El día que Checo Pérez fue vetado del automovilismo mexicano

El piloto de Red Bull sufrió el desprecio de sus compañeros en competencias de karting hasta que tuvo que abandonar su país para encontrar nuevas oportunidades

El día que Checo Pérez fue vetado para conducir en México (Foto: REUTERS/Leonhard Foeger)
El día que Checo Pérez fue vetado para conducir en México (Foto: REUTERS/Leonhard Foeger)

Además de mucha velocidad, la carrera deportiva de Sergio Pérez posee varios tintes de superación y fortaleza, razones que suman para que hoy sea uno de los mejores pilotos alrededor del mundo y sobre todo, uno de los privilegiados en ocupar una plaza dentro de la Fórmula 1, la categoría reina del automovilismo.

En este 2021 se encuentra abordo del Red Bull 16B, es coequipero de Max Verstappen y compite palmo a palmo con los autos Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas en busca de la cima por el campeonato de pilotos y constructores, por lo que se encuentra en uno de los momentos más dulces de su carrera; sin embargo, no siempre tuvo esta dosis de alegría detrás del volante.

En el 2003, cuando Sergio Pérez competía en karting a los 13 años y comenzaba su apoyo a través de la Escudería Telmex, el tapatío fue víctima del influyentismo dentro de la Federación Mexicana de Automovilismo Deportivo, por lo que fue vetado para competir dentro del país y tuvo que buscar oportunidades en otras latitudes del planeta.

El día que Checo Pérez fue vetado para conducir en México (Foto: Reuters)
El día que Checo Pérez fue vetado para conducir en México (Foto: Reuters)

Es una historia conocida por los fanáticos recalcitrantes de Sergio Pérez e incluso ha aparecido en algunos documentales sobre su carrera; sin embargo, algunos capítulos más profundos fueron revelados en el 2019 por el especialista en automovilismo y editor de Fórmula 1, Yhacbec López, quien describió para Motorlat cómo lo vivió Checo en aquella época.

Durante una carrera de la Copa México en la categoría de Shifters 125, Pérez tuvo un percance con el monoplaza de Klaus Schinkel Jr., rival directo por el título a final de temporada, por lo que ambos pilotos y sus respectivas familias se calentaron demás y comenzó una batalla para perjudicar a Sergio Pérez fuera y dentro de la pista.

El padre de Klaus, quien Yhacbec presenta como un hombre conocido en el medio en aquel entonces, amenazó de muerte al director de la carrera y entre insultos obligó a que sancionaran fuertemente a Checo en la carrera y eventualmente para el resto de la Copa México, la cual hubiera liderado en ese momento.

El día que la familia Slim conoció a Checo Pérez (Foto: Instagram/@aperezgaribay)
El día que la familia Slim conoció a Checo Pérez (Foto: Instagram/@aperezgaribay)

Las influencias de la familia Schinkel provocaron que Checo Pérez no pudiera competir en las siete carreras restantes del torneo, además de prohibirle la entrada en la Serie CART del autódromo Hermanos Rodríguez, ni en el campeonato Easy Kart, donde también comandaba la competencia. Todo por orden de la Federación Mexicana de Automovilismo Deportivo.

El orquestador del veto fue el presidente de la Comisión de Karts, un hombre de apellido Ricardez, quien se comunicó uno a uno con distintos organizadores para impedir la participación de Checo Pérez en competencias a través de amenazas, por lo que las puertas del automovilismo en México se cerraron de par en par para el tapatío de apenas 13 años.

Esto incentivó a la familia Pérez y en especial a Carlos Slim Dommit, Jimmy Morales y piloto Tomás López Rocha, a que el ahora conductor de Red Bull empezara a probar suerte en el extranjero, donde adquirió nuevos apoyo y despegó en su carrera profesional.

Checo Pérez en su primera victoria como piloto de Red Bull dentro del Gran Premio de Azerbaiyán (Foto: REUTERS/Maxim Shemetov)
Checo Pérez en su primera victoria como piloto de Red Bull dentro del Gran Premio de Azerbaiyán (Foto: REUTERS/Maxim Shemetov)

Tras el veto a Sergio, la Skip Barber Racing School y la Fórmula BMW Alemana fueron los siguientes escenarios donde empezó a brillar con luz propia, ya dentro del 2004, un año que sirvió para forjar su carácter, personalidad y fortaleza, pues se separó de su familia y comenzó su formación rumbo a la Fórmula 1.

El ejemplo perfecto del impacto que tuvo su salida fue su récord como el piloto mexicano más joven en ganar una carrera en el extranjero a bordo de monoplazas tipo Fórmula, categoría que le recompensaría en grande su perseverancia.

8 años después de padecer el influyentismo que permeaba en el automovilismo mexicano, de acuerdo con Yhacbec López, Checo Pérez llegó a la Fórmula 1 a bordo de Sauber Racing y cristalizó su calidad detrás del volante, al grado de mantenerse 10 años consecutivos compitiendo al máximo nivel posible dentro del deporte motor.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR