Un grupo brasileño de clínicas privadas negocia la compra de 5 millones de vacunas de la India contra el covid-19

La asociación firmó un memorando de entendimiento con el laboratorio Bharat Biotech, aunque su fórmula Covaxin terminó hace pocas semanas la segunda fase de pruebas. La transacción aseguraría el suministro para los sectores más pudientes, en medio de las críticas a las políticas sanitarias de Jair Bolsonaro

Covaxin, vacuna desarrollada en India
Covaxin, vacuna desarrollada en India

Una asociación brasileña de clínicas de salud privadas dijo el domingo que estaba negociando con la empresa farmacéutica india Bharat Biotech para comprar cinco millones de dosis de su vacuna contra el covid-19, que India acaba de autorizar para uso de emergencia.

La Asociación Brasileña de Clínicas de Vacunas (ABCVAC) confirmó en su sitio web que había firmado un memorando de entendimiento con la firma india para la compra de su vacuna Covaxin, que actualmente se encuentra en la etapa final de ensayos clínicos.

“Buscábamos soluciones para el mercado privado y surgió la posibilidad de utilizar esta vacuna india, que es muy prometedora”, dijo el presidente de ABCVAC, Geraldo Barbosa, a la cadena de televisión Globo News.

Cualquier acuerdo final estaría sujeto a la autorización de la agencia reguladora de la salud pública de Brasil, la Anvisa, que aún no aprobó ninguna vacuna contra el nuevo coronavirus.

ABCVAC
ABCVAC

El gobierno del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro enfrenta crecientes críticas por demorarse en una campaña de vacunación en Brasil, que tiene el segundo mayor número de muertos en la pandemia en el mundo -más de 196.000- , después de Estados Unidos.

La ABCVAC describió su proyecto de acuerdo con Bharat Biotech como una forma de garantizar que los brasileños que utilizan el sistema de salud privado, generalmente los más pudientes, tengan acceso a una vacuna. Esto considerando que el gobierno reserva sus propias dosis iniciales de antivirales para el sistema de salud público y para los grupos prioritarios como los trabajadores de la salud y los ancianos.

“Esta es una venta aparte que no interferirá con la cantidad de dosis de vacunas que ya ha encargado el gobierno”, destacó Barbosa.

El domingo, India aprobó vacunas de Bharat y de la Universidad de Oxford de Reino Unido temprano para “uso restringido en situaciones de emergencia”, a pesar de que la primera todavía está en prueba, con el objetivo de vacunar a 300 millones de sus 1.300 millones de habitantes hacia mitad de año.

Expertos de salud han planteado interrogantes acerca de la vacuna desarrollada por Bharat Biotech. Hacen notar que las pruebas clínicas apenas iniciaron recientemente, lo que hace casi imposible que la firma haya analizado y presentado información que muestre que sus vacunas son efectivas para impedir enfermarse al entrar en contacto con el coronavirus.

Los primeros estudios clínicos mostraron que no tiene ningún efecto secundario grave y genera anticuerpos contra el COVID-19. Pero las pruebas clínicas comenzaron a mediados de noviembre. La segunda inyección iba a ser aplicada 28 días después de la primera, y daría lugar a una respuesta inmunológica dos semanas después.

Ese margen de tiempo significa que no es posible que la compañía presentara información que mostrara que la vacuna es efectiva en impedir infectarse con el coronavirus, dijo el doctor Gagandeep Kang, experto en enfermedades infecciosas en la Universidad Médica Cristiana en Vellore.

Brasil en cambio lucha para que su campaña de vacunación despegue, en medio de disputas políticas y escepticismo sobre las vacunas de Bolsonaro, quien regularmente hace caso omiso de los consejos de expertos sobre cómo contener la pandemia y dice que no planea vacunarse contra el covid-19.

El gobierno de Bolsonaro ya ordenó 100 millones de dosis de la vacuna de Oxford, aunque sin fecha de aplicación aún.

(Con información de AFP y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El Reino Unido comenzó a aplicar la vacuna de Oxford/AstraZeneca contra el covid-19