Uruguay pidió a Estados Unidos que reabra su oficina de la DEA y que aumente la cooperación en la lucha contra el narcotráfico

La agencia antidrogas estadounidense se retiró del país en 2019

Guardar

Nuevo

Una incautación de cocaína de la policía uruguaya que tenía un valor de US$ 16 millones. (Crédito: Ministerio del Interior)
Una incautación de cocaína de la policía uruguaya que tenía un valor de US$ 16 millones. (Crédito: Ministerio del Interior)

(Desde Montevideo, Uruguay) - La Administración del Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos decidió, en 2019, el cierre de sus oficinas en Uruguay. La resolución, aprobada por el Congreso del país norteamericano, estuvo fundada en una redistribución de recursos en la región. Desde entonces, Uruguay ha insistido con el regreso de la agencia antidrogas y busca aumentar la cooperación en la lucha contra el narcotráfico.

Así se lo expresó el prosecretario de la Presidencia, Rodrigo Ferrés –un funcionario del gobierno cercano al presidente Luis Lacalle Pou– a la embajadora de Estados Unidos en Montevideo, Heide Fulton. En una reunión que tuvieron en Torre Ejecutiva (la sede del gobierno), el jerarca le planteó el interés del país por aumentar la cooperación internacional para la lucha contra el narcotráfico, según informó El Observador. También le reiteró el pedido de que la dea vuelva a instalar una oficina en el país.

Uruguay y Estados Unidos tienen diversos programas en marcha enfocados en el combate al lavado de activos, ciberseguridad y puertos.

Uruguay pretende que la agencia antidrogas de Estados Unidos vuelva a abrir una oficina en el país (REUTERS/Marco Bello)
Uruguay pretende que la agencia antidrogas de Estados Unidos vuelva a abrir una oficina en el país (REUTERS/Marco Bello)

Fulton, que llegó en febrero a Uruguay, celebró la decisión del Ministerio de Economía de Uruguay de adjudicar a la empresa estadounidense S2 Global la compra de tres escáneres que permitirán fiscalizar el contenido de los contenedores que pasan por el puerto de Montevideo. Dos de esos equipos estarán fijos durante todo el día en la capital uruguaya mientras que el restante será móvil y podrá operar también en la terminal de Nueva Palmira (Colonia).

Previo a su desembarco en Uruguay, la diplomática se ocupó en el Departamento de Estado de programas de combate a drogas ilícitas y crimen organizado en el hemisferio occidental. Ante el Congreso había expresado que una de sus metas era mejorar la cooperación para el combate al narcotráfico, según consigna el medio uruguayo.

En un encuentro con legisladores que mantuvo semanas atrás, Fulton opinó que Uruguay necesita mejorar el combate al narcotráfico, principalmente porque se encuentra en una región en la que el crimen organizado se consolidó, informó Búsqueda. En la reunión, la embajadora recordó que países como Ecuador y Costa Rica vieron deteriorada su situación de seguridad en los últimos años y advirtió que eso podría pasar también en Uruguay.

Una “buena relación”

El ministro del Interior de Uruguay, Luis Alberto Heber, destacó que este gobierno ha implementado una política de lucha contra el narcotráfico que no existió durante los períodos del Frente Amplio. En una entrevista con el diario El País, indicó que su cartera identificó 49 organizaciones criminales, de las cuales fueron totalmente desmanteladas cuatro y hubo allanamientos en 41.

“Es una lucha sin cuartel que se da en una franja en Montevideo que está debidamente identificada y que es donde están las bocas de pasta base y en donde se competen la mayor cantidad de homicidios”, dijo Heber.

El ministro del Interior de Uruguay, Luis Alberto Heber
El ministro del Interior de Uruguay, Luis Alberto Heber

El jerarca del gobierno cuestionó que la administración anterior no entregó información respecto a cómo operaban en la región y en el país estos grupos criminales. Heber destacó que este gobierno empezó “a tener una muy buena relación con la DEA” y planteó: “¿Por qué se fue la DEA de acá? Es una buena pregunta”. Sin embargo, no expresó su hipótesis sobre el retiro de esa oficina del país.

“Están en Buenos Aires, pero vienen muy seguido para acá. Yo aspiro a que antes de terminar este gobierno la DEA esté acá”, dijo Heber. Es un asunto que le ha planteado muchas veces a la embajadora del país en Uruguay.

Un informe de la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo (Senaclaft) de Uruguay advierte que la situación respecto al tráfico se drogas se ha agravado en los últimos años en Uruguay. El informe de esa oficina afirma que el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicoactivas sigue siendo la “principal amenaza” en el aumento del narcotráfico en el país.

Guardar

Nuevo