Autoridades estatales acusaron al gobierno de Jair Bolsonaro de querer “invisibilizar” los muertos de coronavirus en Brasil

A medida que las cifras de contagios y muertos aumentan en el país sudamericano, aumenta otra preocupación: la de la manipulación de las cifras por parte del ejecutivo federal. Ocurre luego de el secretario al Ministerio de Salud dijera que las 35.000 muertes registradas es un número “fantasioso o manipulado”

Brazilian President Jair Bolsonaro leaves the Palacio do Alvorada, headquarters of the presidency, in Brasilia, Brazil, 02 June 2020. EFE/Joedson Alves
Brazilian President Jair Bolsonaro leaves the Palacio do Alvorada, headquarters of the presidency, in Brasilia, Brazil, 02 June 2020. EFE/Joedson Alves

Autoridades regionales de salud acusaron este sábado al gobierno del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro de “invisibilizar” los muertos por COVID-19, después de que un secretario designado del Ministerio de la Salud cuestionara el conteo de óbitos por la pandemia.

“El intento autoritario, insensible, inhumano y antiético de invisibilizar los muertos por la covid-19 no prosperá”, dice la nota del Consejo Nacional de Secretarios de la Salud (Conass) que congrega a las secretarios regionales de salud.

Bolsonaro justificó este sábado los cambios en la metodología de divulgación de los reportes diarios sobre el coronavirus y argumentó que su nueva publicación, a altas horas de la noche, tiene como objetivo evitar “subnotificación” e “inconsistencias”. Además, el presidente añadió que los cambios permiten “acompañar la realidad y definir estrategias adecuadas para la atención a la población”, con una “curva de casos y situaciones” más “precisa” en los “escenarios más críticos”, a través de “reversión de cuadros y preparación”.

“El Ministerio de Salud adecuó la divulgación de los datos sobre casos y muertes relacionados al COVID-19” y, “a lo largo del enfrentamiento a la enfermedad, la recolección de informaciones evolucionó con capacitación y servicios de laboratorio”, afirmó Bolsonaro en su perfil de Twitter.

El viernes, Carlos Wizard, designado para asumir la secretaría de Ciencia, Tecnología e Insumos Estratégicos del Ministerio de la Salud, dijo al diario Globo que el balance de óbitos por la pandemia sería revisado puesto que los datos actuales eran “fantasiosos o manipulados”.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, saluda después de la ceremonia de inauguración de un hospital de campaña temporal, en medio del brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Aguas Lindas de Goias, estado de Goias, Brasil. 5 de junio de 2020. REUTERS / Adriano Machado
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, saluda después de la ceremonia de inauguración de un hospital de campaña temporal, en medio del brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Aguas Lindas de Goias, estado de Goias, Brasil. 5 de junio de 2020. REUTERS / Adriano Machado

Brasil, el segundo país con más casos y el tercero con más muertes por la covid-19, tiene más de 600.000 casos y superó el viernes la marca de los 35.000 muertes.

“Su declaración grosera, desprovista de cualquier sentido ético, de humanidad y de respeto, merece nuestro profundo desprecio, repudio y asco”, dice la nota de la Conass.

En entrevista con AFP este sábado, Wizard dijo que los números no serán revisados. “No estamos interesados en desenterrar los muertos. No queremos rever el pasado, estamos más preocupados con el presente y el futuro”, dijo.

Sin embargo, Wizard colocó en tela de juicio la contabilidad hecha en semanas anteriores afirmando que medios de comunicación habrían publicado casos de personas que, sin síntomas de la enfermedad, recibieron como causa de muerte el COVID-19.

Wizard, un multimillonario que hizo la mayor parte de su fortuna con una red de escuelas de idiomas, fue invitado a formar parte de la cartera por el actual ministro interino de Salud, el general Eduardo Pazuello.

Empleados preparan a víctimas de COVID-19 para ser enterrados en el cementerio de Campo da Esperança, en Brasilia (Brasil). EFE/Joédson Alves
Empleados preparan a víctimas de COVID-19 para ser enterrados en el cementerio de Campo da Esperança, en Brasilia (Brasil). EFE/Joédson Alves

Pazuello, el tercer titular del cargo durante la pandemia, ha seguido directrices defendidas por el presidente Bolsonaro como ampliar la recomendación del uso de hidroxicloroquina y ha modificado la divulgación de los datos oficiales de muertes y casos.

Este viernes el ministerio adoptó un nuevo formato que sólo incluye las muertes y casos registrados en 24 horas, desestimando los balances totales. El portal donde los datos eran expuestos fue retirado. La reactivación del panel “está siendo analizada por el equipo técnico”, dijo Wizard a la AFP.

El secretario designado también cuestionó las directrices iniciales en el combate a la pandemia y destacó la inclusión de la hidroxicloroquina en el tratamiento de la enfermedad.

“Cuando surgieron los primeros casos (en Brasil) la orientación era que con los primeros síntomas no debía ir al hospital porque causaría una aglomeración de personas. Si la enfermedad avanzaba, debía buscar atención médica. Lamentablemente, siguiendo esa conducta perdimos a miles de brasileños”, dijo Wizard.

Personas con tapabocas esperan este jueves para tomar un bus de transporte público en Sao Paulo (Brasil). EFE/Sebastião Moreira
Personas con tapabocas esperan este jueves para tomar un bus de transporte público en Sao Paulo (Brasil). EFE/Sebastião Moreira

Agregó que la actual gestión recomienda el “tratamiento precoz” en los primeros síntomas con un kit de varias medicinas, entre ellas la hidroxicloroquina.

Con el cambio, la red Globo se ha visto obligada a interrumpir a cualquier momento la transmisión de la telenovela de las 21:00 horas para entrar con un flash informativo sobre el balance diario del coronavirus.

Globo se pronunció en un comunicado y afirmó que “el público sabrá juzgar si el Gobierno actuaba bien antes o si lo hace ahora” y reiteró que a pesar de los cambios seguirá informando el balance independiente de la hora de su publicación oficial.

Manifestaciones pro y contra Bolsonaro

Nuevas protestas fueron convocadas para este domingo en pro y en contra del Gobierno del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lo que vuelve a aumentar la tensión política en medio de la escalada de la pandemia del COVID-19 en el país suramericano, que todavía no alcanza su pico más alto.

Desde que desató la pandemia, seguidores de Bolsonaro vienen realizando caravanas y marchas prácticamente todos los fines de semana en algunas ciudades, sobre todo en Sao Paulo y la capital Brasilia, con actos contra la Corte Suprema, el Congreso y la red Globo, a los que acusan de atacar al mandatario.

En las movilizaciones se han levantado gritos y consignas a favor de la intervención militar y del retorno de la dictadura que gobernó entre 1964 y 1985. Bolsonaro, sin una mención de apoyo directa a esa motivación, ha participado de los actos casi siempre sin mascarilla u otro tipo de protección como lo exigen las autoridades.

Enfermeras controlan a los pacientes en la unidad de cuidados intensivos del hospital de campaña municipal de Gilberto Novaes. El hospital se creó en una escuela y tiene 180 camas, incluidas 38 camas de cuidados intensivos. 4 de junio.
Enfermeras controlan a los pacientes en la unidad de cuidados intensivos del hospital de campaña municipal de Gilberto Novaes. El hospital se creó en una escuela y tiene 180 camas, incluidas 38 camas de cuidados intensivos. 4 de junio.

No obstante, el domingo pasado, en Sao Paulo y Río de Janeiro apareció un movimiento liderado por las barras organizadas de los clubes de fútbol a favor de la democracia y en contra del fascismo, con el que es tachado el gobernante.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El Tribunal Supremo de Brasil prohibió redadas policiales en las favelas de Río de Janeiro durante la pandemia de coronavirus

MAS NOTICIAS