Detuvieron a un líder de Os Manos, una de las banda criminales que asola la frontera entre Brasil y Uruguay

Paso Fundo fue capturado en la ciudad de Rivera y condenado a dos años y medio de cárcel

La Policía de Rivera considera a Paso Fundo autor de los disparos hacia una casa en Rivera y hacia dos vehículos estacionados cerca de dos centros de estudios (fotos: Ministerio del Interior de Uruguay)
La Policía de Rivera considera a Paso Fundo autor de los disparos hacia una casa en Rivera y hacia dos vehículos estacionados cerca de dos centros de estudios (fotos: Ministerio del Interior de Uruguay)

El líder se llama Luan Barcellos, le dicen “Guí”. Está preso en Porto Alegre, pero la banda criminal Os Manos sigue teniendo referentes en libertad para accionar. Paso Fundo, un ciudadano brasileño es uno de ellos.

La policía de Rivera, la ciudad fronteriza uruguaya con Brasil en Santana Do Livramento, señaló a Paso Fundo como autor de actos de violencia cometidos el 7 de octubre de 2021. Disparó hacia una casa en el barrio Don Bosco y hacia dos vehículos estacionados cerca de dos centros de estudios.

Paso Fundo tenía, además, orden de prisión en Brasil por asalto a mano armada y homicidio.

En mayo de 2021, empezó a circular un video a través de redes sociales que mostraba a tres hombres encapuchados, cargando armas y hablando en portugués. Decían que en apoyo a un tal “Paulinho” iban a tomar la ciudad de Tacuarembó, la capital de un departamento cercano a Rivera.

La policía de Rivera pensó, entonces, que el enfrentamiento entre las bandas delictivas Os Manos y Bala Na Cara se había extendido al centro de Uruguay. Aunque esa vez no se trataba de un enfrentamiento entre las bandas, sino que era un conflicto interno, ambas tienen en vilo a las ciudades fronterizas de Rivera y Santana Do Livramento desde 2018.

Los enfrentamientos entre Os Manos y Bala Na Cara mantienen en vilo a la frontera entre Brasil y Uruguay
Los enfrentamientos entre Os Manos y Bala Na Cara mantienen en vilo a la frontera entre Brasil y Uruguay

Aquel fue uno de los tantos episodios de lo que sucede en la frontera entre Uruguay y Brasil, una guerra entre dos bandas brasileñas que quieren dominar el territorio para la venta de droga y otras actividades delictivas.

Bala Na Cara controló la frontera hasta 2018. Utilizan ese nombre para diferenciarse, para que se sepa que, si alguien aparece con una bala en el rostro, fueron ellos. Aunque, además de ser una especie de firma de autoría, también es una forma de deshonrar al asesinado. Cuando le disparan en la cara, la familia ya no puede velar al muerto con cajón abierto.

A partir de ese año, apareció Os Manos en escena. Así, cada una ocupa un territorio e intentan adueñarse de las bocas de droga para, también, comercializar armas. Las bandas llevaron a la frontera sicarios, tráfico de armas y drogas y persecuciones policiales.

A raíz de los hechos de violencia que se le adjudicaron a Paso Fundo en la ciudad de Rivera, la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía de Rivera detuvo al delincuente con apoyo de personal del Departamento de Analítica del Centro de Comando Unificado Departamental.

Lo encontraron tras un allanamiento y, donde fue detenido, se incautaron un celular, un reloj, un revólver calibre 22 y ocho municiones, propiedad de un hombre de 25 años que también fue detenido.

Se inspeccionó, además, la vivienda de la pareja de Paso Fundo y allí se encontró parte de la ropa que usaba el delincuente el día de los tiroteos. También aparecieron adhesivos utilizados para diferenciar la droga que comercializa Os Manos en la ciudad de Rivera.

Se encontraron adhesivos utilizados para diferenciar la droga que vende Os Manos en la ciudad de Rivera
Se encontraron adhesivos utilizados para diferenciar la droga que vende Os Manos en la ciudad de Rivera

De los allanamientos, se encontró vínculo con dos personas más en el tráfico de droga. Se inspeccionaron las casas de los mismos y allí se incautó un auto de origen brasileño, tres celulares, dos chips de celulares, 1.019 reales (180 dólares americanos) y 900 pesos uruguayos (20 dólares americanos).

El Juez Letrado de 1º Turno dispuso una condena a Paso Fundo de dos años y seis meses de cárcel por “autor plenamente responsable de un delito de disparo de arma de fuego en reiteración real, con un delito de negociación de sustancias estupefacientes”.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR