El caso de corrupción de la empresa brasileña ha sacudido a toda América Latina
El caso de corrupción de la empresa brasileña ha sacudido a toda América Latina

La constructora brasileña Odebrecht entregó documentación a la fiscalía peruana que recoge entregas de hasta 59 millones de dólares en coimas y otros pagos irregulares en el país, que incluyeron aportes a campañas al Congreso y presidencias regionales.

Así informaron este miércoles los diarios peruanos El Comercio y Perú 21, que tuvieron acceso un dossier que Odebercht entregó la semana pasada al equipo especial Lava Jato de Perú con 17 páginas de nuevas planillas del Departamento de Operaciones Estructuradas donde se consigna el registro de 688 depósitos irregulares entre el 2006 y 2011.

Ese dinero no incluiría los 29 millones de dólares que Odebrecht reconoció ya haber pagado como sobornos en Perú a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014.

Los nuevos pagos registrados en las planillas de contabilidad de la empresa, que aún no han sido corroborados por funcionarios de la empresa, están relacionados a 13 obras públicas y llegan a 71 destinatarios, según revelaron los 'codinomes' (alias) entregados al equipo fiscal.

Además, hay registros de un total de 17 pagos para campañas legislativas y regionales entre los años 2010 y 2011.

El Departamento de Operaciones Estructuradas de la constructora, que se encargó de la coordinación del pago de sobornos a funcionarios, realizó transferencias por un monto equivalente a 804.000 dólares a los legisladores.

Alejandro Toledo, ex presidente de Perú (AFP)
Alejandro Toledo, ex presidente de Perú (AFP)

Entre estos pagos se consignan nueve transacciones para candidatos al Congreso para el periodo 2011-2016, por un total de 461.000 dólares, las cuales, siempre según el diario Perú21, se habrían realizado mediante transferencias bancarias a compañías offshore.

En tanto que, en el caso de las campañas regionales, Odebrecht registró en sus planillas de la "caja B" ocho transferencias para candidatos que aspiraban a ser gobernadores regionales para el periodo 2011-2014, por un total de 343.000 dólares y fueron registradas bajo el alias de "Campanha Regional".

Los mayores montos de sobornos entregados por Odebrecht responden a 13 obras, entre las que se incluyen la obra de saneamiento en la amazónica Iquitos y la costeña Chimbote.

También la carretera Interoceánica Sur, el metro de Lima y la carretera Carhuaz-Chacas-San Luis, en la región Andina de Áncash; la Concesión Proyecto Irrigación Olmos, en la norteña Lambayeque; la carretera Tingo María-Aguaytía en la andina Huánuco.

Se incluyen también las obras IIRSA Norte, que fue adjudicada por el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006); el puerto del Callao, el más importante del país; el Interceptor Norte, Marca I y Marca II, todos estos proyectos en los que Odebrecht no ha admitido aún formalmente su culpabilidad ni el pago de coimas.

Odebrecht (Reuters)
Odebrecht (Reuters)

En estas nuevas planillas también se hace referencia hasta 200 veces a la palabra 'JB', que responde al nombre del ex superintendente de Odebrecht en el Perú Jorge Barata, quien aparece como intermediario de más de 7 millones de dólares entre Odebrecht y los beneficiarios finales, quienes aparecen registrados en 'Campanha legislativa' y 'Campanha nacional'.

Asimismo, el documento entregado registra también 21 montos para la campaña presidencial, por un total de 3.707.636 dólares, los cuales habrían sido entregados entre el 13 de julio de 2010 y el 5 de mayo de 2011.

Por el caso Odebrecht, en Perú están imputados los ex presidentes Alejandro Toledo (2001-2006), actualmente preso en Estados Unidos mientras la Justicia de ese país decide si lo extradita a Perú, y Ollanta Humala (2011-2016), para quien la Fiscalía pidió 20 años de cárcel por presunto lavado de activos en la financiación irregular de sus campañas electorales.

El ex presidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011) se suicidó el pasado mes de abril cuando la fiscalía fue a detenerlo por supuestamente haber recibido también sobornos de la empresa.

El ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva llega al cuartel general de la Policía Federal, donde cumplirá la sentencia de 12 años de prisión (Foto: Heuler Andrey/ AFP PHOTO / Heuler Andrey)
El ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva llega al cuartel general de la Policía Federal, donde cumplirá la sentencia de 12 años de prisión (Foto: Heuler Andrey/ AFP PHOTO / Heuler Andrey)

También está investigado Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), quien cumple 36 meses de arresto domiciliario, mientras que la líder opositora Keiko Fujimori cumple 36 meses de prisión preventiva desde octubre pasado, al igual que la exalcaldesa de Lima Susana Villarán, a quien se le dictaron 24 meses de cárcel mientras es investigada.

En tanto que el ex alcalde de Lima Luis Castañeda fue el último en ser incluido en esta investigación y mantiene un impedimento de salida del país por 18 meses.

Odebrecht protagonizó, junto con otras quince constructoras brasileñas, el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil al participar de una red que desvió, por medio de licitaciones fraudulentas y contratos inflados, millonarios fondos de Petrobras.

En ese país, la operación conocida como Lava Jato ha llevado a prisión a importantes empresarios y políticos desde 2014, entre ellos a los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva, quien cumple desde abril de 2018 una condena de 8 años y 10 meses por corrupción y lavado de dinero; y Michel Temer, quien fue preso preventivamente durante cuatro noches en marzo pasado.

La corrupción en Odebrecht no se limitó a Brasil y se expandió por otra decena de países de Latinoamérica y África, cuyas autoridades aún investigan el pago de sobornos a sus políticos de parte de la constructora.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: