Dylan en la Fundación Garrahan recibió feliz su silla de ruedas innovadora, colorida y cómoda que lo acompañará a la escuela en su localidad natal de 3 de febrero. El proyecto solidario y federal entrelazó a socios justos y comprometidos que en 1 año lo hicieron realidad: Wheelchairs of Hope (Pablo Kaplan-Pablo Chami), la Fundación Garrahan y la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS). De fondo, la mamá de Dylan muy emocionada, el doctor Kambourian , director del Hospital Garrahan; el doctor Menehem,  director de la Fundación Garrahan y el emprendedor social Pablo Chami (Foto :Maxi Luna)
Dylan en la Fundación Garrahan recibió feliz su silla de ruedas innovadora, colorida y cómoda que lo acompañará a la escuela en su localidad natal de 3 de febrero. El proyecto solidario y federal entrelazó a socios justos y comprometidos que en 1 año lo hicieron realidad: Wheelchairs of Hope (Pablo Kaplan-Pablo Chami), la Fundación Garrahan y la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS). De fondo, la mamá de Dylan muy emocionada, el doctor Kambourian , director del Hospital Garrahan; el doctor Menehem,  director de la Fundación Garrahan y el emprendedor social Pablo Chami (Foto :Maxi Luna)

¿Puede una silla de ruedas de plástico convertirse en un superhéroe? Sí. Más aún si la silla es innovadora, amigable, de colores vibrantes y fue pensada para niños de entre 4 y 9 años con discapacidad motriz y con el principal objetivo lograr su traslado y autonomía.

Una sola imagen -que ahora puede desdibujarse- resume el éxito de un gran proyecto solidario y federal: Evelyn tiene 9 años y vive en un barrio vulnerable de la provincia de Salta. Hasta ayer se trasladaba todos los días alrededor de su casa,  con su papá en carretilla, por una zona de tierra que se embarra seguido por las lluvias. Hoy Evelyn tiene una silla de ruedas nueva y confortable que avanza en la tierra y no se hunde, y que podrá ayudarla a llegar todas las mañanas al colegio.

Para todos los niños del país con discapacidad motriz y que vivan en condiciones de vulnerabilidad, reza una de las premisas para recibir las sillas para que tengan un verdadero efecto inclusivo. La Plaza de la Fe, en Catamarca, se levanta orgullosa con las primeras sillas recibidas. (Foto: Wheelchairs of Hope)
Para todos los niños del país con discapacidad motriz y que vivan en condiciones de vulnerabilidad, reza una de las premisas para recibir las sillas para que tengan un verdadero efecto inclusivo. La Plaza de la Fe, en Catamarca, se levanta orgullosa con las primeras sillas recibidas. (Foto: Wheelchairs of Hope)

¿Existe algo más conmovedor y trascendente que tener la posibilidad de cambiarle la vida a un niño? Esta pregunta directa y profunda repiqueteaba en la cabeza del economista y empresario argentino -radicado hace 40 años en Israel, Pablo Kaplan, el día que decidió fundar el proyecto solidario Wheel chairs of Hope dirigido a niños con discapacidad motriz y escasos recursos para que puedan acceder a una silla de ruedas amigable y ergonómica para trasladarse a la escuela y que se transforme en una herramienta concreta de inclusión social.

Naiara feliz con la entrega de su silla y junto a sus compañeros y maestras de grado. Naiara es una niña más. (Foto: Wheelchairs of Hope)
Naiara feliz con la entrega de su silla y junto a sus compañeros y maestras de grado. Naiara es una niña más. (Foto: Wheelchairs of Hope)

Lo que también supo Kaplan desde el comienzo es que solo no iba a poder lograrlo. Consiguió primero la financiación para hacer el prototipo de la silla – hoy aprobado por las Naciones Unidas- y luego llegó el resto del dinero para la producción en serie de las sillas. Faltaba aún el titán para hacer realidad el proyecto en su querida Argentina. Y lo encontró a medida: fue el emprendedor social Pablo Chami, director del Centro de Emprendedores de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) sede Buenos Aires, quien no solo se calzó el proyecto al hombro sino que lo hizo crecer y le dio visibilidad en todo el país.

Pablo Kaplan el creador del proyecto Wheelchairs of Hope y quien diseñó las sillas de ruedas pensadas especialmente para niños ente 4 y 9 años. Este economista y empresario argentino radicado en Israel quiere exportar la idea al mundo entero (Guille Llamos)
Pablo Kaplan el creador del proyecto Wheelchairs of Hope y quien diseñó las sillas de ruedas pensadas especialmente para niños ente 4 y 9 años. Este economista y empresario argentino radicado en Israel quiere exportar la idea al mundo entero (Guille Llamos)

Fue determinante el encuentro de Kaplan y Chami con los otros "dos socios" fundamentales para haberle dado al proyecto solidario entidad, transparencia  y sustentabilidad: por un lado, la Fundación Garrahan que junto con su propio prestigio y el aval del Hospital homónimo a cuestas se ocupó de articular, relevar y legitimar los casos de cada niño en todo el país que iban a recibir las sillas. Por el otro, la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS) que se ocupó de crear el protocolo donde fijó las normas y perfiles sobre qué tipo de niños podían recibir las sillas y contó con el apoyo de la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti.

Superhéroe de plástico: el modelo de la silla de ruedas diseñada por Kaplan recibió la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El trabajo y el compromiso con el proyecto solidario del emprendedor social Pablo Chami fue determinante para que se concrete. Emprendedores que toman conocimiento entre sí, se organizan, se potencian y visualizan el proyecto solidario en Argentina. Sillas de ruedas para niños con discapacidad motriz, de escasos recursos, hasta 9 años, para el acceso a la independencia y alfabetización.
Superhéroe de plástico: el modelo de la silla de ruedas diseñada por Kaplan recibió la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El trabajo y el compromiso con el proyecto solidario del emprendedor social Pablo Chami fue determinante para que se concrete. Emprendedores que toman conocimiento entre sí, se organizan, se potencian y visualizan el proyecto solidario en Argentina. Sillas de ruedas para niños con discapacidad motriz, de escasos recursos, hasta 9 años, para el acceso a la independencia y alfabetización.

Después de recorrer todo el país, llegaron a la Argentina 540 sillas de ruedas innovadoras diseñadas por Wheelchairs of Hope para niños con discapacidad motriz, de entre 4 y 9 años, y esta semana en la emblemática "casita" de la Fundación Garrahan se realizó la entrega de 118 sillas para niños de las las provincias de Corrientes (53), Salta (21), Entre Ríos (6), Misiones y Buenos Aires (38) y las localidades de Quilmes (12), Escobar (6), 3 de Febrero, San Isidro (20), Pilar y Pergamino .

Infobae tuvo el privilegio de participar hace un año del kick off del proyecto también en la Fundación Garrahan y con los mismos actores involucrados. Un año después, el pasado martes 2 de julio se concretó la primera entrega de las 118 sillas e Infobae también estuvo allí.

El emprendedor social Pablo Chami junto a las sillas que lo desvelaron durante el último año. “Finalmente el proyecto se hizo realidad y ya se otorgaron 240 sillas de las 540 originales que llegaron a la Argentina. Es una emoción indescriptible ver la cara de los niños con la silla”, dijo Chami.
El emprendedor social Pablo Chami junto a las sillas que lo desvelaron durante el último año. “Finalmente el proyecto se hizo realidad y ya se otorgaron 240 sillas de las 540 originales que llegaron a la Argentina. Es una emoción indescriptible ver la cara de los niños con la silla”, dijo Chami.

Pablo Chami explicó a Infobae ," en esta primera etapa de este enorme  proyecto solidario y federal disponemos de 540 sillas que ya llegaron al país y que anunciamos su entrega en Infobae hace 1 año. Hoy el deseo y el empuje del emprendedor se hizo realidad y 240 sillas ya tienen "dueños menudos" de entre 4 y 9 años, a lo largo y ancho de nuestro país. Este es el core de esta idea que compartió conmigo Pablo Kaplan cuando me convocó para ser la  cara argentina de Wheelchairs of Hope:  la silla se transforma en una verdadera herramienta de inclusión social".

El armado final de las sillas de ruedas -una vez que se las retira del container de arribo al país- y para proceder a la entrega en distintas partes del país se realizó en el Aula Magna de la UTN Buenos Aires. Un proyecto colaborativo del que participaron cientos de voluntarios.
El armado final de las sillas de ruedas -una vez que se las retira del container de arribo al país- y para proceder a la entrega en distintas partes del país se realizó en el Aula Magna de la UTN Buenos Aires. Un proyecto colaborativo del que participaron cientos de voluntarios.

Continuó Chami, "son sillas de traslado no postural para niños con discapacidad motriz, eso acota el perfil de quienes la pueden solicitar . El diseño del dispositivo fue creado para que sea alegre y colorido, para que los chicos se sientan cómodos y para que puedan acceder a la escolaridad y se sientan a gusto con las sillas, al ser mucho más prácticas y livianas que una silla de ruedas tradicional".

Socios justos y con prestigio

El espíritu del proyecto está lleno de aristas y cada una de ellas lo enaltece aún más. Todo fluye cuando cuando se reúnen instituciones de prestigio y cuando cada uno sabe y hace lo que tiene que hacer.

"Estamos muy orgullosos como institución (N. de la R. Fundación Garrahan) de poder realizar esta entrega tan importante para los sectores de nuestro país que más lo necesitan. Este proyecto que comenzó hace un año y para el que dedicamos muchos esfuerzos, verlo hecho realidad es una gran alegría", declaró Jorge V. Menehem, presidente de Fundación Garrahan.

