El golfista Phil Mickelson hizo historia en el PGA Championship y batió el récord como el campeón más longevo de un Grand Slam

El estadounidense de 50 años logró una épica victoria este domingo en el Ocean Course, Carolina del Sur, en donde 10 mil espectadores pudieron disfrutar del mejor golf

Guardar

Nuevo

Con gran parte de la población vacunada contra el coronavirus, el público volvió a los deportes en los Estados Unidos (EFE)
Con gran parte de la población vacunada contra el coronavirus, el público volvió a los deportes en los Estados Unidos (EFE)

A los 50 años, Phil Mickelson se convirtió en el el golfista de mayor edad en ganar un torneo de Grand Slam con su épico triunfo el domingo en el Campeonato de la PGA. El estadounidense, que suma seis Majors en su carrera, conservó el liderato que tenía desde el viernes y terminó con una ventaja de dos golpes sobre su compatriota Brooks Koepka y el sudafricano Louis Oosthuizen.

Con este espectacular e inesperado triunfo, el californiano superó el récord de veteranía del también norteamericano Julius Boros, quien festejó en el Campeonato de la PGA de 1968 a los 48 años. Mickelson, cuyo último triunfo en un Major había sido en 2013 en el Abierto Británico, logró su victoria en el Ocean Course de Kiawah Island (Carolina del Sur), uno de los campos más complicados de Estados Unidos, en el que se chocaron los grandes candidatos al título.

“Es un sentimiento increíble porque yo creía que era posible, aunque todo decía que no lo era”, declaró sobre su triunfo y agregó: “Espero que otros tomen esta inspiración. Puede que tengas que trabajar mucho pero, Dios, vale la pena”.

Phil Mickelson hizo historia en el PGA Championship (USA TODAY Sports)
Phil Mickelson hizo historia en el PGA Championship (USA TODAY Sports)

Como hizo el sábado, cuando dejó escapar una ventaja de cinco golpes sobre Koepka, Mickelson volvió a superar la presión y el cansancio en los momentos difíciles. El estadounidense, que cumplirá 51 años el próximo mes, arrancó su recorrido en solitario en la cima pero en el primer hoyo su escolta logró a sobrepasarlo.

Pero el campeón volvió a tirar de experiencia en el mano a mano que protagonizaron en los siguientes hoyos. En el segundo, recuperó la cabeza con un primer birdie mientras Koepka se estrelló con un doble bogey. En un tercer hoyo apasionante, fue Mickelson el que encalló con un bogey, mientras su rival erró un putt cercano que le hubiera concedido el liderazgo parcial.

El californiano zurdo hizo estallar de júbilo a los 10.000 aficionados del Ocean Course, el campo más largo de la historia de un Grand Slam (7.201 metros), al lograr un épico birdie desde la arena. De esta manera, pudo mantener los dos golpes de ventaja sobre su inmediato perseguidor, quien jugaba con molestias de su operación de rodilla de marzo.

Los deseos de Koepka de alcanzar su cuarto Major se esfumaron al cometer tres bogeys entre los hoyos 10 y 13. Mickelson ya solo peleaba contra sí mismo pero no dio ninguna muestra de cansancio y llegó a lanzar un golpe de salida de 335 metros, el más largo que ningún golfista hizo en el hoyo 16 en toda la semana.

“Quiero agradecerles por el apoyo. Ha sido un ambiente increíble”, comentó feliz. “Simplemente, amo el golf, amo lo que hago y competir contra estos jugadores”, sentenció.

Mickelson declaró: “Espero que otros tomen esta inspiración. Puede que tengas que trabajar mucho pero, Dios, vale la pena” (USA TODAY Sports)
Mickelson declaró: “Espero que otros tomen esta inspiración. Puede que tengas que trabajar mucho pero, Dios, vale la pena” (USA TODAY Sports)

Con el triunfo de este domingo, Mickelson suma seis títulos grandes, con tres Masters de Augusta en 2004, 2006 y 2010, el Campeonato de la PGA de 2005 y el Abierto Británico de 2013. Para completar el Grand Slam solo le falta un Abierto de Estados Unidos, torneo en el que ha sido subcampeón seis veces y en el que hará un nuevo intento en junio en su natal San Diego, California.

La gran decepción fue la del chileno Joaquín Niemann, que había arrancado la ronda final en el séptimo lugar, pero tuvo un último recorrido muy malo y terminó en la 30° colocación. A sus 22 años, el sudamericano soñaba con convertirse en el ganador más joven de la historia del Campeonato de la PGA. La historia quiso que justamente sucediese lo contrario, y el más longevo fue el que batió la marca.

SOBRE ESTE TEMA:

Con información de AFP

Guardar

Nuevo