Scarlet Page junto a la foto de su padre, Jimmy Page (Nicolás Stulberg)
Scarlet Page junto a la foto de su padre, Jimmy Page (Nicolás Stulberg)

En la imagen, los ojos de Charly García sonríen cómplices. Se lo nota cómodo, descontracturado. Detrás de la cámara de fotos que lo capturó se encuentra Scarlet Page, fotógrafa británica, hija del legendario guitarrista de Led Zeppelin Jimmy Page, quien llegó a Buenos Aires para presentar Resonators+, una muestra conformada por 48 retratos de músicos junto a sus guitarras preferidas.

La exposición, que se lleva adelante en la Fototeca Latinoamericana (FOLA), incluye las instantáneas de muchos de los integrantes de la realeza del rock, no solo la de su padre, sino también iconos como Paul McCartney, Slash, Chrisse Hynde, Robert Fripp, Jack White, Bryan May, Johnny Marr y Noel Gallagher, entre otros.

Brian May (Queen) y John Squire (The Stone Roses), entre otros (Nicolás Stulberg)
Brian May (Queen) y John Squire (The Stone Roses), entre otros (Nicolás Stulberg)

Y entre esos otros hay una selección de brillantes músicos argentinos, como Don Vilanova Botafogo, David Lebón, Lucrecia López Sans, Kubero Díaz, Walter Giardino y Juanse. Ese encuentro se produjo el lunes pasado, en una maratónica sesión en la que los artistas locales, dijo Scarlet a Infobae Cultura, le "hicieron vivir un día inolvidable".

"Todos estuvieron muy relajados. Como yo odio que me saquen fotos siempre tiendo a pensar que a las personas que fotografío les sucede lo mismo, pero ellos estuvieron muy relajados. Fue un día increíble, inolvidable. Hicimos muchísimas imágenes grandiosas y fue muy difícil seleccionarlas", comentó la artista que ya expuso en prestigiosos espacios como The Proud Gallery y The Royal Albert Hall en Londres.

Page junto a la guitarra, la mitad que completa a los músicos de sus retratos (Maximiliano Luna)
Page junto a la guitarra, la mitad que completa a los músicos de sus retratos (Maximiliano Luna)

Como profesional, Page trabajó para reconocidos medios como The Times, The Independant, Q Magazine y Uncut, pro nombrar algunos, además de MTV, Virgin Records, EMI Records, Mercury Records y Mojo.

Scarlet Page, hija del guitarrista con la modelo francesa Charlotte Martin, estudiaba artes plásticas en la Maidenhead College of Art and Design cuando descubrió que la fotografía, por sobre todas las artes, era la que más le interesaba: "En mi arte siempre me gustó sentir el control y la fotografía es la manera perfecta de hacerlo. Cuando sos una persona creativa siempre te gusta hacer cosas por uno mismo, por eso también me gusta hacer joyas".

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

Con joyas se refiere a joyería, otra de sus pasiones, aunque por la calidad de las fotos expuestas en FOLA podría ser una metáfora sobre su trabajo detrás de la lente. Las imágenes son potentes, muchas -como sucedió con Charly- denotan la complicidad del momento. Más allá de los geniales intérpretes que aparecen, resulta muy interesante de ver el lugar que cada le otorga a la guitarra: están aquellos que posan como si estuviesen tocando, otros en la postura de un rock n'roller bad ass, como también los que la colocan a su altura, a su lado, revelando una relación de íntimo respeto, mientras otros la abrazan o hasta parecen acariciarla. Son ellos, pero sin ella, no lo serían. Por eso, el músico en su elemento, se siente tan natural, está completo.

Sentada en una mesa del bar la Dama de Bonilla, donde se realizaron varias de las fotos a los creadores argentinos, Scarlet revela que "es la primera vez que la muestra sale del Reino Unido". Y agrega: "Además es diferente a la original, ya que se agregaron nuevos músicos. Para mi es especial, porque hacía varios años que no sumaba gente talentosa a la muestra y hacerlo con músicos de otro país es algo nuevo, divertido y muy refrescante".