Por su parte, Silvia Kassab, directora ejecutiva de la Fundación Garrahan hizo hincapié en que "será la primera de varias entregas de sillas de ruedas, ya que se está llevando a cabo el proceso de relevamiento a nivel país para ampliarlo a otras localidades".

Todos por un objetivo solidario: un grupo de voluntarios para el armado y traslado de las sillas en la Universidad Tecnológica Nacional de Buenos Aires
Todos por un objetivo solidario: un grupo de voluntarios para el armado y traslado de las sillas en la Universidad Tecnológica Nacional de Buenos Aires

En diálogo con Infobae, Kassab remarcó al alcance del proyecto en esta primera etapa, "cientos de niños de todo el país con problemas de motricidad y que habiten en zonas carenciadas pueden acceder a esta silla de diseño innovador y que les permitirá ganar autonomia y trasladarse entre otros lugares, hacia la escuela. Es algo importante que suma mucho al estatus de salud integral del niño con discapacidad".

"Desde la Fundación Garrahan podemos ayudar potenciando un concepto federal que nos atraviesa desde la red de hospitales públicos en la que participamos, buscando convenios con otras entidades o a través de la red de Telemedicina del Hospital Garrahan. Además detectar y pesquisar quienes realmente necesitan esta silla".

Familias y niños felices y con una oportunidad por delante: entrega de las sillas en todo el país entre Wheelchairs of Hope, Fundación Garrahan y ANDIS.
Familias y niños felices y con una oportunidad por delante: entrega de las sillas en todo el país entre Wheelchairs of Hope, Fundación Garrahan y ANDIS.

La Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS) fue un eslabón importante para el conocimiento del proyecto y contribuyó a la transparencia y al federalismo, con la firma de convenios junto a la Fundación Garrahan y al armado de protocolos médicos para la solicitud de las sillas.

La UTN sede Buenos Aires realizó un estudio iniciático para el proyecto en su Observatorio UTN BA, que  analizó la cantidad de casos en el país con la problemática relacionada al proyecto de discapacidad motriz para niños .
La UTN sede Buenos Aires realizó un estudio iniciático para el proyecto en su Observatorio UTN BA, que  analizó la cantidad de casos en el país con la problemática relacionada al proyecto de discapacidad motriz para niños .

En diálogo con Infobae, la vicepresidenta de la Nación Gabriela Michetti,  quien participó de la génesis del proyecto de Wheelchairs of Hope señaló: "Seguimos convencidos de que el camino de la inclusión es posible trabajando en equipo. Y este proyecto así lo ratifica ya que gracias al trabajo en conjunto de la Agencia Nacional de Discapacidad, Fundación Garrahan y Wheelchairs of Hope ya se logró la entrega de más de 240 sillas de ruedas a chicos y chicas con discapacidad de todo el país, asegurando su movilidad para una vida libre y plena".

Hay equipo: transparencia y trabajo mancomunado: Wheelchairs of Hope, aquí representada por Pablo Chami; Fundación Garrahan (Dr. Menehem, Silvia Kassab y Natacha Crudi ). Para llevar a cabo la recaudación de fondos, temas administrativos y control de entregas de formalizaron convenios entre las instituciones.
Hay equipo: transparencia y trabajo mancomunado: Wheelchairs of Hope, aquí representada por Pablo Chami; Fundación Garrahan (Dr. Menehem, Silvia Kassab y Natacha Crudi ). Para llevar a cabo la recaudación de fondos, temas administrativos y control de entregas de formalizaron convenios entre las instituciones.

"En este proyecto participaron familias, amigos y empresas con donaciones que se enamoraron del proyecto y no pidieron nada a cambio. Solo esperaban ver la cara iluminada y sonriente de estos chicos a los que definitivamente les cambiamos la vida para siempre", agregó Chami a Infobae.

Catamarca en la Plaza de la Fe: otro grupo de sillas que ya fueron entregadas en el marco del proyecto de Wheelchairs of Hope
Catamarca en la Plaza de la Fe: otro grupo de sillas que ya fueron entregadas en el marco del proyecto de Wheelchairs of Hope

En diálogo con Infobae el doctor Carlos Kambourian, director del Hospital Garrahan se refirió al proyecto, "aquí se sintetiza el verdadero impacto de la inclusión social en la vida de un niño. La idea de esta silla amigable y útil  cambia radicalmente la vida y las posibilidades de un niño, que en vez de trasladarse en una silla precaria por calles de tierra o de asfalto, pueda trasladarse y llegar a la escuela en un dispositivo innovador que le otorgará risas y libertad. Y seguramente esto impactará positivamene en su salud".

Una tarde de invierno en el Hospital Garrahan algunos de los atributos más reconocidos en un superhéroe como la fuerza, la valentía, el corazón se trasladaron a las coloridas sillas de ruedas. Y así como se hace "volar en el aire" a una réplica en miniatura del Hombre Araña o Batman con las sillas de ruedas también se puede jugar.

Fotos: Maximiliano Luna

SEGUI LEYENDO