apuntando con su pistola. Le ordenó al prófugo que se quedara quieto, pero éste se escabulló hacia el asiento trasero, pateó la luneta y salió por allí.

El oficial le ordenó que se quedara en el auto, pero el delincuente trató de apuñalarlo
El oficial le ordenó que se quedara en el auto, pero el delincuente trató de apuñalarlo

"¡Alto o disparo!", gritó el policía al hombre. "No me importa", fue su respuesta. Inmediatamente, sacó un cuchillo y se abalanzó sobre su persecutor. Antes de ser alcanzado por el filo del puñal, el uniformado disparó varias veces y derribó al atacante, que murió de forma casi instantánea.

LEA MÁS:

Últimas Noticias