Jimmy Page, Slash y Paul McCartney, tres músicos británicos retratrados
Jimmy Page, Slash y Paul McCartney, tres músicos británicos retratrados

¿Por qué elegiste a Resonators+ como nombre para la muestra?

– Un "resonator" es un sonido que resuena, es como alguien que te dice algo profundo y te afecta, como un toque, y es una guitarra como la que utilizó Mark Knopfler para posar. Tiene varios significados y creo que todos le hacen justicia.

El año pasado tu colega, Roberta Bayley, pasó por el país con una muestra sobre los 70 y 80 en el emblemático CBGB's de Nueva York. En aquella oportunidad, comentó a Infobae Cultura que para ella hubo un antes y un después con la aparición de David Bowie, que a diferencia de los músicos que ella conocía, tenía una relación mucho más estrecha con el manejo de la imagen. En la era donde las imágenes tienen otro peso en nuestro día a día, ¿los músicos de la actualidad están más acostumbrados a posar?

-Creo que eso tiene que ver con cada artista. Bowie siempre fue muy especial en ese sentido. Si hacés fotos de Marilyn Manson, por ejemplo, es muy fácil porque él está muy consciente de su imagen, sabe exactamente cómo quiere aparecer, ya lo sabe desde el momento en que elige la ropa. Pero si fotografías a alguien como Graham Coxon (Blur) o John Frusciante (Red Hot Chili Peppers) es diferente. Frusciante vive para la música, la respira, no le interesan las fotos, ni cómo luce. Todos son diferentes, están los que les encanta actuar frente a la cámara, como Paul Stanley de Kiss, que es un showman, mientras que otros se sienten más músicos. Es un balance.

La fotógrafa dialogó con Infobae Cultura (Maximiliano Luna)
La fotógrafa dialogó con Infobae Cultura (Maximiliano Luna)

A lo largo de tu carrera cubriste además múltiples conciertos, desde aquella primera experiencia en Lollapalooza USA de 1994, ¿cuál te representa un mayor desafío?

-Todo gira en torno a tratar de captar algo, ¿no? Creo que es muy diferente tomar fotos en vivo, porque no hay conexión entre ellos y yo. En cambio, cuando hacés un retrato una trata de ingresar a su mundo, en vez de verlo. Sin dudas, tomar una gran foto de una actuación en vivo es una habilidad, mucho más difícil que un retrato.

Aquellos primeros años trabajaste mucho con los Beastie Boy. Su productor, Rick Rubin, considera que para sacar lo mejor de un artista hay que grabarlo todo el tiempo para que en un momento determinado el músico se olvide de dónde está, qué está haciendo y pueda liberarse creativamente. ¿Sucede algo similar con la cámara?

-Sí, cuando saco fotos me gusta ser como una mosca que pasa desapercibida, ellos se olvidan que estás ahí. Me gusta hacer una foto clásica, que sea real, nada de photoshop o esos programas. Intento ser tan orgánica y natural como sea posible. Entiendo lo que dice Rubin, tratar de captar esos momentos en que bajan la guardia, cuando pierdan la conciencia de lo que está sucediendo. Esa es la clave.

David Lebon junto a Scarlet (Nicolás Stulberg)
David Lebon junto a Scarlet (Nicolás Stulberg)

En tu carrera nunca utilizaste tu linaje del rock, de hecho trabajaste muy poco con tu padre.

-Así es. Mi primera experiencia, digamos casi profesional, fue con él. Yo estaba todavía estudiando en la universidad y él filmaba un video. Ese día asistí a Ross Halfin, saqué un par de fotos, pero yo era muy tímida y sentía que no debía estar allí. Pero lo hice, allí sí fui la mosca que pasa desapercibida. Hace algunos años, me encargaron un trabajo del Sunday Times inglés, pero por suerte no sabían que estaba relacionada con la persona a la que iba a fotografiar. Eso fue increíble. Prefiero que me contraten por mi trabajo, no por ser la hija de. Es difícil sacarle fotos a mi padre. Tengo que representarlo sin que mis sentimientos interfieran, no puedo hacerlo como si fuese Navidad, en una situación descontracturada, sino que tengo que hacerlo de manera distante, fría.

