(@HernanGomezB)
(@HernanGomezB)

Evo Morales se expresó por primera vez desde su llegada a la Argentina este jueves por la mañana. Agradeció al gobierno de México por la hospitalidad y aseguró que buscará trabajar para seguir uniendo a la Patria Grande.

El ex presidente boliviano llegó acompañado por su ex canciller su ex canciller, Diego Pary Rodríguez, y se espera que también pidan refugio su ex vicepresidente, Álvaro García Linera; la ex ministra de Salud, Gabriela Montaño; y el ex embajador de Bolivia ante la OEA, José Alberto Gonzáles.

“Hace un mes llegué a México, país hermano que nos salvó la vida, estaba triste y destrozado. Ahora arribé a Argentina, para seguir luchando por los más humildes y para unir a la #PatriaGrande, estoy fuerte y animado. Agradezco a México y Argentina por todo su apoyo y solidaridad”, escribió Morales en Twitter.

Además, también expresó su “eterno agradecimiento” al mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien facilitó el complicado viaje desde Bolivia, con una escala en Paraguay. “Me sentí como en casa junto a las hermanas y hermanos mexicanos durante un mes”, añadió.

Morales, que abandonó su país el pasado 11 de noviembre después de que las Fuerzas Armadas lo forzaran a dejar el cargo y recibió asilo en México, llegó esta mañana al aeropuerto internacional de la localidad bonaerense de Ezeiza procedente de Cuba, donde estaba desde la semana pasada, confirmó el ministro de Exteriores argentino, Felipe Solá. Lo hizo en un vuelo de Aeroméxico y en clase turista.


El líder izquierdista fue una de las personalidades a las que Alberto Fernández había invitado a la ceremonia de su investidura, pero finalmente llegó dos días después al país donde ya están instalados sus dos hijos. Argentina, además, es donde reside la mayor comunidad boliviana foránea.

La violencia desatada por las protestas tras la salida de Morales y por la proclamación de la actual presidenta interina, Jeanine Áñez, provocó la muerte de 29 personas, según datos oficiales. No obstante, organismos independientes elevan esa cifra a 34.

Durante su estadía en México, Morales brindó distintas entrevistas y declaraciones públicas en las que reiteró su postura y criticó duramente a los líderes opositores, sobre todo Carlos Mesa -quien compitió contra el en las elecciones- y Luis Fernando Camacho. Esta vez, el gobierno argentino le ha solicitado que se abstenga de realizar comentarios políticos, ya sea sobre la actualidad argentina o boliviana.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: