Brasil registró 1.185 nuevas muertes por coronavirus y el total roza las 38.500, de acuerdo al consorcio de medios

La cantidad de casos positivos, en tanto, fue superior a 30.000, lo que llevó la cifra a casi 750.000. Las cifras discrepan con las provistas por el ministerio de Salud

Foto: REUTERS/Pilar Olivares
Foto: REUTERS/Pilar Olivares

Brasil registró 1.185 nuevas muertes por Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, lo que llevó el total a 38.497, de acuerdo a información provista por el consorcio de seis medios nacionales que trabaja en conjunto con secretarías de Salud de los 26 estados del país, además del distrito federal.

La cantidad de casos positivos, en tanto, fue de 31.197, por lo que la cifra asciende a 742.048. El reporte no incluye los reportes del estado de Mato Grosso, que no entregó sus estadísticas.

Los registros de los medios discrepan con la información provista por el ministerio de Salud brasileño, que indicó que en las últimas 24 horas la cantidad de decesos fue de 1.272, y la de contagios 32.091. El total de muertes según el gobierno, de esta manera, llega a 38.406 -91 menos que la cifra del consorcio- y la de contagios a 739.503, 2.545 menos que el consorcio.

Más allá de la divergencia, el gigante sudamericano es el segundo país con más casos en el mundo, detrás solamente de Estados Unidos, y el tercero en muertes, superado por los norteamericanos y el Reino Unido.

El gobierno de Bolsonaro volvió a publicar en la tarde del martes las estadísticas completas de la pandemia, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia así lo determinara.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Foto: REUTERS/Adriano Machado
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Foto: REUTERS/Adriano Machado

La decisión se suma a otra de la Fiscalía, que pidió en un plazo de 72 horas, que vence este martes, que el ministro interino de Salud, el general Eduardo Pazuello, explique las razones para el cambio adoptado desde el último viernes y presente el acto administrativo que soporta la polémica decisión del Ejecutivo.

La cartera había dejado de publicar esa información a partir del pasado jueves, hecho que catalizó una serie de controversias con respecto a la transparencia de la administración y llevó a los seis medios a conformar el consorcio para proveer sus cifras de manera independiente.

Estas se elaboran en base a información de las 27 secretarías de salud regionales, que a su vez publica su propio informe. Esto implica que Brasil puede tener tres balances el mismo días y a partir de las mismas fuentes.

No obstante, la cartera indicó que adoptará una nueva metodología a la hora de informar los casos: según explicó el secretario ejecutivo del Ministerio, Élcio Franco, la nueva forma de contabilizar las cifras llevará en cuenta la fecha de las muertes y no el día en que fueron notificadas, como ocurría hasta ahora.

Para ello, el Ministerio pasará a utilizar en los próximos días dos plataformas web, una dedicada a los decesos notificados en las últimas 24 horas y, la otra, a la fecha exacta en la que las muertes ocurrieron.

Otras dos controversias relacionadas tuvieron lugar durante los últimos días. Una involucró a Carlos Wizard, quien estaba camino a ser funcionario, y la otra a la posibilidad que el ministerio hubiera corregido artificialmente sus cifras de muertos el domingo a pedido de Jair Bolsonaro.

Wizard, a quien le habían ofrecido ser secretario de Ciencia del ministerio, quien aseguró el viernes que se reverían las cifras totales, las cuales calificó de “fantasiosas o manipuladas”.

“Hay mucha gente muriendo por otras causas y los funcionarios públicos, puramente por interés de obtener un presupuesto mayor para sus municipios, pusieron a todo el mundo bajo la categoría de Covid. Estamos reviendo esas muertes”, expresó en la noche del viernes.

El actual número dos del ministerio, Élcio Franco, desmintió la declaración el lunes y aseguró que no hay intención de rever las cifras reportadas hasta el momento. El domingo, Wizard anunció que rechazaría el cargo que le habían ofrecido y pidió “disculpas por cualquier acto o declaración de mí autoría que haya sido interpretada como una falta de respeto a los familiares de las víctimas”.

La segunda controversia, en tanto, fue reportada por el medio local Estado de Sao Paulo. Aseguró que la corrección del balance del domingo por parte del ministerio de Salud -inicialmente indicó que habían tenido lugar 1.382 muertes y luego 525- fue hecha porque el Presidente indicó que la cantidad debía ser inferior a 1.000.

El Gobierno, por su parte, atribuyó el hecho a un problema de “errores de revisión” en la cantidad de muertes en los estados de Roraima y la cantidad de diagnósticos en Ceará.

Bolsonaro argumentó en Twitter el sábado que las cifras totales “no retratan el momento del país”. Pero el Consejo Nacional de Secretarios de la Salud (Conass), que congrega a los secretarios regionales de esa área, acusó al gobierno de “invisibilizar” las muertes por covid-19.

Más sobre este tema:

El Tribunal Supremo de Brasil determinó que el gobierno de Jair Bolsonaro debe divulgar todos los días los datos completos del coronavirus