Pero imagino que debe ser muy complicado lograr que tu padre crea que sos una "mosca en la pared"

-Uff, es muy, muy difícil. Es mucha presión, ya que quiero hacer buenas fotos. Lo bueno es que él sabe lo que hace, está muy cómodo, pero a la vez quiero capturar la imagen que yo quiero. Pero con los músicos sucede que a veces te dan lo que ellos quieren, te muestran lo que ellos eligen, pero hay que buscar y buscar más profundo para obtener lo que una quiere.

Y en el caso de Resonators+, ¿qué esperabas obtener de los músicos?

-Traté de no pensar mucho en eso. Sabía que quería que posen con sus guitarras y predominantemente iban a ser fotos de estudio, en pasillos de conciertos, en su casas, en lugares cerrados, pero luego hicimos algunas en espacios abiertos. Hacer la selección final fue difícil, pero creo que la esencia que las aúna a todas es que muestran un poco el detrás de la máscara. Traté de ingresar en la profundidad de sus personalidades, no solo hacer fotos bonitas.

Wayne Kramer (MC5), Billy Corgan (Smashing Pumpkins) y Peter Green (Fleetwood Mac) (Nicolás Stulberg)
Wayne Kramer (MC5), Billy Corgan (Smashing Pumpkins) y Peter Green (Fleetwood Mac) (Nicolás Stulberg)

¿Cómo fue el proceso de selección de los músicos?, ¿cuál fue el más difícil de convencer?

– Fue como lo haría cualquier otra persona. No soy una obsesiva del mundo de la música, de los guitarristas, de hecho no la toco, así que ingresé a Google y lo hice a partir de allí. Hice una lista de los que se consideran "los mejores" y también sobre lo que los guitarristas consideran que son "los mejores". La verdad es que a varios de ellos no los conocía bien, pero me fui interiorizando en su trabajo y luego empecé a contactarlos. A la mayoría les gustó la propuesta y quisieron hacerlo, pero nadie estaba obligado. A otros no les interesó, pero bueno, no se trataba de coleccionarlos o algo así. Pero no tengo dudas de que a algunos de ellos les interesaría sumarse ahora. El más difícil de convencer fue Peter Green (Fleetwood Mac), que no tiene relación con los medios. Eso fue un desafío, fue como trabajo detectivesco localizarlo y finalmente lo logré.

¿Cuál esperás que sea la respuesta del público?

-Es muy difícil despertar lo mismo en todos. Entonces, me centro en lo que yo quiero capturar. Pero por lo que me dijeron las personas que vieron la muestra hay una intimidad, logré capturar algo muy especial. Me pasó también con los músicos argentinos, David Lebon vino y dijo "lo siento, pero estoy teniendo unos días difíciles, no iba a venir, pero lo quería hacer" Pero en las fotos se lo ve radiante, muy feliz, como que había llegado a un lugar especial y eso es muy lindo. Tuvimos un momento bueno, fue algo rápido, pero se pudo lograr esa intimidad esencial.

Tenés una pasión por producir joyería, ¿encontrás una relación con tu profesión como fotógrafa?

-No puedo trabajar en una oficina, solo soy feliz cuando puedo hacer cosas por mi misma de manera creativa, ese es el primer punto. También me gusta hacer un desorden en mi casa y que todo sea un desastre, ese es otro. Creo que hay una relación entre la fotografía y la joyería, uno hace una pieza que ama y de la que no puede desprenderse, entonces tiene la obligación de generar una serie igual. Siempre que hago algo termino amando esa pieza y me resulta muy difícil dejarla ir, por eso hago un molde y puedo hacer copias.

Una dedicación artesanal, sin dudas.

-Sí, si. Hacer fotos tiene mucho de artesano.

*Resonators+, de Scarlet Page
FOLA, Godoy Cruz 2620
Del 15 de marzo al 5 de mayo de 2019
Todos los días, de 12 a 20, excepto los miércoles (cerrado).

SIGA LEYENDO