Pablo Carreño Busta ganó un extraño punto y abrió el debate en el Australian Open: su golpe sutil al borde del campo rival

El tenista español sorprendió a todos con una jugada extraordinaria en su apretada victoria ante el neerlandés Tallon Griekspoor en la segunda ronda del torneo

El extraño punto que ganó Pablo Carreño Busta en el Australian Open

No fue un partido nada sencillo el que afronto el español Pablo Carreño Busta en la segunda ronda del Abierto de Australia y tuvo que sacar a relucir todo su repertorio para imponerse al neerlandés Tallon Griekspoor con un apretado 6-3, 6-7(6), 7-6(3), 3-6 y 6-4 en un choque que alcanzó las cuatro horas y 10 minutos. Incluso, en un momento álgido del partido, debió ganar un punto con golpe muy inusual.

Se disputaba la tercera manga del partido llevado a cabo en el Kia Arena, estaban set iguales y en el octavo game del tercer parcial apareció la magia de Carreño Busta. La jugada comenzó cuando el español, actualmente 21° del ranking ATP, buscó doblegar a Griekspoor (62°) con un globo pero su rival respondió con un smash un tanto defectuoso.

La bola traía mucho efecto y además empezó a retroceder por los fuertes vientos de las pistas exteriores, por lo que Carreño tuvo que correr a máxima velocidad para llegar a impactarla antes del segundo pique y lo hizo casi en campo contrario por el lateral de la cancha. Ejecutó un golpe sutil desde el costado de la cancha, muy cerca de la silla del umpire y celebró el punto de quiebre que lo colocó 5-3 en el tercer set.

Pablo Carreño Busta cruzó al campo de su rival pero no infligió ninguna regla al ganar el punto ante Tallon Griekspoor en Australia.
Pablo Carreño Busta cruzó al campo de su rival pero no infligió ninguna regla al ganar el punto ante Tallon Griekspoor en Australia.

Fue jugada poco común que incluso despertó dudas reglamentarias en redes sociales, pero Carreño Busta ganó el punto lícitamente y porque, aunque estaba fuera de la cancha, tocó la pelota desde su propio lado de la red. Además, cuando la pelota pica y regresa a su campo de origen, los jugadores tienen permitido contestar desde el otro lado, siempre que no toquen la red ni con su cuerpo ni con la raqueta.

Pablo Carreño Busta le cortó a Tallon Griekspoor una racha de 29 partidos ganados que arrastraba desde su derrota en el último Abierto de Estados Unidos frente al serbio Novak Djokovic en segunda ronda. Girekspoor, que se bajó del Melbourne Summer Set recientemente antes de su encuentro contra Nadal, se convirtió en el tenista más exitoso en una temporada en el circuito Challenger después de cosechar 8 títulos en la pasada temporada.

No era un partido sencillo para el asturiano pero logró clasificar a la tercera del Abierto de Australia por sexto año consecutivo y se enfrentará ahora al vencedor del choque que mantendrán el estadounidense Sebastian Korda y el francés Corentin Moutet.

SEGUIR LEYENDO: